La noche de Wang Wei

      No hay comentarios en La noche de Wang Wei

Literariamente, la noche, sobre todo, la noche de luna llena, tiene muy buena suerte por haber trabado estrecha amistad con los chinos desde hace mucho tiempo. No se basa en mitos inmortales, sino que un sentimiento inexplicable en lo profundo del alma ha dado a ese momento del día una vida inmarcesible y perenne en nuestras obras literarias. A la luna plateada, múltiples poetas la inmortalizaron con innumerables versos pintorescos como :” Quiero ir al cielo azul claro para recoger la luna clara (欲上青天攬明月) Es la quimera romántica de Li Po, el inmortal. “Mientras más bajan las estrellas, más resalta la inmensidad del campo raso; al subir la luna, el río corre impetuoso e incesante hacia la lejanía”(星垂平野闊,月湧大江流).

Es la esplendidez de la tierra china en Tu Fu, el mayor. Wang Wei, nuestro poeta buda no era excepción. Como otros sus colegas contemporáneos, él también fue un gran amigo de la luna. A diferencia de la predilección que tuvo Antonio Machado por el crepúsculo vespertino, el poeta chino perpetuó su amor y afinidad a la noche de luna en sus pequeños poemas en un medio ambiente holgado:

 

東溪玩月

月從斷山口,遙吐柴門端。
萬木分空霽,流陰中夜攢。
光連虛象白,氣與風露寒。
穀靜秋泉響,岩深青靄殘。
澄清入幽夢,破影抱空巒。
恍惚琴窗裡,松溪曉思難。

 

Contemplar la luna llena desde la rivera

 

Por la noche avanzada, sube una luna redonda lentamente desde la brecha del barranco.

 

En la densa oscuridad, la luna brilla más que el sol; a media noche, agrupa poco a poco al aire frío fluente.

 

Junto a la luna plateada, el cielo resplandece de hermosura serena; sin embargo, a medida que transcurre el tiempo, el viento y el rocío refuerzan cada vez más el frío cortante.

 

En el valle donde el silencio toma las riendas, siento la rivera susurrar en el monte; entretatno, en lo profundo de la peña, columbro un poco jirones de la niebla glauca.

 

En el sueño, me visita silenciosamente el rayo límpido de la luna y, al mismo tiempo, veo vagamente una vasta sombra de los árboles, reverberando su fronda en el monte en frente.

 

De repente, un sonido fino del laúd fuera de la ventana me hace perder el hilo de

madrugada.

 

白石灘

 

清淺白石灘,綠蒲向堪把。

家住水東西,浣紗明月下。

 

La orilla de las piedras blancas

 

En la orilla somera del guijarral albo y límpido, crecen las espadañas bien maduradas para la cosecha.

 

Pese a la oscuridad, la luna todavía seduce a las muchachas que viven en la vecindad a limpiar la ropa e hilados con su rayo dulce y atrayente.

 

En este poemilla el poeta hizo un retrato gráfico y muy fino sobre una noche de luna. Esa orilla de las piedras blancas fue uno de los veinte puntos de interés de Wang Chuan. Siendo poeta pintor, a Wang Wei le daba mucha importancia en la

 

manera de cómo presentar el mejor efecto visual de la luz y el color con las palabras al describir. En vez de dibujar directamente cuán luciente era la luz de la luna, el poeta volvió a retratar la vista que apareció en su horizonte para realzar la brillantez de su resplandor, por ejemplo en las primeras dos estrofas ” 清淺白石

,綠蒲向堪把。” El poeta nos hizo imaginar la escena sugiriendo indirectamente a los lectores cómo la luna iluminó clarificando especialmente el color del agua (清, diáfana), del guijarral (白, albo) y de las espadañas (綠, esmeraldinas) en una noche tan oscura. Es decir, sólo con la luz de luna bastante clara y suficiente, era posible para el poeta realizar en la oscuridad que el agua era tan límpida, la orilla fue tan somera, las piedras eran tan blancas y, sobre todo, para descubrir que las espadañas, las plantas acuáticas ya estaban bien crecidas para la cosecha. Aquí hay que prestar atención con la palabra “綠”, el color que el poeta tomó para decribir las espadañas, porque las plantas saldrían verdinegras si no hubiera mucha luz en la oscuridad. No obstante, como escogió el color esmeraldina para la planta, fue prueba de que la luna dio mucho brillo aquella noche. Con el realce de la noche oscura, tanto el color subido de la luna, del agua, como la coloración intensiva de las espadañas y del guijarral, no sólo formaron un contraste vivo, sino nos presentaron un efecto visual muy impresionante.

