LA RESPONSABILIDAD CIVIL MÉDICA

Cuando hablamos de responsabilidad civil entendiendo por esta la consecuencia jurídica en virtud de la cual quien ha cometido un hecho dañoso es obligado a la reparación no se deja de pensar en una de las especies de la responsabilidad civil o más bien de uno de los subsistemas de la responsabilidad, cual es, la responsabilidad profesional, y aun dentro del género responsabilidad profesional llama mucho la atención la responsabilidad del profesional de la salud, estando dentro de este rango no solo los médicos en sus diferentes especialidades sino también desde luego el personal auxiliar y paramédico.

Causa inquietud en gran manera la profesión médica por encima de todas las demás profesiones, sin querer desde luego demeritar las demás profesiones y el gran papel y rol social que juegan en la sociedad, o por lo menos para mí personalmente que soy un asiduo demandante y estudioso de estos temas no dejo de pensar o cuestionarme que quizás no es descabellado pensar que los profesionales médicos sanitarios tienen un rol social y una responsabilidad mayor que muchas otras profesiones u oficios en la sociedad.

Ya que en el devenir de su actividad constantemente están en contacto con seres humanos que tienen afectado uno de sus bienes jurídicos más preciados cual es la vida y la integridad física o salud, pero pensando quizás un poco más allá personalmente considero que la salud podría ser un bien más preciado que la misma vida, y ello porque no tendría razón vivir de manera indigna atado quizás a una penosa enfermedad que no permita precisamente disfrutar de la vida misma, considero que una vida así no tendría ningún sentido, por ello considero personalmente que la salud podría ser un bien jurídico quizás más importante que la vida misma pero desde luego hago la aclaración de que es una apreciación personal y subjetiva.

En este orden de ideas considero entonces que la responsabilidad civil del profesional de la salud es de vital importancia para la sociedad actual, que sobra advertir es una sociedad de riesgo, dada su complejidad y dinamismo, para entrar en el campo de la responsabilidad profesional del médico es importante resaltar que el médico como regla general en su actuar y devenir cotidiano está obligado a desplegar una conducta acertada deacuerdo al protocolo científico o a los parámetros que rigen cada sintomatología o cada caso concreto con sus pacientes, ello es lo que se conoce como la lex artis ad hoc en materia médica, el medico entonces realiza unos estudios previos o exámenes previos conocidos en el mismo mundo de la medicina como la “anamnesis” todo ello orientado a buscar un diagnóstico y ya una vez obtenido un diagnostico se puede ir al tratamiento, teniendo ya dos elementos básicos del acto médico.

TE PUEDE INTERESAR:   EL DERECHO A LA PARTICIPACIÓN COMO PRÁCTICA EN EL PROCESO DE CONSOLIDACIÓN DE UNA SANA CONVIVENCIA

Cual es el diagnóstico y el tratamiento, un mal diagnostico desde luego que degenera en un mal tratamiento siendo dos actos que deben de ir indiscutiblemente unidos, por regla general el acto médico se rige por las reglas de las obligaciones de medio, esto es, el medico hace o se vale de todas las herramientas que tenga a su alcance o que los mismos avances de la medicina le permita para cumplir su función de aliviar o curar a su paciente obrando con diligencia y prudencia, por ello se dice mucho que la responsabilidad civil del médico por regla general es de medios y la responsabilidad civil profesional en general, ello nos obliga necesariamente a buscar como demandantes a tratar de radicar una culpa o imprudencia en el actuar del médico para poder lograr una declaratoria en la sentencia de responsabilidad y consecuencialmente de condena al pago de unos perjuicios ello desde luego que con algunas excepciones.

Si bien es cierto que el demandante en principio tiene que probar la culpa del galeno existen algunos casos en donde la carga probatoria se aligera a favor del demandante atenuando un poco el rigor probatorio, porque es más difícil para el demandante que no es profesional de la actividad poder radicar una mala praxis en quien si maneja la actividad y es profesional de la misma, así las cosas, existirán casos en que existirán algunas obligaciones del médico que necesariamente no sean de medio sino de resultado como en el caso de realizar una remisión oportuna al paciente a una institución de mayor nivel o a un médico especialista, o realizar una atención rápida al paciente, estar en buenas condiciones psíquicas para realizar la intervención médica u operación al paciente entre otras que se ubican en el campo de las obligaciones de resultado en donde el medico deudor solo se libera con la prueba de una causa extraña ( culpa exclusiva de la víctima, culpa o hecho exclusivo de un tercero, fuerza mayor o caso fortuito).

TE PUEDE INTERESAR:   De escritor a delirante

Y el demandante no tendría que probar una culpa del médico sino simplemente el daño y el nexo causal o relación causa-efecto, ahora bien, fuera de las obligaciones de resultado en materia medica que pueden ser varias existe la institución de la culpa virtual en donde si bien tiene su origen en Francia algunos pronunciamientos jurisprudenciales la han acogido en Colombia, entendemos por culpa virtual o conocido también por su aforismo latino “ res ipsa loquitor” aquel comportamiento sea por acción o por omisión que evidencia por si misma sin mayores esfuerzos la existencia de una culpa, ejemplos de culpa virtual en materia medica son aquellos casos en donde por ejemplo se tenía que amputar la pierna derecha y se amputa la izquierda, o que el médico deje gasomas, instrumentos quirúrgicos dentro de la humanidad del paciente o se dejen a medias procedimientos hechos por falta de materiales como suturas mal hechas o procedimientos incompletos por falta de materiales, medicinas o aparatos necesarios para la rehabilitación del paciente, quizás se piense que sean pocos los casos o fenómenos de la culpa virtual en Colombia pero la realidad es devastadora sobre todo en los hospitales de muchos de los pueblos o municipios más alejados del perímetro urbano.

Tendría muchas cosas más que agregar pero a modo de conclusión el ideal es pretender crear una cultura de consumidores de servicios médicos más acertada e informada sobre algunos de estos temas.

Muchas gracias.

Escritor: PAUL ESTEBAN HERNANDEZ

Deja un comentario