Programa señalético para el edificio consular boliviano. – 3 Parte –

En cuanto al surgimiento de esta disciplina nace en los primeros días de la historia de la humanidad con otro enfoque y terminología, pero con la misma función de marcar territorio y señalar el camino, con el objetivo básico de comunicar y orientar al individuo.

El uso de las señales fue cambiando conforme el transcurso de la historia, complejizando su uso desde sus orígenes hasta el día de hoy. Comenzó con los griegos, los cuales las usaban para dar formas humanas a sus dioses, que contaban como signos y figuras simbólicas para venerarlos. Y prosiguió con el antiguo romano, en el que esta cultura utilizaba piedras con las que y sobre las cuales marcaban el recorrido y las distancias para llegar a un lugar específico y facilitar su reencuentro.

Después de esto, avanzando un poco en la historia a la época de la edad media, entra el cristianismo con fuerza, implantando las cruces como símbolos de sus creencias. Otra de sus funcionalidades, aún primarias.

Con este movimiento surgen también las peregrinaciones juntamente con un nuevo tipo de señalización, la caminera y automovilística. Por lo cual desde entones comienza a complejizarse el uso de las señales, aún no existiendo un sistema, pues éstas siendo viales, eran y son diseñadas sin un sistema unificador. Cada señal es un diseño individual. Hay una guía para los peregrinos desde ésta época que indica el trazado de las rutas. Aunque la señalización vial no es el centro de este proyecto, da pie a la señalética y sus primeros intentos de normalización. De esta manera se establece un sistema universal de normas para el uso y función de las formas y colores de las señales. Las triangulares de peligro, circulares de carácter imperativo y cuadradas para la información detallada. Demostrando que la forma y el color juegan un papel importante en la construcción de las señales, cumpliendo una función irremplazable dentro del sistema juntamente con los otros elementos gráficos utilizados para su completa interpretación.

De este modo y a través del desarrollo de la vida urbana, también se acentúa la necesidad de identificar los recorridos de las zonas, casas y calles, lo que da lugar a la nomenclatura formal de éstas, que dan pie a lo que serán desde los años 1800 hasta los días de hoy, las placas de identificación. Normalizando en esos días también el uso de postes y pilastras para su ubicación.

Además pasada la época de la edad media, el uso de las señales va evolucionando, aumentando su función. A partir de esta época además de marcar un lugar, ahora indican el comportamiento, como ser las señales restrictivas, como por ejemplo aquellas dentro de una clínica u hospital, donde implica una acción como la de guardar silencio, o como la señal dentro de un banco utilizando en ella el pictograma de un teléfono móvil, informando su uso restringido dentro de ese lugar.

De igual manera el mundo comercial de esta época desarrolla paralelamente sus sistemas de señalización publicitaria y  se comienzan a implementar adornos en los locales de venta con una especie de heráldica funcional que reproduce de manera emblemática los objetos de cada actividad mercantil. Implementando también con el paso del tiempo las señales luminosas en los exteriores y en las vitrinas de los comercios a modo de llamar la atención de sus espectadores y posibles clientes.

Algunas de las señales desarrolladas en el auge del automóvil, y la llegada de transportes por carretera fueron, los semáforos urbanos, señalización velocipédica, Sistema de jalonamiento del touring en Francia, Señales de obstáculos en sus diferentes formas, las de circulación giratoria, vía obligatoria y situación de paso, o nivel. Otro rasgo a destacar, son los diferentes elementos que las señales incorporaron para comunicar con la necesidad de una rápida lectura, debido a la velocidad con la que pasa un vehículo o un peatón por la calle sin necesariamente prestar atención  detenidamente a los grafismos a su alrededor. Los elementos que esta implementa, son los mismos que todo tipo de señales, que se describirán más delante de manera detallada. Conformados por el color, la forma, la tipografía, los pictogramas, y otros elementos que también serán utilizados con la misma significancia en la construcción del sistema señalético exclusivamente realizado para una institución de ambientes cerrados.

Cap. 2 Señalética en interiores

La señalética como su nombre lo indica, tiene como función primordial y básica orientar e indicar lugares a través de la utilización de señales, sin embargo a diferencia de la señalización, ésta se ocupa de programas específicos para problemas particulares. Dado a que cada espacio cerrado tiene su singularidad, el desafío es descubrir o generar una idea rectora, a partir de la cual se pueda trazar y trasladar estas características al resto de las señales conformando constantes para generar un mismo sistema.

Cap. 3  Señalética gubernamental y consular

A manera de visualizar los conceptos y determinar debilidades y fortalezas de cada uno, se expondrá en este capítulo parte del sistema señalético de dos organizaciones gubernamentales bolivianas, siendo este la de la municipalidad, y SERGIP (Servicio General de Identificación Personal).

3.1 Municipalidad de Bolivia

En cuanto a los colores emblemáticos utilizados en las organizaciones existen casos incluyendo este, en el que el estado dispone el color y diseño a ser utilizado, principalmente en el exterior de estas organizaciones. Al ser este un edificio de la municipalidad del País, requiere cierta formalidad en cuanto al sistema de sus señales para reconocimiento de la pertenencia de esta organización al estado.

Sin embargo alguna de las debilidades que se encuentra en este sistema de señalización es en el interior, donde se puede observar en la imagen número 9, que la información está dispuesta en papeles blancos sin ningún diseño o elaboración de un sistema reconocible.

Autor: Daniela Mercado

Loading...

Deja una respuesta