Manejando el estrés y la presión en el trabajo

La presión que puede haber en una empresa son grandes, puede ser debido a una cultura organizacional donde el líder no fomenta un buen clima dentro de la organización sino la creación de un ambiente hostil, otras posibles causas que generan estrés y presión en el trabajo es el temor al ser despedido por recortes de presupuesto, muchas veces estos son rumores en las empresas que desestabilizan a los empleados y otras veces si realmente se presenta dicha situación, presión por alcanzar objetivos genera tensión diaria y por tanto una fuerte presión por esforzarse cada vez más sin control y una persona como empleado debe tener la capacidad para lidiar con un ambiente hostil y otras circunstancias que generen estrés y presión al hacer las labores por las que fue contratado, sin embargo si todavía no tienes esa competencia, a continuación algunos consejos para mejorar:

• Establecer prioridades: Existen actividades que si deben realizarse con urgencia más que otras y se debe estar consciente que no se puede trabajar en dos cosas al mismo tiempo por que se generará aun mas estrés y no será capaz de terminar ni una ni la otra, para esto es importante una buena planificación que permita evaluar estas prioridades en una lista ya sea en una agenda física que ayudan mucho o en una agenda electrónica o bien en notas pequeñas alrededor de su espacio de trabajo, esto lo permitirá estar enfocado y tener la sensación de tener el control de la situación, brindándole mayor confianza y liberando la tensión.

• Tomar pequeños descansos durante la jornada laboral si es permitido, sino esperar el tiempo destinado para comer para poder despejar un poco la mente, caminar tres o cinco minutos de tal forma que la mente pueda descansar y liberar energía.

• Hacer ejercicios de relajación, como respiratorios o simplemente estirar los brazos y pies para relajar la tensión muscular puede ayudar a disminuir el estrés.

• Importante valorar si tu situación actual en el trabajo puede mejorar aprendiendo a manejar el estrés y la presión de trabajo, si es una situación que sale fuera de tu control, es importante valorar hablar con el supervisor inmediato y comentar la situación si después de esto las cosas empeoran aun más, sería importante considerar otras opciones de trabajo para poder tomar una decisión si es viable continuar en el actual.
Identificando si existe incapacidad en el manejo del estrés y la presión del trabajo

• Es importante reconocer cuando es imposible controlar el estrés y la presión en el trabajo, muchas veces esto es catalogado como debilidad, sin embargo son limites fisiológicos que si pueden ser mejorados, se debe entender que no atender y tratar de mejorar estas situaciones debilitan la habilidad de la concentración y por ende el desempeño será bajo, generando más estrés y frustración.

• Cambio en la forma de llevar las relaciones interpersonales tanto las laborales como las personales, se vuelve una persona mal humorada con problemas personales con compañeros de trabajo, así como en algunas ocasiones hasta el maltrato a la familia y hasta alejamiento del círculo de amistades.

• Debilidad física, mental y emocional, la incapacidad del manejo del estrés cuando es intenso provoca enfermedades físicas y hasta mentales, algunas muestras de ellas son: la tensión muscular, aumento de la presión arterial, dolores de cabeza, cambios de humor constantes.

Autor:

Margareth Rodriguez

Loading...

Deja una respuesta