 

Si los dos primeros versos eran descripción para paisaje estático, en cambio el poeta dio vida a la escena colocando algunos personajes en movimiento. “家住水東西,浣紗明月下。” Lo que escribió aquí era un grupo de muchachas, algunas vivían al este de la orilla, algunas vivían al oeste de la ribera, salieron de casa y se agruparon en la ribera para limpiar la ropa e hilados bajo la luna casualmente. Y ¿ qué las atrayó al aire libre por la noche ? Otra vez fue la luz clara de la luna. Si  leemos bien este poema, notaremos que la manera que el poeta aplicó para describir a aquellas muchachas era pacrecida con la que pintó a las jovencitas lavanderas en “山居秋暝”(Atardecer de otoño en la montaña ) en cierto punto, tan sencillas y tan trabajadoras. Todo estaba rebosante de vitalidad y lleno de sabor de

la vida, demostrando una belleza natural sin ser demasiado refinada, también reflejó el gusto que tenía y el criterio para escoger materiales de la creación poética.

 

竹里館

 

獨坐幽篁裏,彈琴復長嘯。

深林人不知,明月來相照。

 

En la espesura del bambuzal

 

En un bambuzal extenso y tranquilo; me siento solo tocando el laúd chino mientras lanzo gritos sonoros.

 

Aunque nadie se da cuenta de mi paradero, la compañía cariñosa de la luna brillante me consuela a menudo.

 

Para empezar, vamos a leer los primeros versos:” 獨坐幽篁裏,彈琴復長嘯。” 篁, significa el bambuzal; y 嘯, aquí en este poema quiere decir lanzar gritos agudos. El poeta se dedicó al budismo temprano, le era indiferente la fama ni procuraba beneficios. Además, como sufrió muchos fracasos en la carrera política  anterior, se decidió a llevar una vida semiretirada en su villa desde cuando llegó a la edad mediana. Dijo una vez en un poema admitiendo que “晚年惟好靜,萬事不 關心。” ( no se preocuraba por nada en la vejez, lo único que le interesaba era vivir tranquilo )

El poeta, se sentaba solo muchas veces en la espesura del bambuzal de Wang Chuan mientras pulsaba las cuerdas para quitarse de encima la soledad y la melancolía. No obstante, parecía que tocar el laúd chino no le era suficiente para desahogar la pena, por lo tanto lanzó gritos para acompañar el tono.

En el segundo verso de lanzar gritos, Wang adaptó una alusión histórica y literaria de“阮步兵嘯,聞數百步。”阮步兵, apodo de 阮籍( Ruan Ji, 210-263. Uno de “los siete sabios del bambuzal”, 竹林七賢. Personaje representativo de la doctrina metafísica del tercer siglo. ) Tanto Ruan Ji, como sus seis compañeros, eran disidentes de la entonces ética feudal; al mismo tiempo estaban muy descontentos con la pelea por el poder entre la clase dominante.

Los siete reunían de vez en cuando en el bambuzal para beber, cantar, pulsar las cuerdas y hacer versos, como boicoteo pasivo contra el gobierno. Ruan Ji, por ejemplo, según el libro histórico, cuando lanzaba gritos en el bambuzal, se oía su voz desde la lejanía. A fin de expresar el descontento contra los funcionarios traicioneros, el poeta le imitó a Ruan para lanzar gritos, cuando estaba solo en el bambuzal. Para los chinos, siendo una de las plantas de hoja perenne, la vitalidad pujante de los bambúes simboliza metafóricamente la integridad moral de uno y, al mismo tiempo, la caña hueca de la planta representa virtudes como la modestia y la respetuosidad que poseía; entonces sentarse en el bambuzal, para el poeta, era evidentemente una manera simbólica para demostrar que era firme de carácter.

 

Y en el tercer y el cuarto verso “深林人不知,明月來相照。” fueron escritos para exagerar el sentimiento de soledad. El poeta mencionó la luna clara; no sólo  queria indicar que ya se habia sentado mucho mientras subía la luna; lo más  importante, sino que quería subrayar que ella fue la única íntima en este mundo. La luna clara fue siempre un símbolo para el letrado de virtud eminente y desinteresado, por resplandecer sus brillos límpidos a solas en el cielo; así se destacaba metafóricamente la pureza y la impecabilidad en la integridad del poeta.

Además, estéticamente, la escena sadría todo gris y sombría si el poeta siguió pintando el denso bambuzal y su espesura; no obstante, de repente, el paisaje nocturno resplandeció de poesía armónica y de vida, una vez que el poeta colocaba una luna clara dando las luces plateadas en el cielo. Al fin y al cabo, no sólo el poeta mismo, sino el bambuzal y la luna formaron un conjunto armonioso con su entorno.

 

Generalmente, “La vieja granja de ciervo”(鹿柴) y este poema “En la espesura del bambuzal ” son dos poemas muy parecidos en la recopilación de Wang Chuan, respecto al sentimiento del paisaje. Comparado con el completo silencio ambiental del primero, el segundo se destaca por la concordancia espiritual armoniosa entre los hombres y el mundo. Con todo, son dos obras maestras que demuestran la suprema asimilación de la medula del “ Zen “. Aunque nadie sabía el paradero del poeta, aún se divertía pulsando las cuerdas en compañía de la luna. Tal era su magnanimidad en la ideología que casi nadie pudo entonces sobrepasarlo, tanto en la creación literaria como en la filosofía de la vida.

 

鳥鳴澗

 

人閒桂花落,夜靜春山空。

月出驚山鳥,時鳴春澗中。

 

Las avevillas gorjean en el barranco

 

Exento de todas las preocupaciones mundanas, percibo la sutil caída de flores de osmanto en el monte tranquilo durante una noche primaveral.

