La imposibilidad metafísica de la igualdad.

Existe un concepto que está siendo utilizado de una forma muy particular en la actualidad, es un concepto que al parecer es muy importante y que se ha convertido poco a poco en algo innegable, su negación significa ir en contra de lo bueno, en contra de la mayoría, en contra de lo “auto evidente”, me refiero al concepto de “igualdad”. Se suele decir también que somos todos iguales, que la igualdad es sinónimo de lo bueno, de lo justo, si somos todos iguales podremos ser felices y que una sociedad basada en la igualdad es el reflejo de una sociedad justa. La igualdad es un concepto que se ha tergiversado, no ha sido criticado de la forma correcta y se ha manipulado de tal forma que ha llegado a ser considerado como axiomático, es decir, que ya no es objeto de crítica, la igualdad existe y punto.

Intentos fallidos de buscar una igualdad imposible han terminado con la libertad de las personas, lo más grave de todo es que cada día vemos más carteles de igualdad en las calles, personas que reclaman sus derechos de igualdad a través de una errada solidaridad, la “solidaridad del estado”, aquella que justifica todas sus acciones con el dicho de que “el fin justifica los medios”. Pretendo demostrar que el concepto de igualdad es imposible metafísicamente y como consecuencia también lo es epistemológica y éticamente, no existe contexto, acción, objeto o persona alguna que sea capaz de ser idéntica a otra. Para esto utilizaré dos fundamentos esenciales; un fundamento Epistemológico y Ético, pero antes es necesario aclarar que la precondición de ambos es la Lógica, por lo tanto la utilizaré como pre fundamento, la Lógica será el juez del pensamiento al momento de realizar los juicios, ésta es y será la guía que nos permitirá identificar qué es verdadero y falso, identificar aquello que es real y lo que no lo es, es la herramienta para juzgar cualquier punto de vista, por lo tanto será la precondición de ambos fundamentos. El fundamento Ético está basado en la naturaleza humana, la capacidad de distinguir entre lo bueno y lo malo y las consecuencias que trae el imponer el concepto de igualdad a la fuerza. Además necesitamos un modelo epistemológico para proporcionar la validez de los conceptos utilizados, para esto utilizaré una epistemología racional basada en la lógica, con estos pasos comprenderemos por qué es necesario validar cualquier afirmación lógicamente antes de aceptarla como cierta, para finalmente invalidar el concepto de igualdad.

Antes de ir de lleno al estudio del concepto es necesario aclarar por qué su uso es tan común y frecuente en nuestra sociedad. El concepto igualdad ha nacido de la noción de que todos somos iguales, hoy en día las continuas demandas sociales están bajo este eslogan, señalan una “igualdad para todos” como principio axiomático, como algo innegable e indiscutible. Este principio mantiene una serie de contradicciones que hacen que carezca de crédito epistemológico. Las falacia que este principio supone son básicamente las siguientes; si “todos somos iguales” entonces yo puedo trabajar en lo mismo que trabaja mi vecino, puedo hacerlo de la misma forma que él lo hace, puedo comer lo mismo que él come, puedo cantar y bailar de la misma forma que él lo hace, poseo la misma inteligencia, el mismo conocimiento, las mismas habilidades y actitudes que mi vecino posee, etc. Hay una contradicción metafísica que se refleja claramente en cada ejemplo, como veremos más adelante éstas contradicciones desafían la ley de Identidad.

El problema de la igualdad generalmente es usado en discusiones económicas, se exige una igualdad en cifras que permita eliminar o disminuir la brecha entre los ricos y los pobres, el problema social entonces es la desigualdad económica. La primera contradicción a simple vista la encontramos en el estándar económico, no existe un estándar fijo de dinero al que todos podemos llegar, siempre algunos tendrán más que otros porque las necesidades, el esfuerzo, la ambición y las metas no son las mismas, por lo tanto ésta contradicción señala explícitamente su imposibilidad.

Para comprender por qué es imposible y contradictorio utilizar el concepto de igualdad utilizaré la Lógica, el único método existente que permite eliminar cualquier tipo de contradicción. Usar la lógica es indispensable para cualquier situación de la realidad, es la habilidad de identificación no contradictoria, es el método de razonamiento que nos señala qué es lo que puede ser contradictorio en la realidad y qué es lo que puede o no existir, la lógica no se puede eliminar ni evadir porque está basada en la realidad, éstas leyes no fueron creadas, si no que fueron descubiertas por Aristóteles, no salieron de forma espontánea y arbitraria, es la propia realidad la que las permite.

