Políticas sexuales femeninas en el nazismo

      No hay comentarios en Políticas sexuales femeninas en el nazismo

Desde antes del ascenso del nazismo al poder, la propaganda de éste siempre hizo énfasis en rescatar a Alemania de la humillación sufrida después de la Primera Guerra Mundial. Pero, también hablaba de un rescate de la degeneración racial, por culpa de las mezclas que se sufrían con razas “inferiores”. Las mujeres fueron un factor muy importante a considerar para lograr el supuesto rescate racial. Porque se trataba de que las mujeres alemanas de raza “pura” generaran hijos puros, pero también había aquellas mujeres que, según el régimen nazi, era mejor que no tuvieran hijos. Por lo que de alguna u otra forma se debía impedir que éstas procrearan.

La discriminación principalmente fue contra los judíos y antes del exterminio masivo se les obligo a entrar en el programa de esterilización impuesto por el Estado. La forma de selección para saber quién debía pasar por la esterilización se basó en los rasgos bilógicos, en la raza. Los seleccionados eran personas de razas consideradas inferiores y, aunque en un primer momento solo se aplicó a los hombres, posteriormente la esterilización se efectuó sin distinción de género. La única forma que encontraron las mujeres, de “razas inferiores”, para rebelarse contra esta disposición, fue embarazándose antes de pasar por la esterilización. Lo que después ocasionó que el aborto se legalizarla para obligarlas a perder a sus hijos. El régimen demostró no estar dispuesto a tolerar que aquéllos a los que consideraba despreciables se reprodujeran.

La política nazi fue de masacre y se extendió mediante la propaganda. En la cual se difundían los temas de esterilización y racismo como medidas humanas para evitar engendrar vidas sin valor, razas inferiores. También por esa razón se mejoraron las técnicas de matanzas en masa, para exterminar a los indeseables de una manera más “humana”. El racismo, antisemita principalmente, fue considerado tan primordial que llegó el momento en que se profesionalizó. Se consideraba una lucha a muerte, en la cual se debía eliminar el peligro de que la sangre se mezclara y la raza se degenerara. La mujeres judías fueron exterminadas al por mayor.

TE PUEDE INTERESAR:   Dispositivo para monitorear nuestro entrenamiento

La cuestión de las mujeres alemanas fue algo particular, porque a pesar de que el régimen se consideró esencialmente masculino, éstas no fueron excluidas de la vida nacional. De hecho el empleo de mujeres creció y la protección del Estado hacia ellas se extendió, con el propósito de que tuvieran hijos de sangre pura. Pero, mientras se apoyaba a unas, a otras se exterminaban, debido que para la época de la guerra el exterminio de mujeres judías estaba en su apogeo, y ente ellas había algunas alemanas disidentes. Aunque también se estableció la política de trabajo duro, para aquellas mujeres de procedencia rusa o polaca, para evitar que tuviesen hijos.

Las políticas de la restauración y estabilización familiar del nazismo fueron más que nada para lograr una resurrección racial, el aborto en mujeres de raza pura se consideró un crimen contra el Estado. Se tomaron medidas de bienestar a quienes quisieran tener hijos. Se apoyó a las madres desempleadas, solteras viudas o que tuvieran muchos hijos, por supuesto que de raza pura ya que las medidas de bienestar no eran para aquellas personas indeseables. Con todo esto, las tasas de natalidad aumentaron, aun cuando el régimen había decepcionado a muchas mujeres por la política antinatalista y el culto a la paternidad.

También las mujeres trataron de crear organizaciones políticas, antes y durante el régimen nazi, sin embargo esas organizaciones, a final de cuentas, solo se dedicaron a la defensa y protección de la mujer así como a su educación, basada en las ideas del nazismo. Pero aunque fueran organizaciones femeninas, de algún u otro modo, siempre caían bajo la dirección de los hombres, eso trajo consigo mucha resistencia femenina, en parte contra las disposiciones del régimen, pero sobre todo contra la dominación masculina. Aunque no se puede negar que la mayoría de las mujeres alemanas, de “raza pura” compartieron las ideas nazis del racismo y la dominación, y aunque quisieron ser libres durante el régimen, en realidad fueron una parte muy importante de él, sobre todo en época de guerra y en regeneración de la raza “suprema”.

TE PUEDE INTERESAR:   Esencia del marketing estratégico

Escritor: Luis Fernando Ocampo Colín

Deja un comentario