Mi Casa o Tu casa . . . .. Una Utopia o Una Realidad

Estamos en una economía cada día mas parecida a la Americana, en donde el señor crédito es una factor calificativo que abre o cierra puertas. En días pasados llego mi cuñada de Canada y conversando con mi esposa sobre los últimos trabajos de fin de año salio a flote el manejo de los créditos familiares; luego de varias precisiones, extremadamente aterrada mi cuñada nos actualizaba que quien no tenia una deuda con algún almacén de electrodomésticos, con un concesionario o con una firma de finca raíz no era nadie en el país del norte. Mas sorprendidos aun quedamos nosotros cuando de manera espontánea nos indico que un crédito de vivienda estaba en promedio a tres cientos veinte meses, es decir, podría la persona llegar a su vejez y aun tener un compromiso de vivienda.

Pero aun en nuestro medio estamos viviendo la misma dinámica que inicia con alejar del nido a nuestros hijos una vez cumplan su mayoría de edad, no solo por el ejemplo Americano, sino por que de no ser así no podrían nunca responsabilizarse y adquirir una deuda hipotecaria que puedan pagar durante su vida laboral. Dejando a un lado a nuestros hijos comentamos de un proyecto donde nos invitaron a invertir, que nos parece una alternativa a replicar ya que permite a quien haga parte de este modelo de tener una activo inmobiliario que de otra manera requiere de flujo de efectivo líquido o ahorros de años.

Pero para ilustrarlos les redactamos el negocio de inversión, no sin antes cuestionarnos lo siguiente: ….. Cuantas veces hemos soñado comprar un terreno para construir una casa de campo? Cuando decidimos comprar el mayor obstáculo a sido el valor del terreno, Cierto? Alguien nos ha ofrecido un terreno a cambio de algo? ….. Pues nuestro caso fue como de película cuando al visitar el terreno que nos llamaba la atención por el área y precio indagamos por el valor y la forma de pago; para sorpresa nuestra nos propusieron canjear obras de infraestructura por parte del terreno de nuestros sueños y como si fuera poco nos sostenían el precio base o como llaman ellos de lista cero por un periodo de mínimo seis meses hasta cuando consiguiéramos el resto de los recursos con tan solo invitar a una persona que no tuviera relación familiar alguna con nosotros.

Pero porque no a un familiar? Fue tambien nuestra pregunta. Quizás esto radica en explotar alguna faceta adicional, loca, atrevida o probablemente no usada del Marketing. (Aquí es donde nace mas trabajo cuando publiquen mi escrito, ya que tendré que responder a cada uno de los comentarios) Si fabricas una silla de montar caballo en un pueblo donde todos hacen lo mismo las posibilidades de venderla serian la misma de los demás, pero si fabricas sillas de montar caballos y en lugar en lugar de tan solo ofrecerlas en venta invitas a montar a caballo gratuitamente se aumentaran las posibilidades de ventas de tus sillas.

A mis hermanos fueron los primeros que invite a mi nueva casa pero como ese no era el convenio y si desearía la financiación de mi terreno le dije no solo a uno sino a tres conocidos que visitaran el proyecto donde compre mi casa. Cuanto daríamos porque en nuestro sistema de salud existieran casos similares o donde los banqueros redistribuyeran sus ganancias con aquellos que confiaron en la custodia de sus dineros. Por ahora solo podemos enaltecer a esos constructores porque realmente dieron el paso a un sistema que ningún otro lo a podido hacer. Solo me resta decir : “ Mi casa es tu casa “ Nunca pienses que no puedes conseguir tus cosas, tan solo suéñalas y mírate disfrutándolas porque es solo allí cuando le adicionas algunas cosas mas y continuaras día a día construyendo los peldaños para llegar a la cima y conseguirlas.

Escritor: Pablo Suarez

Loading...

Deja una respuesta