 

De pronto, resuena el pio meloso y dulce acá y allá en el valle silencioso en cuanto la luna despierta con su rayo brillante a los aves adormecidos.

 

Le encontramos al poeta muy ocioso y tranquilo en este poema. Siendo tan minuta y tan impalpable la flor de osmanto, uno sólo podía percibir o escuchar la caída tenue de los pétalos de la planta estando muy reposado y descansado física y mentalmente. Además, a fin de subrayar la tranquilidad encantadora tanto en el monte como en el valle primaveral, el poeta hizo resonar adrede los píos argentados de las avecillas, a medida que subía la luna . Aplicando la descripción minuciosa de los pájaritos cantando como contraste vivo del entorno sosegado, nos presentó un cielo nocturno mucho más despejado y sereno.
Aunque el poeta no veía la caída de las flores con sus propios ojos, porque la noche ya era muy avanzada, sintió el curso delicado de las flores en plena floración desde las ramas, que descendían y caían al suelo, porque su corazón calmado estaba exento de todas las preocupaciones mundanas. Aquí la palabra “春山”( el monte primaveral ) en el segundo verso nos dio espacio para imaginar. Porque con el monte en la primavera, se podía imaginar cuán animado era de día. Y cuando cerró la noche, en cuanto se fueron todos los visitantes, también le silenció el alboroto del día y, de repente, el monte volvió a estar holgado y ocioso (空閒) como antes. Además, la palabra “空” también podía indicar el estado de ánimo del poeta zenista porque sólo con una mente desenvuelta y sin trabas (心境灑脫) o con un corazón amplio y abierto le capacitaba para capturar y comprender las profundidades y la sutileza de una escena que era difíl interpretar para los demás.

 

Los dos últimos versos “月出驚山鳥,時鳴春澗中。” fue una manera típica que tomaba el poeta para realzar la tranquilidad en la escena con movimientos.(以動寫靜). El uso de la palabra “驚” ( asustar o despertar alarmadas ) en este poema y “鳴” ( cantar o piar ) parecía romper rústicamente la buena serenidad de la noche avanzada a la vista. La verdad fue que los sonidos eran claves y el poeta los puso para poner de relieve el sosiego y la holganza en el monte: al asomar por las nubes, la luna emitía sus brillos diáfanos y quietos al monte.

Después de despertar alarmadas, las avecillas quedaron confundidas al ver la luz de luna mucho más clara y límpida que antes entre sueños, no obstante, gorjeaban alegremente de vez en cuando, mitad por curiosidad y mitad por ofuscación a pesar de que confundieron la luna por el sol. Al final y al cabo, junto con la ribera parlera que sursurraba cadenciosamente entre peñascales, la noche destacó cada vez más por su apacibilidad y quietud, a medida que se fue el eco de los dulces pios.

 

酬張少府

 

晚年惟好靜,萬事不關心。

自顧無長策,空知反舊林。

松風吹解帶,山月照彈琴。

君問窮通理,漁歌入浦深。

 

Dedicado a Chang Shao Fu

 

Desde que llevo una vida tranquila en la vejez, me he desinteresado poco a poco de los asuntos mundanos.

 

Ya que desde hace mucho tiempo no hago nada apreciable para el gobierno, lo mejor es volver cuanto antes a vivir retirado en el monte.

 

En el monte vacío, la brisa me acaricia ligeramente el cinto; al pusar las cuerdas, la luna refleja mi sombra en el risco.

 

¿ Aún me inquieres la razón de nuestra vida ? Pues en vez de darte una respuesta concreta, voy a desaparecer en lo profundo en la ribera cantando la barcarola.

 

Procedente de “Las Elegías de Chu”(楚辭), el verso “voy a desaparecer en lo profundo en la ribera cantando la barcarola”(漁歌入浦深) era una alusión a un anónimo pescador anacoreta: ” Pues el pescador sonrió y se marchó remando, cantó que 「si el agua está clara, puedo limpiar el cordón de mi sombrero; no obstante, si está turbia, entonces puedo limpiar mis pies.」Luego se fue y no volvió a hablar con Chu Yüan ” (漁父莞爾而笑,鼓枻而去,乃歌曰:「滄浪之水

清兮,可以濯吾纓;滄浪之水濁兮,可以濯吾足。」遂去,不復與言。) El agua aquí representa la situación política general de un país. En otras palabras, para los hombres virtuosos, “ el agua clara “ simboliza el tiempo próspero y apto para contribuir con toda la habilidad e inteligencia al gobierno imperial; al contrario,

“ el agua turbia “ es sinónimo de una época agitada, cuando es mejor retirarse para practicar más su moralidad y para salvar la vida de todas formas. A fin de no criticar tan directamente a la entonces política, el poeta concluyó adrede el poema con un fin equívoco aludiendo a la posibilidad de hacer desde entonces una vida recogida con aquellos compañeros que cantaron la misma barcarola.

Autor: Wang Jung

Loading...

Deja una respuesta