Las leyes fundamentales de la lógica son:

La Ley de Identidad: A = A, todas las cosas son lo que son, una cosa es y será ella misma.

La Ley de No contradicción: ¬ (A ^ ¬ A), ésta ley nos indica que algo no puede ser y no ser al mismo tiempo y en el mismo sentido.

La ley del tercero excluido: (A v ¬ A), que nos indica que una cosa es o no es, es verdadero o es falso, pero no hay otra tercera opción.

Ahora, ¿Qué tiene que ver el uso de la lógica con el concepto igualdad?, Para esto es necesario la epistemología; la epistemología es una rama de la filosofía conocida como la teoría del conocimiento, responde a preguntas tales como: ¿Qué son los conceptos?, ¿Qué es lo que sé?, ¿Cómo sé que sé?, ¿Cómo sabes que sabes? Etc. La epistemología se encarga de investigar la naturaleza de los conceptos, cómo son creados y qué es lo que significan, por lo tanto se encarga de todos los conceptos existentes, no hay concepto que se pueda escapar de ella. Existen conceptos que dependen de otros anteriores para ser creados, por ejemplo el concepto de “Sociedad”, para que una persona sepa lo que es la sociedad es necesario que anteriormente sepa lo que es el concepto “Persona”, alguien no puede hablar de Sociedad y no saber quiénes o qué es lo que la compone, esto significa que mientras más dependa un concepto de otros, más abstracto es.

Estos conceptos (como el de Sociedad) son denominados abstracción de abstracciones, ya que dependen de otras abstracciones para ser formados, por lo tanto también existen niveles de abstracción conceptual, mientras más abstracto sea el concepto mayor será su nivel de abstracción, comúnmente estamos utilizando conceptos con un alto nivel de abstracción tales como Organismo, País, Cultura, Igualdad, etc. Lo que ahora nos interesa es conocer la naturaleza del concepto igualdad y el porqué de su imposibilidad lógica en la realidad. Lo que pretendo demostrar es que en la actualidad se reemplaza en concepto “similitud” por el de “igualdad”, dicho esto mostraré cómo un ser humano llega a la conclusión de que dicho concepto (similitud) existe.

Tomemos el siguiente ejemplo: Imaginemos a un niño que está construyendo sus primeros conceptos, sus primeras abstracciones, de pronto se encuentra con dos pelotas, una es de mayor tamaño que la otra, pero se da cuenta de que ambas comparten características muy similares, ambas son redondas y pueden rodar fácilmente por el piso. En este proceso el niño tomo las características similares de ambas pelotas y eliminó lo que las diferenciaba de las demás cosas, luego agrupo a ambas en un solo concepto, el concepto de “pelota”, este proceso es la característica principal de la consciencia: Diferenciación e Integración (para este tipo de ejemplos es necesario aclarar que existen términos como Diferenciación e Integración, son medios necesarios para llegar a un fin), las pelotas no se parecen a nada anteriormente visto, éstas eran muy diferentes a una mesa, o a una silla, pero se dio cuenta que entre ambas tenían características que las hacían similares, en este proceso el niño diferenció e integró para llegar a este nuevo concepto, “pelota”. Todos los conceptos creados utilizan el mismo método, diferenciación e integración (con excepción de los axiomáticos que son existencia, consciencia e identidad, estos conceptos no se diferencian de nada). Resumiendo, el niño identificó algunas características que permitieron crear un nuevo concepto, se dio cuenta que éstas características eran similares (ambos objetos tenían la característica de ser redondos), lo que generó que implícitamente se formara otro concepto, el concepto “similar”.

En la construcción de cualquier concepto lo “similar” está implícito, una cosa tiene que ser similar a otra cosa para integrarla en un nuevo concepto, (lo mismo pasa con el concepto de lo “diferente”, son implícitos porque es auto-evidentes que algunas cosas se parezcan y se diferencien de otras) similar no quiere decir idéntico o igual, éste es el problema principal del concepto de igualdad, es mal usado. La igualdad es un concepto que está limitado por la naturaleza de la realidad, no existen entidades que sean exactamente iguales en todas sus formas y sentidos, la igualdad solo puede existir en unidades cognitivas, estas unidades son las que le dan valor a un concepto.

