LA EDUCACION MARCA LA DIFERENCIA, Y ES ASUNTO DE TODOS.

      Comentarios desactivados en LA EDUCACION MARCA LA DIFERENCIA, Y ES ASUNTO DE TODOS.

Observando este dilema social histórico, donde las personas se han refugiado en diferentes actividades, en diferentes acciones, como lo son la religión, las corrientes políticas, los ideales anarquistas entre otros, que no han dado solución a la desigualdad social, por el contrario han generado enfrentamientos bélicos y hasta nucleares, donde millones de vidas humanas se han perdido, grandes recursos naturales se han destruido en fin, la naturaleza maltratada por la indolencia e inconciencia de pocos que manipulan a muchos y vemos como día a día nos quejamos sin parar, creyendo y convirtiendo las quejas en una posible solución, pero ¿quién las escucha? o ¿quién les presta por tan solo un segundo atención?… al parecer nadie lo hace ni lo ha hecho, o si alguien finge prestar atención lo hace con un interés particular y con un fin individual que a la larga solo genera un distractor social para no permitir un cambio radical.

La pregunta que podemos formular en estos momentos partiendo de todo lo anteriormente aquí expuesto entonces seria ¿Qué podemos hacer? ¿Cómo cambiar las cosas? pues bien, creo que la única forma de lograr un cambio social seria a través de una excelente educación, no solo una instrucción sino una educación integral que imparta valores, cultura, amor, conocimiento, y que desarrolle y potencialice las habilidades y destrezas de los seres humanos, a través de mecanismos óptimos, reales y tangibles pero sobre todo asequibles a todas las personas.

Una educación donde no solo sean las instituciones las que se encarguen de ello, sino que las familias enteras se comprometan a ser agentes activos en la formación pedagógica, académica y humana de sus hijos y no se confundan a los colegios con parqueaderos donde dejamos a nuestros hijos para que un grupo de personas los acompañaren por unas horas, pues yo como padre o madre no tengo tiempo, disposición ni conocimiento para estar al lado del proceso educativo de los y las jóvenes, o de los niños y las niñas. Por todo esto la educación es un asunto de todos, y cada persona cumple un papel importante dentro de dicho proceso, proceso que se inicia desde el mismo momento de la concepción de un ser humano y que finalmente no terminaría nunca si adoptásemos la cultura de que todos los días y en todo momento se están aprendiendo cosas y conocimientos nuevos, aprehendiendo sin numero de valores agregados que día a día marcarían la diferencia y nos formarían cada vez más, propendiendo siempre en mejorar la realidad inicialmente la que me circunda y cada vez la mas lejana en general.

Si vinculáramos dentro de nuestro diario vivir esa conciencia humana que poseemos pero que en realidad no ponemos práctica, porque la conciencia termina teniendo un precio o un interés individual y no el general; lograríamos un cambio a nivel local, regional y nacional. Pero todo esto no se consigue de la noche a la mañana, tendríamos que esforzarnos por dejar de lado la mediocridad que generaciones pasadas nos han dejado y no por voluntad propia, sino por un sistema corrupto que le conviene manejar marionetas maleables capaces de andar por la vida como autómatas que responden a unos estímulos ya premeditados y con un fin posterior, de seguir en las mismas: unos pocos con mucho y muchos con poco.

Esta desigualdad de la que tanto nos quejamos y no solo los colombianos sino que casi es a nivel mundial, la podemos erradicar, cambiando el pensamiento mediocre e incapaz de salir al mas allá de hacer más cosas, de exigirnos más y no parar ante cualquier dificultad, sino por el contario de demostrar de que estamos hechos, de adquirir conocimientos cada día nuevos, de capacitarnos más y de exigir de forma pacifica nuestros derechos pero con fundamentos y con veracidad, no siendo mas los juguetes de pocos que desean que esto siga igual.

La invitación que hacemos hoy es a exigirnos más, a luchar mas y a no de tragar entero lo que la sociedad nos quiera ofrecer, por el contrario a indagar, a leer, a consultar, pero para todo esto se requiere esfuerzo disciplina, trabajo en equipo, y que mejor equipo que iniciar desde nuestro hogar para que unidos hombro a hombro logremos ese cambio que todos queremos generar, teniendo claro que la educación es cuestión de todos y no solo de un grupo social, llamado escuela, colegio o universidad, sino que con el buen ejemplo como buenos cristianos y honestos ciudadanos lo podremos lograr.

ELIZABETH PACHECO PAEZ.
LIC. EN CIENCIAS SOCIALES.

Loading...