PROBLEMA SOCIAL CON LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ACTUALES

Actualmente la globalización ha modificado las prácticas cotidianas de las personas, asumiéndolos como seres individualistas y sobreponiéndolos sobre otros. El sentido de comunidad se ha relegado a un segundo plano y más en sectores urbanos en los cuales las personas viven alienadas a un mundo de asfalto que prioriza la explotación de los recursos naturales, la esclavitud de la nueva era, las envidias, desconfianzas y otros males que han hecho al mundo construir su decadencia.

En la actualidad la rápida expansión de los medios de comunicación como el periódico, la televisión y la internet, han constituido uno de las más notables transformaciones de nuestro siglo; estos medios hacen parte elemental de la vida de la mayoría de personas que pueden acceder a ellos y por ende la información que reciban a diario desde estos medios hará parte de su visión de realidad, que muchas veces es transformada y limitada, ya que se conforman con construirla solamente desde estos canales de comunicación, los cuales en considerables casos transmiten información de poca fiabilidad y veracidad; al respecto Galeano Eduardo (2005) señala:

“Ya no es necesario que los fines justifiquen los medios. Ahora, los medios, los medios masivos de comunicación, justifican los fines de un sistema de poder que impone sus valores en escala planetaria. El Ministerio de Educación del gobierno mundial está en pocas manos. Nunca tantos habían sido incomunicados por tan pocos” (Galeano, E. 2005:342).

En el déficit actual de medios confiables de información de talante académico y social, contrarios a los existentes hoy día, como es el caso de los periódicos, que se limitan a priorizar la publicidad en un afán de dinamizar las prácticas de una sociedad de mercado, transmitir información que poco aporta a la construcción de un sujeto crítico y comprometido con su entorno social, han hecho que las personas crean que por las prácticas de lectura mediante este medio ya están pensando y no es así, ya que podemos pretender estar informados de todo, pero realmente no nos estamos enterando de nada. Bajo este panorama hay que decir que las nuevas generaciones son las más perjudicadas porque van reproduciendo y asimilando lo que les transmite estos medios como su cultura única, al respecto Galeano (2005) señala:

“La cultura se está reduciendo al entretenimiento, y el entretenimiento se convierte en brillante negocio universal; la vida se está reduciendo al espectáculo, y el espectáculo se convierte en fuente de poder económico y político; la información se está reduciendo a la publicidad, y la publicidad manda…”. (Galeano, E. 2005: 360)

Las afirmaciones anteriores nos aproximan a las consecuencias drásticas que pueden llegar a producir las tergiversaciones que en la cotidianidad las personas leen de los diversos medios y reproducen en su diario vivir. Al ser pocos los medios de comunicación actuales legitimados por la opinión pública y reconocidos por las personas, las verdades transmitidas se estandarizan y no dan lugar a profundizar sobre las realidades Colombianas, Latinoamericanas y universales; en ese sentido, Capote (2008) afirma:

“Sin embargo, los medios que se encuentran en el poder y los que se encuentran en la oposición difunden sus mensajes, con cierta persistencia, en la simple y unívoca línea de la agitación-propaganda ideopolítica, olvidándose de la vida cotidiana de los individuos y las colectividades, y de reflejar algunas de sus necesidades que parecieran ser intrascendentes.” (Capote, O. 2008:02)

Cabe preguntarnos entonces por los sentidos que los medios de comunicación escritos están dando a las prácticas educomunicativas y de información de las personas. En esa medida, cuestionar el real aporte a la sociedad actual entendiendo su desprendimiento de las problemáticas sociales reales que se expresan en la vida cotidiana de las personas. Por lo tanto, tanto, es pertinente y necesaria una investigación de talante periodístico que fomente las prácticas de escritura de textos críticos, que partan de paradigmas diferentes en su búsqueda de información y formas de comunicar al público; buscando a través del carácter académico, crítico y social una fundamentación a la armonía entre la realidad social del país y la información transmitida.

Un estudio así, ayudará a realizar posteriores investigaciones que determinen de una mejor manera la posibilidad de generar medios de comunicación alternativos, en este caso mediante textos periodísticos, que busquen un equilibrio entre las realidades de las personas, la necesidad de comunicarlas, los contenidos transmitidos, la coherencia en el discurso y los sentidos que los sujetos en formación le otorgan a los procesos de comunicación de masas.

Globalización, según Vega Renán (2004), fue un término que remplazó desde el siglo XXI a imperialismo, entendido como las formas de dominación en todo el planeta, resaltando la existencia de relaciones de desigualdad, de opresión y de explotación entre diferentes estados y territorios

Entendido por la Red Nacional de Comunicación (2005) como una relación entre educación y comunicación como procesos dialécticos y simbólicos, que se encuentran mediados por los lenguajes que se utilizan, constituidos en las tramas culturales que le dan una forma determinada en un tiempo y en un lugar específico.

Autor:

Michael Steven Camelo Gómez

Licenciado de la Universidad Pedagógica Nacional

Maestrante en la Universidad de Nariño

Loading...

Deja una respuesta