LA VULVA

      No hay comentarios en LA VULVA

Son el conjunto de los órganos genitales femeninos que se encuentran del todo localizados en el exterior del organismo.

  • El monte de Venus
  • Los labios mayores
  • Los labios menores
  • El clítoris
  • Vestíbulo vaginal.

El monte de Venus es una prominencia situada por delante del pubis, que corresponde a un depósito de grasa acumulada por debajo de la piel de esta zona. Los labios mayores son dos pliegues de piel gruesos y simétricos, que cubren el acceso a los órganos genitales. Los labios mayores disminuyen progresivamente el espesor a medida que se acercan al ano, donde se unen entre sí formando un recodo que se llama comisura dorsal de los labios o tenedor. Tanto el monte de Venus como los labios mayores están recubiertos con vellosidad abundante. (Córdoba, 2003)

Los labios menores, constituyen dos pliegues cutáneos que están situados por dentro los labios mayores. Por delante empiezan bajo los labios mayores y engloban el clítoris, por detrás después de haber rodeado la apertura de la vagina, se fusionan entre sí, y constituyen la horquilla vulvar (perianal). Histológicamente está formado por epitelio plano estratificado, la superficie es muy irregular, no tienen folículos pilosos, pero si abundantes tumbonas sebáceas.

El clítoris es un órgano eréctil muy vascular, es el equivalente al pene masculino. Se localizado en la zona central y anterior de la vulva, un poco por delante del meato urinario. Por debajo de los labios menores se encuentra el vestíbulo vaginal, un espacio de forma oval donde desembocan por orificios separados la uretra y la vagina. En la mitad anterior del vestíbulo a la papila uretral, una pequeña prominencia en que se abre el meato uretral, junto a la papila se encuentran dos orificio que es donde desembocan las tumbona de Skene o glándulas parauretrales.

En la mitad posterior del vestíbulo se encuentra el orificio de la vaginal, por detrás encontramos las glándulas de Bartholin, que secretan un líquido viscoso y espeso sobre todo durante las relaciones sexuales.

Autor: Manuel Rozalen

Loading...

Deja una respuesta