La igualdad puede ser utilizada en las siguientes situaciones:

La igualdad matemática o cuantitativa: Este tipo de igualdad no contradice las leyes de la Lógica, porque es una asignación valórica de entidades distintas en la realidad (una unidad cognitiva), por ejemplo una manzana y una pera, ambas son entidades completamente distintas pero al asignarlas a un valor son iguales, ambas son la misma unidad.

La igualdad cualitativa: Es la identificación de una característica que es similar en un grupo de entidades, estás características siempre son distintas en sus medidas, la intensidad de la característica varía en cada entidad, por lo tanto son idénticas en la característica pero no en sus medidas. Como vemos, este tipo de igualdad tampoco contradice las leyes de la lógica.

Todas las igualdades existentes están dentro de estos dos grupos, como por ejemplo la igualdad de oportunidades, igualdad de raza, igualdad de porcentajes, igualdad de derechos o igualdad ante la ley, son tipos de igualdades que no son contradictorias por que no desafían ninguna ley Lógica. Ahora, tenemos que ver si existe la posibilidad de una igualdad metafísica. ¿Puede un objeto ser realmente igual a otro? ¿Es metafísicamente posible que una cosa, lugar, acción o persona sea idéntica a otra?

La respuesta la encontramos en la lógica, la Ley de Identidad señala que A = A, esto significa que una cosa es y será siempre idéntico a ella misma; una pelota, una casa, un departamento, un planeta o un ser humano siempre serán idénticos a ellos mismos. Entonces ¿Qué pasaría si existiese un objeto que sea exactamente idéntico a otro objeto? Pues se violaría la ley de identidad, lo cual es imposible. Si existiese la posibilidad de que una contradicción exista, entonces existiría la posibilidad de que todas las contradicciones existan (si aceptas una contradicción no hay justificación alguna como para no aceptar las demás), en la realidad no pueden existir las contradicciones porque el hecho de que exista una significaría que la realidad sería irreal, significaría que lo que existe no existe por lo tanto las contradicciones son únicamente epistemológicas.

No pueden existir contradicciones metafísicas, éstas solo ocurren en un nivel conceptual, las contradicciones solo pueden producirse en la mente, son imposibles en la realidad. La primera prueba de que es imposible que existan contradicciones es la realidad misma, un planeta no puede ser idéntico a otro planeta, tampoco puede existir y no existir al mismo tiempo y en el mismo sentido, si esto pasara entonces todo podría pasar, la Lógica es la regla universal, esto no significa que la Lógica crea la realidad, significa que la Lógica Existe porque existe la realidad.

Entonces, si no existen las contradicciones en la realidad ¿Pueden existir en nuestra consciencia? La respuesta es sí, como ya se mencionó, una contradicción solo puede existir a nivel conceptual, es por eso que es necesario mantener una base epistemológica que tenga como fundamento base las leyes de la lógica, uno de los grandes problemas de las ciencias actuales incluyendo la economía, son sus erradas epistemologías, ellas descartan el uso de la lógica en sus teorías, las que finalmente resultan en erradas conclusiones, la pregunta “¿Existe una explicación científica para tal situación?” Debe ser remplazada por “¿Existe una explicación lógica para tal situación?”, la ciencia para ser exacta debe ser Lógica.

Otro punto importante a tener en cuenta es el de la primacía de la Existencia sobre la Consciencia, repito una vez más que las contradicciones ocurren solo a nivel conceptual, esto significa que muchas veces se permite una primacía de la consciencia por sobre la existencia, trayendo como consecuencia una alteración de la realidad que dependerá de la consciencia de cada sujeto en particular. La ley de identidad nos demuestra que la realidad es una sola y esta no depende del sujeto, por lo tanto la realidad no puede ser moldeada de consciencia en consciencia, el papel de la consciencia es identificar la realidad, no modificarla, el intento de modificar la realidad a través de la consciencia es uno de los primeros pasos para generar contradicciones.

La igualdad metafísica es una de las muchas contradicciones existentes, la Lógica invalida el concepto de igualdad metafísicamente, nada puede ser idéntico a otra cosa en el mismo tiempo y sentido, el fundamento epistemológico nos indica que la igualdad solo puede existir en unidades asignadas a un valor, es decir como herramientas epistemológicas.
Ahora, es necesario reconocer el fundamento Ético que hace imposible la existencia de la igualdad en nuestra sociedad. La Ética es la rama de la filosofía que cumple la función de ser un puente entre lo abstracto y lo concreto, es la ejecución del conocimiento, la Ética en filosofía depende de la metafísica y la epistemología, el ser humano actúa conforme a su epistemología de vida aunque no la tenga explícita, el hombre no puede hablar de valores si no conoce lo que es un valor, por lo tanto sus valores basados en su epistemología determinarán lo bueno y lo malo.

