Mobbing.

      No hay comentarios en Mobbing.

Definición

El acoso laboral o acoso moral en el trabajo, es conocido a través del término en inglés mobbing, utilizado para referirse a la presión excesiva, el hostigamiento y la violencia simbólica que se ejerce sobre un individuo en el medio laboral.

Por diferentes razones, especialmente por considerarlo una amenaza o competencia para los intereses personales de ambición de poder del agresor, influencias, posición o status en el trabajo entre muchas otras; donde el acosador, emprende una serie de acciones de intimidación y perturbación, con el fin de que la víctima abandone el trabajo.

Características del mobbing

Veamos cuales son las principales característica y signos que indican que una persona es victima de acoso en el entorno del trabajo por parte de otros compañeros o el supervisor:

• El acosador evita cualquier mejora laboral, traslados, ascensos o cambios a otros departamentos de la víctima, con el fin de controlar y hostigar hasta lograr el abandono de la empresa por el agredido.
• La victima de mobbing es objeto de críticas ofensivas, gritos, insultos, descalificaciones, sobre sus capacidades y desempeño en el trabajo.
• Se puede distinguir plenamente el trato, en relación a los demás compañeros con acciones excluyentes y peyorativas.
• La víctima recibe exageradas cargas de trabajo, con exigencias desmedidas en el tiempo de entrega para presionarlo.
• Todo el hostigamiento y la perturbación ejercida sobre la víctima puede ocasionar aparición de trastornos nerviosos o enfermedades psicosomáticas en él.
• El acosador difunde comentarios malintencionados, con el fin de afectar la imagen y reputación ante sus compañeros y superiores.
• En general, los casos de mobbing se producen de forma sistemática y prolongada, inclusive abarca años en casos más extremos.

Fases del mobbing

Este es un proceso prolongado, que contempla principalmente cuatro fases, aunque es posible que se solapen unas a otras.

1. Fase de falsa seducción: el acosador intenta, de forma fingida, ganar la confianza de la víctima obteniendo información básica que le permitirá conocer si es una presa fácil de acosar y/ hostigar.
2. Fase de manipulación o maltrato psicológico: inicia moderadamente con ataques, insultos y trato hostil, donde irá comprobando la capacidad de respuesta de la víctima.
3. Fase de confrontación: el acosador, por lo general, consigue apoyo de un grupo de personas, y ataca continua y permanentemente a la víctima de forma verbal.
4. Fase de violencia física mayor: en esta fase, en la consecuencia extrema donde el agresor incurre en actos de violencia física, una vez avanzada por largo tiempo el hostigamiento y en base a la vulnerabilidad de la víctima.

Consecuencias del mobbing

Las consecuencias psicológicas del mobbing son aquellas que generan en la víctima trastornos nerviosos, como la ansiedad; donde el individuo manifiesta miedo y conductas descontroladas, que ha llevado a algunos, en casos extremos, al suicidio.

La depresión, es otra consecuencia muy frecuente; ya que la víctima no encuentra salida ante la situación y desarrolla pérdida generalizada de autoestima y motivación.

Desde el punto de vista físico, como consecuencia del acoso prolongado, se manifiestan algunos trastornos intestinales y estomacales, con condición física notablemente desmejorada.

A nivel familiar, una víctima de acoso laboral puede presentar problemas con la pareja e hijos.

El aspecto social se ve afectado, ya que el individuo víctima, generalmente, presenta conductas de no adaptación social que pueden llegar a aislarlo.

Deja una respuesta