“LA TIERRA EN GRAVE RIEZGO

El hombre, a lo larga de la historia de la humanidad y por el afán de la supremacía del poder, ha emprendido una carrera científica y tecnológica, que ha puesto en peligro su propia existencia, pues para nadie es un secreto la cantidad de fenómenos naturales y no naturales que nos acechan. Todo esto gracias a la inconciencia y desmedida lucha del hombre contra el hombre.

Los ecosistemas están en grave riesgo, cada día desaparecen o se ponen en peligro el hábitat de diversos seres del reino animal; la contaminación que nosotros mismos proyectamos o emitimos al medio ambiente, desencadenan una cantidad de inconvenientes que ponen en grave e inminente peligro la continuidad de nuestra propia existencia. Hoy el calentamiento global, las afecciones respiratorias, algunas enfermedades, la hambruna y la escasez de alimentos, la contaminación de los recursos hídricos por la desmedida e inconsciente acción del hombre en las diferentes formas de minería, los riesgos y/o amenazas de las diferentes armas biológicas o nucleares, entre otros, son algunos de los peligros a los que nos exponemos a diario.

, amenazan constantemente la permanencia y desarrollo de miles de especies en nuestro planeta, incluida la especie humana. El efecto invernadero y los diversos fenómenos naturales como el que nos azotan o nos amenazan por doquier, nos eleva una clara advertencia o un grito de auxilio, es como si la sabia naturaleza, reclamara al hombre los espacios que abusiva e inconscientemente se le ha arrebatado. Es así entonces como la naturaleza busca defenderse en un último intento por la continuidad de la tierra y de sus innumerables formas de vida.

Es de capital importancia entonces hacer un alto en el camino para detenernos a pesar en los mecanismos más idóneos que nos proporcionen las diversas herramientas legales que se encuentran a nuestra disposición, desarrollando una política ambiental clara, eficiente y firme que se enfoque en el cuidado, protección y conservación del medio ambiente, para mitigar así el impacto ambiental negativo que hoy nos tiene en vilo a las personas que tenemos la gran preocupación por los profundos y agudos problemas de contaminación y degradación paulatina de las diferente formas de vida en la tierra.

La injerencia desmedida del hombre ansioso de poder, tienen todo el territorio global, en grave peligro, las guerras, el hambre, las plagas, las enfermedades y un sinnúmero de situaciones, cada día se agudizan más y más, y pocas personas parecieran estar interesadas en detenerse para analizar esta problemática tan grave que desmejora nuestra calidad de vida y nuestra permanencia en este hermoso planeta llamado tierra.

Desaparecen los bosques nativos, la fuente hídrica, especies animales, vegetales, y se presentan cantidades de fenómenos que nos advierte de la gravedad de la situación, no obstante pareciera que los líderes mundiales, los gobiernos y la sociedad no se percataran de tan inminente, grave y letal escenario. Se requieren personas comprometidas con la recuperación y conservación del planeta de todos los seres que en ella habitamos. Pareciera utópico pero eso depende de solo seis personas de la especie humana: yo, tu, el, nosotros, vosotros, ellos; pero lo que podemos hacer cada uno de nosotros en nuestros hogares, en nuestra cotidianidad por el mantenimiento y conservación del planeta es enorme. Reciclar, reutilizar, adoptar medidas de protección y conservación del medio ambiente, es un granito de arena de capital importancia para poder dejar un legado de conciencia, de políticas ambientales claras, que es un conjunto de medidas adoptadas por el Estado, expresadas a través de normas jurídicas de distinto rango y tenor, a través de las cuales se previenen daños o se arbitran soluciones a los problemas relacionados con la degradación del medio ambiente.

Con un poco de conciencia y compromiso, este panorama nefasto y catastrófico que se vislumbra, podría dar un giro de ciento sesenta grados positivo, a favor de la continuidad de nuestro hogar, de la conservación de nuestro amado planeta tierra. En este orden de ideas, quisiera que este articulo llegara al corazón y a la mente de miles de personas que se toque con este importantísimo tema y que se logran concientizar del impacto que cada uno de nosotros podemos ejercer sobre el destino final de la tierra. Para ello termino con una frase que de niño escuche y que aun que no conozco su autoría, hoy me motiva a escribir sobre este tema.

Escritor: Jairo de Jesús Mesa Rojas

Loading...

Deja una respuesta