Psicología del desarrollo: ¿en el comienzo la biología o la cultura?

cultura abarcando múltiples disciplinas que se han interesado por el mismo: la antropología, la sociología, la psicología, la biología entre otras. escrito por Darwin. Lo cual implica situarse en una línea filo y ontogénetica acerca de la evolución de las especies. En el caso de la humana, el pasaje del chimpancé al homosapiens. Esto es el punto de partida para pensar conceptos que pueden estar en contiguidad entre uno y otro, como por ejemplo el instinto y para delimitar tema que aboca el presente escrito: la biología y la cultura.

Dado que es un tema extenso por su complejidad, nos circunscribiremos en éstas palabras, al comienzo de la vida humana. El hombre, nace con una desventaja en relación a otras especies. Se trata de un estado de indefensión e inmadurez prolongada que lo hace dependiente de los cuidados de otro, a partir de los cuales se convierte en miembro de la cultura. .

1980), biólogo y epistemólogo, se interesa por la construcción del conocimiento del hombre: ¿cómo pasa de un estado de menor conocimiento a uno de mayor conocimiento? Según la teoría psicogenética, el motor de la cognición está en la acción. A través de ésta se arribará a una lógica formal. El niño conocerá el mundo en un primer momento en un plano práctico, luego en el plano de la representación y luego en un plano lógico.

Desde la más temprana edad, el cachorro humano conocerá el mundo a través de la acción sobre el mismo, en una inseparable interrelación con el ambiente donde las figuras de cuidado son centrales para su acceso a la cultura y el conocimiento del mundo. La teoría psicogenética se interesa por el conocimiento, planteándolo desde el comienzo de la vida, originado en la acción y partiendo del bagaje de reflejos con el que nace el niño.

Al entrar en contacto con el medio, el reflejo deja de ser un reflejo en sí mismo. Piaget lo propone de éste modo: “Se constituye en una conducta psicológica a partir de la sistematización de su funcionamiento. La biología proporciona un montaje hereditario. La psicología comienza con el ejercicio de éste mecansimo”. Lo biológico provee un montaje hereditario, que está organizado pero no ha funcionado nunca. Se pone en marcha desde el momento en que el bebé se pone en contacto con el mundo exterior y lo ejercita.

En estos primeros momentos de la vida, se piensa en la acción como la succión, visión, fonación, prensión, audición. Es así como el bebé se chupará el pulgar, atenderá al sonido, agarrará una sabanita, llorará.

A continuación se presentan dos ejemplos: 1) El reflejo de succión permitirá al niño alimentarse a través del pecho materno. Pero esto no se trata sólo del encuentro con el pezón, ya que cada vez que repita dicha actividad no será idéntica, sino que habrá algo novedoso en la repetición, por ejemplo el modo en que es sostenido el niño. Asimismo, dicha acción se extenderá a otros objetos como la succión del pulgar, y habrá un comienzo de diferenciación del objeto a succionar. El niño comenzará a diferenciar el alimento, del placer de la succión por la succión misma.

2) El reflejo de prensión será el que dará lugar a la prensión voluntaria. En un comienzo el contacto de cualquier objeto con la palma de la mano del bebé, desencadenará el reflejo. Pero éste ha de desaparecer pronto, y dará lugar a la prensión voluntaria de objetos variados. En un comienzo habrá una relación entre el agarrar los objetos que están en su campo visual, hasta la búsqueda del objeto desaparecido a los dos años de vida.

Para finalizar, se retoma el título del artículo: “Psicología del desarrollo: ¿en el comienzo la biología o la cultura?”. Dado que el sujeto no se constituye sin otros, el niño no sobrevive sin el contacto con el ambiente, no es posible responder a ésta pregunta optando por una de las dos opciones.

En el comienzo, hay un interjuego entre biología y cultura. El montaje hereditario de reflejos ha de ponerse en marcha, y ésta puerta en marcha no es sin el contacto con el medio, con otro que le presenta/oferta los objetos de la cultura. Según las formulaciones explicitadas de Jean Piagat, puede ubicarse el ejercicio de los reflejos en el pasaje de biología a cultura (a la psicología en términos de Piaget).

Yendo un poco más lejos en el tiempo, desde el momento de la gestación y el embarazo se pone en juego la cultura al significar al niño que hay dentro de la panza (“patea como un futbolista” dirá una mamá, “al escuchar la voz del papá se mueve, se pone contento”, dirá otra). Y mucho más lejos en el tiempo, se conjugan las fantasías maternas y paternas previas a la concepción. Por lo tanto la pregunta por la biología o la cultura en el comienzo, podría responderse del siguiente modo: en el comienzo de la vida humana; el interjuego entre la biología y la cultura. Tema que dará lugar a las más variadas posturas ya que de por sí, pensar en cuándo se establece el comienzo de la vida, puede conllevar a múltiples controversias.

Bibliografía

– Darwin, C. “El origen de las especies”, 1856
– Piaget, J. “El nacimiento de la inteligencia en el niño”, 1936

Escritor: Cecilia Kalejman

Loading...

Deja una respuesta