La recopilación de Wang Chuan de Wang Wei – 3 parte –

El año 736, Chang Chou Ling fue destituido de su cargo y Lee Lin Fu lo reemplazó en el puesto de primer ministro. Por fuera, eso nada  más que un cambio personal muy normal en el alta clase gobernante del gobierno, pero la verdad es que para la dinastía, fue el inicio hacia la decadencia irreversible y destinadada.. Desde aquel año (el año 736) en adelante, la dinastía Tang, era tan prometedora y tenía un futuro muy iluminoso que nunca desde cuando fue fundada en el año 618, se puso a extraviarse poco a poco a un camino repleto de oscuridad y de podredumbre, a una ruta cubierta por un sinfín de crísis políticas y de tumulto cada vez más frecuente. Así marchó la dinastía a su ocaso.

La antigua China feudal llegó a su auge en el T’ang próspero; era una época pujante de todo. Para los intelectuales de aquel entonces, casi a cada uno le interesaba muchísimo cómo ganar gran honor para sí mismo y luego servir en el  gobierno central. Pasó lo mismo con el poeta.

Era emprendedor y se ilusionaba mucho con su propio futuro cuando era joven, pero diferente que sus compañeros, el poeta nunca veía la carrera oficial tan importante como su propia vida. Por lo tanto desde cuando el año 721 el poeta pasó el examen imperial hasta el año 734 fue promovido avisador de derecho, pasó diez y tantos años sin mostrar mucho empuje o iniciativa muy clara en el trabajo, tampoco recurría a algún medio político con objeto de pillar un mejor puesto.

Tres años después, en cuanto Chang Chou Ling perdió el favor del emperador Hsüan Tsung y fue destituido de su cargo de primer ministro, el poeta se decidió a dejar los círculos oficiales, alejarse del hipócrita sucesor Lee Lin Fu y sus secuaces. La decepción que ha sufrido, aunque muy aguda y fuerte, le hizo conocer mucho más la política y los trucos que han empleado en  ella.

Se encontró que Wang vivía como ermitaño tres veces a partir del año 737, el año que Chang Chou Ling fue degradado como prefecto de Ching Chou, hasta que el poeta murió en el año 762 durante el pasado veinticinco años, según  aquellos poemas y otras informaciones que aún están conservados hoy día, y su estancia en Wang Chuan parece fue la más larga y la más tardía que otras.

Terminó la mayor parte de sus poemas paisajísticos allí en Wang Chuan; eso quiere decir que después de sentir el fuerte estrés que le dio Lee Lin Fu en la pelea política, el poeta comenzó a cristalizar lo que siempre buscaba en la vida en poemas paisajísticas. Entonces obtenía materia para su creación poética de la naturaleza para cantar, para simbolizar el reino ideal que empezó a buscar desde juventud y, al mismo tiempo, reflejaba conscientemente una característica de negar toda lo oscuro en la realidad,  así que el poeta empezó vivir en el retiro para la búsqueda de Zen, mientras intentaba reflejar, compartir una ilustración y una paz de su alma que logró de la naturaleza y del budismo con poemas paisajísticos; por este medio formó un estilo muy suyo, y moldeó una concepción artística íntimamente relacionada con Zen.

Si se repasa en general, notaremos muy fácil que, la ideología que Wang Wei mustra en sus poemas paisajísticos es bastante clara. En su mundo, inventado por sus versos, tanto los seres humanos como otros objetos que existen bajo el cielo han sacudido el yugo, todo viven sin represión y sin estrés. Actúan, se mueven por su propia voluntad, con toda libertad.

Las nubes blancas, los arroyos susurrantes, los pinos añosos y verdes y aquella luna clara en sus poemas, todo tiene un carisma muy especial, un carisma que al fin y al cabo invitarán a los lectores a hacer un viaje en otro lado del mundo, a un sitio repleto de la paz, de la amistad y de la pureza. Este sitio, aunque es totalmente inventado, pero en comparación con  el mundo real, lleno de adversidad, de una seria disputa, de una sarta de mentiras (sobre todo en los círculos oficiales), es agradable y cautivador. Con el gran amor que siempre tenía hacia la vida y hacia la naturaleza, el poeta no sólo inventó una

tierra de promesa con éxito, una tierra irreal, pero formó contraste vivo con la vida real y mundana, pero también rellenó lo que faltaba en la vida secular con su reino poético e ideal.

En la vida real, sobre todo, en la arena política del gobierno, había tanta  conspiración, astucia e hipocresía. No obstante, en el mundo donde inventó el poeta, los seres humanos tratraban uno a otro con sinceridad, también respetaban  mucho a la naturaleza. Ellos coexistían en paz, se llevaban muy bien, allí en aquel oasis no había pelea, ni disputa o conflicto, sino amistad y bondad.

Y también, porque siempre intentaba liberarse de los disgustos en todo lo posible que se llevó en la vida y en el gobierno, claro que necesitaba buscar la paz e intentar conseguir un equilibrio psicológicamente muy sútil a fin de olvidar de vez en cuando la molestia que le acosaba en la vida mientras revitalizaba un corazón desanimado. Por ello, decimos que el mundo hecho por Wang con los poemas paisajísticos, de verdad fue su propio “ puerto de refugio “, un asilo donde podía respirar un poco.

La poesía, para él, fue una manera indirecta pero muy potente para mostrar cuánto detestaba los juegos sucios en la política. Por otra parte, como despuntaba mucho por su habilidad pictórica y por su talento músico, al mismo tiempo tentía una profunda comprensión del Zen, al final creó un nuevo estilo poético, que formó un conjunto armonioso con la pintura, la caligrafía y una concepción artística de Zen, y luego llevó el desarrollo de los poemas paisajísticos a su cumbre. Esa fue la razón por la qué recibió tanta admiración por parte de los letrados, otros poetas  contemporáneos y de generaciones posteriores.

Autor: Wang Jung

Deja un comentario