LOS ORÍGENES DE LA PROTECCIÓN SOCIAL

En la vida humana a medida que el hombre se va desarrollando en la sociedad, se van creando una serie de necesidades que pretende satisfacer, las primeras necesidades que satisface el hombre son las materiales como por ejemplo la alimentación, la vivienda y el vestido. Posteriormente pretende satisfacer unas necesidades inmateriales, entendidas como la recreación, la cultura, la religión entre otras, para efectos de satisfacer estas necesidades inmateriales el hombre ha creado una serie de mecanismos o instrumentos de protección, entre ellos la seguridad social, pero para llegar a la seguridad social, el hombre tuvo que agotar varios de esos instrumentos de protección, el primero de ellos fue la asistencia social y si revisamos la historia , posteriormente nos encontramos con la creación de los seguros sociales.

 LA ASISTENCIA SOCIAL Esta asistencia social a su vez tiene diversas manifestaciones, existe una de tipo familiar, otra de tipo pública y otra de tipo privada.

La asistencia familiar. Esta se presenta a nivel del grupo familiar, es la que se da a raíz de los lazos de consanguinidad o parentesco establecido por las legislación, también se da por ese vinculo o lazo amoroso que existe entre la misma familia. Un ejemplo de la asistencia social dentro del grupo familiar se presenta cuando la familia se ayuda mutuamente ya sea para el estudio o la alimentación y sustento de los familiares menos favorecidos. Es claro que para poder cumplir con la asistencia social a nivel familiar es necesaria la presencia de recursos económicos, debido a la falta de recursos de algunas familias este sistema se queda corto y se crea la necesidad de acudir a la llamada asistencia privada.

La asistencia privada. En este sistema encontramos una serie de personas jurídicas, tales como corporaciones y fundaciones, que se crean con el objetivo o animo de ayudarle al prójimo, tienen un fin filantrópico de ayudar y mejorar la vida de los demás, su finalidad siempre va encaminada a brindarle ayuda a los más necesitados; sin embargo, este sistema también se queda corto a la hora de ponerse en marcha toda vez que este tipo de instituciones se crean para beneficiar a cierto grupo de personas y no a toda la colectividad, por ejemplo a los niños huérfanos, a los enfermos de cáncer, a los enfermos del corazón, entre otras, además que pueden atender a todas las personas que padezcan estas contingencias ya que sus recursos tienden a ser limitados.

La asistencia pública. Como la asistencia familiar y la asistencia privada no sirven en cierta medida como instrumento idóneo para proteger a todas las personas en sus necesidades, se crea la asistencia pública o el llamado existencialismo del Estado.

Los antecedentes de ese existencialismo en Colombia se remontan al año de 1936, con una reforma de la constitución de 1886. Con base en este existencialismo la constitución le ordena al Estado que destine una parte de sus recursos o presupuesto para ayudarle a los más necesitados. De ahí que su denominación sea la asistencia pública; sin embargo, este mecanismo de protección social también presenta sus debilidades, una de ellas se presenta a la hora de establecer a sus beneficiarios ya que en este sentido el Estado solo va a beneficiar a determinado grupo de la población, supuestamente a los más necesitados, como consecuencia de esto se genera la desprotección de los más necesitados ya que el Estado no cuenta con los recursos suficientes para cubrir las necesidades de millones de personas que se encuentran en los índices de pobreza y, peor aún, dentro de los índices de miseria.

 LA PREVENCIÓN Prevenir es adelantarse a un acontecimiento que consecuentemente se va a presentar en el futuro, prevenir es evitar que algo acontezca y si va acontecer, estar preparado para asumirlo. Dentro de esa prevención encontramos varias formas en las ella se materializa, entre ellos, el ahorro, el mutualismo y el seguro privado.

El ahorro individual Ahorrar es vivir – o por lo menos tratar de hacerlo- con menos de los ingresos que recibimos, los seres humanos a manera de prevención constantemente estamos tratando de realizar ahorros en la manera de lo posible, de esta manera si ocurre una contingencia la podemos cubrir en alguna medida.

El mutualismo. El mutualismo es una especie de asociación de personas, en donde realizan una serie de aportes o contribuciones, para cubrir un determinado riesgo. El ahorro individual en las llamadas natilleras o fondos de empleados es una clara manifestación de este mutualismo. También es un ejemplo de mutualismo cuando una familia completa se afilian a una funeraria. Sin embargo, el mutualismo no es suficiente para cubrir todos los riesgos a los que estamos expuestos en el transcurso de nuestras vidas, ya que su alcance es muy limitado a cierto ámbito de protección. Los ejemplos antes citados son solo una muestra de su límite de actuación.

El seguro privado. El seguro privado es un contrato por medio del cual, una compañía aseguradora a cambio del pago de una prima, le va a cubrir determinado riesgo a la persona o bien asegurado. El seguro privado en muy usual en la actualidad, a tal medida que el derecho vigente no solo permite asegurar bienes materiales, sino también bienes inmateriales como es la vida humana. Aunque aceptamos que es un mecanismo idóneo de protección, debemos decir que también es limitado porque no todas las personas tienen la capacidad económica para pagar un seguro.

En conclusión, el mecanismo del ahorro individual, el mutualismo y el seguro privado como figuras de la previsión o prevención no dan resultado por los pequeños argumentos antes expuestos, como consecuencia de esta insuficiencia se crearon en la historia los llamados seguros sociales, los cuales son una mescla de los anteriores sistemas y hasta el momento en cierta medida han dado resultados, que aunque no sean los más esperados, son los más idóneos hasta la fecha para darle alcance a la llamada protección social.

Escritor: DAVID JOSÉ HERNÁNDEZ HOYOS

Loading...

Deja una respuesta