La característica principal que hace que la moralidad sea exclusivamente un atributo del ser humano es la facultad racional y conceptual, los actos humanos producidos por libres decisiones son el objeto material de la Ética, por lo tanto el ser humano al tener voluntad puede escoger lo que desea, puede elegir sus valores y sus metas, él es libre de hacer lo que estime conveniente, es libre de relacionarse con cualquier persona, de escoger a sus amigos, de escoger un trabajo y es libre de utilizar el fruto de su esfuerzo en lo que quiera. El fruto de su esfuerzo es la riqueza recibida gracias a la realización de su trabajo, es su propiedad, es un derecho que nadie puede quitarle de las manos, lo que recibe por su trabajo es lo que permite mantener su vida, su propiedad es el reflejo de su libertad, él ha elegido un trabajo que le ha permitido recibir aquellas propiedades que mantendrán su vida, la propiedad del hombre es la ejemplificación de sus acciones dirigidas a la obtención de valores, por lo tanto negar la propiedad es negarle a un ser humano que disponga de aquellos valores necesarios para mantener su vida.

Para que el ser humano sea libre es necesario respetar su propiedad, la libertad del ser humano implica tener la posibilidad de defender dicha propiedad, si no puede defender lo que le permite vivir entonces no puede defender su propia vida, por lo tanto así como existe el derecho a defender nuestra vida también existe el derecho a defender la propiedad. Vida, Libertad y propiedad son los derechos fundamentales del ser humano, si aplicamos el principio de igualdad en una sociedad veremos que estos evidentemente serán amenazados.

Comencemos por el derecho a la propiedad, el principio de la igualdad implica que todos al ser iguales tenemos las mismas necesidades, por lo tanto no necesariamente unos tienen que recibir más riqueza que otros para sobrevivir, si queremos una sociedad en donde todos seamos iguales entonces será necesario que los que reciban más, sea el trabajo que sea, ahora comiencen a recibir lo mismo que reciben los que ganan menos. La única forma de lograr este propósito es valorar las distintas profesiones de la misma manera, un médico tendría el mismo valor que un panadero o que un carnicero, por lo tanto no existirían profesiones superiores a otras, estudiar 7 años una carrera tendría que valer lo mismo que una de 5, 3 o ningún año. Lo siguiente es disminuir la propiedad de algunos para asimilarla a la de los otros o viceversa, para que esto sea posible es necesario utilizar la fuerza, si queremos obtener igualdad, será necesario obligar a aquellos (por la fuerza) que se opongan a ella, por lo tanto estaremos no solo violando su derecho a la propiedad si no que a su libertad, la opción de elegir qué es lo que se hace con el dinero queda en manos de otros, en este caso del gobierno.

Este es el principio en el que se basa el igualitarismo, aquella doctrina que sostiene que todos somos iguales sin importar la religión, raza o sexo, todos merecemos lo mismo, principio que se usó como base en el comunismo, socialismo y cualquier intento de colectivismo, este es irracional por querer evadir la Lógica, todos tenemos los mismos derechos pero no todos somos iguales en todos los sentidos, el comunismo es el mejor ejemplo de las consecuencias que trae evadir la Lógica. El derecho a la vida depende de la libertad y propiedad, mientras más amenazados sean estos últimos, más lo estará nuestra vida, el hombre que no puede sustentar sus necesidades básicas y no tenga la elección y el poder de cambiar la situación estará condenado a la muerte.

El fundamento Ético para rechazar el principio de la igualdad es la sobrevivencia humana, si el ser humano quiere ser libre, quiere proteger su propiedad y quiere vivir entonces tendrá que rechazar todo aquel principio que señale que él es igual a los demás. La historia nos ha demostrado que todas las sociedades que han optado por ejercer el principio de la igualdad han fracasado, en su intento de invertir la lógica han buscado lo imposible, han intentado falsear la realidad con un principio que lógicamente carece de fundamento, cualquier individuo, grupo o sociedad que intente aplicar una imposibilidad metafísica con el principio de igualdad se encontrará que al final no tendrá ni propiedad, libertad ni el fin último del ser humano, estará atentando contra su propia vida.

Autor: Juan Wedel

Deja una respuesta