¿Páramo de Santurbán, un problema ético?

Este trabajo tiene como fundamento tratar sobre un problema ético, intentaremos abordar el problema desde la perspectiva de ética y medio ambiente, pero ¿cómo se puede analizar una desde una forma ética con relación al medio ambiente? es difícil imaginar o hacerse la idea de una idealización de ética, que esté enmarcada en relación con el medio que rodea al hombre. Es decir, tener la idea de una ética que propenda mantener la igualdad entre el medio ambiente y los hombres que conviven en él. De tal forma, es complicado. Ya que está enraizado en nuestro pensar, aquella tesis aristotélica, donde se llega a ver el mundo en una forma de escala, por ejemplo; la relación existente entre un gusano, un árbol, o un pez, y la forma en la cual el hombre suele ponerse por encima de dichas creaturas.

Descartes en sus Meditaciones Metafísicas, nos enseña que la tradición, a través del tiempo, nos ha ido inculcando de manera sistemática, y sin ningún tipo de explicación, diversas formas de ver el mundo, -dependiendo del sitio en donde se viva- por eso, el francés quiso elaborar su propio método para lograr dilucidar la verdades claras y distintas. Y de ante mano, rechazar la tradición. Puesto que no por el hecho de ser tradicional, tiene que ser una verdad. De esta manera, y conforme con la definición de ética, la cual pretende teorizar la practicidad de los valores. Entonces tendremos qué, ¿las personas debemos buscar la verdad sobre la cuestión ética y tratar de encontrar el equilibrio del medio ambiente y el hombre que lo habita, con fines a la práctica moral? al parecer dicha interrogante, no le ha causado ninguna preocupación a la humanidad; solamente cuando hemos visto los estragos logrados, por medio de toda la industria que se ha generado a lo largo del desarrollo humano.

Ese interrogarse, parece no haber afectado jamás los alcances del progreso que se iba obteniendo día a día. Pero en realidad, la ética no se ha dejado de utilizar jamás en nuestro diario vivir, los valores no están desvalorizados, simplemente se dejan de usar por conveniencias, ya sean personales, políticas o de negocios. Por eso, en este escrito, se abordará un tema que se está presentando en nuestra realidad, el de la limitación de tierra en el área de Santurbán, dicha delimitación constará con el cercamiento de 42 mil hectáreas, las cuales desfasan los límites del páramo, y que afectarán el ritmo de vida que conllevan las familias que se verán afectadas por dichas decisiones arbitrarias. Tomadas por el estado.

En el mencionado problema, hemos de ver que la ética, dentro de las concertaciones políticas, y sus vías económicas, no es muy bien recibida. De tal manera que simplemente se deja de lado. Como ya se ha mencionado, en la política se suele dejar de lado las concertaciones éticas, todo por miras a la practicidad de las decisiones. En la concertación de las diversas formas en las que puede afectar dicha delimitación, se ven directamente afectados las grandes industrias mineras que se hayan en el páramo. Quienes al verse afectadas por las delimitaciones, también de alguna u otra manera, lograron que mediante las decisiones políticas se tomaran en cuenta las familias agricultoras, quienes han vivido del fruto de la tierra, durante muchos años, y que ya se les ha convertido en su medio por el cual subsistir. Logrando así dejar ver, que éticamente hablando, se les violenta el derecho a la herencia, y que por derecho natural les es dado, y que manteniendo dicho derecho, se logrará por parte de los que estamos ahora, dejemos a los que llegarán, es decir, las futuras generaciones, el mismo legado que tenemos hasta el momento, si bien es cierto, no les dejaremos el mismo medio y que recibimos, pero sí, se les trata de dejar lo que se logra conservar.

Sí se llega a generar dicha delimitación, desaparecerá, tanto la forma de subsistencia de las familias que dependen del agro, como las formas de cultivar en dichas tierras, dejando de lado la tradición, que todos, por derecho ético y moral, nos corresponde.

Autor: Brayan Alexander Mantilla Porras

Loading...

Deja una respuesta