LA NECESIDAD DE RESIGNIFICAR EL CONCEPTO DOCENTE

      Comentarios desactivados en LA NECESIDAD DE RESIGNIFICAR EL CONCEPTO DOCENTE

Un profesor deposita conceptos en sus estudiantes y no permitirles desarrollar un espiritu critico que atienda a los problemas sociales. Es la didáctica conductista la que se ha convertido en un gran problema en la enseñanza, Esto implica menospreciar la capacidad que tiene el educando para reflexionar sobre el mundo en que vive. Educar no sólo consiste en depositar conocimientos al educando, sino hacer de este un hombre conciente de su realidad.

La educación doctrinaria debe abolirse y sustituirse por la discusión de cuestiones morales, filosóficas, sociales, políticas basadas en la preocupación y el respeto a los demás promoviendo el conocimiento de los saberes que puedan contribuir al mejor desarrollo del individuo, considerado en el seno de un colectivo pero con creencias y comportamientos particulares.

Entonces, la ilimitada variedad de la naturaleza humana, el amplio grado de diferencias en la potencialidad y facultades de los individuos, es la realidad que ofrece un salón de clases. Dentro de este estadio en docente debe motivar a que esas potencialidades humanas sean desarrolladas con el fin de mejorar el nivel educativo.

Significa que en un salón de clases cada estudiante tiene un particular interés y un conocimiento que sobresale sobre otros. El profesor con el argumento de que los estudiantes en esta época han cambiado y que no son como los de antes (disciplinados y cumplidores) decide imponer la jerarquía profesor-alumno, ni siquiera profesor- estudiante. Él piensa que hay que educar como fue su educación, por lo general rígida. Éste es el gran problema, porque agudiza la ignorancia y neutraliza las potencialidades de los estudiantes.

La memorización mecánica es el eje fundamental por la cual se rige esta educación bancaria, la cual se fundamenta en disertar y convierte a los educandos en vacíos por llenar y depositar. Así como el cliente deposita dinero en su cuenta bancaria para incrementar sus recursos económicos, a sí mismo el educador llena la memoria del educando con el pretexto de incrementar su conocimiento para el desarrollo de su humanización y cuanto más se dejen llenar dócilmente mejor educandos serán.

La educación bancaria consiste en depositar conocimiento, en la cual los perjudicados son los mismos hombres que en esta educación de archivos se impone de modo tal que permite la absorción de las conciencias atendiendo a los intereses de nuestro sistema político. Sistema donde sólo aquel que tenga conciencia de que pertenece a el, se verá impulsado por la búsqueda de libertad, la cual manifiesta un proceso de ignorancia a conocimiento, del hombre que no sabe al hombre que sabe y eso es en gran parte función del educador. Educador que relaciona sus conocimientos con su contexto social con el fin de hacer un espiritu critico a sus estudiantes.

Señor docente, los seres humanos se constituyen como seres inconclusos, que están en proceso de aprendizaje y por eso es conveniente educarlos en la autonomía. La importancia del educador reside en enseñar a pensar verdaderamente, en otras palabras, no conviene el profesor mecánicamente memorizador que viva en la lógica de la educación bancaria porque su tarea es ser un repetidor de ideas que no percibe ninguna relación entre lo que leyó y lo que pasa en su país, en su ciudad, o en su determinado contexto social.

El profesor que piensa acertadamente deja vislumbrar a los educandos como seres históricos, en la capacidad de intervenir en el mundo, conocerlo a través de la crítica y la reflexión. A modo de conclusión, el educador debe comprender que su contexto social ha cambiado y en efecto, debe cambiar su metodología bancaria respetando la capacidad intelectual del sujeto, la cual determina el poder del mismo frente a los demás. El futuro de un hombre esta regido por la evolución de su conocimiento, entre diferentes dimensiones: es individual o colectivo. Es necesario crear conciencia para la formación de un espíritu crítico, de una opinión publica que sea factor de presión y equilibrio frente a los grandes poderes del mundo.

Escritor: Marco Rodriguez

Loading...