Programa señalético para el edificio consular boliviano. – 5 Parte –

5.1.1 Relevamiento espacial

La función que se realiza en este lugar específico, que se encuentra en el primer nivel del edificio es de trámites legales, en los que el usuario necesita leer con claridad, y poder guiarse autodidactamente de lo posible.  Una de las problemáticas más visibles en este entorno con respecto a la acción que es empleada, es la dificultad de orientar claramente a cada usuario sin la necesidad de abarcar varios pasos antes de poder llegar a la orientación correcta. Dada la urgencia que existe implícita y explícitamente para realizar un trámite, es necesario que estas señales sean y estén dispuestas lo más claramente posible. Por lo que se dividen en sus diferentes tipos, formas, tamaños y colores, destacándose rápidamente al ojo humano.

En cuanto a la Identidad algunas de las características tomadas para la elaboración de este sistema fue justamente el cromatismo de la bandera tricolor que se pretende re establecer en la señalética presentada.

Cada uno de los colores de la bandera determinará a su vez cada estilo de señal, como por ejemplo el rojo para las señales identificadoras y las prohibitivas, el verde para las informativas, y el amarillo para las restrictivas y meramente icónicas.

Por lo tanto partiendo del punto de que la marca de esta institución es nula, y solamente cuenta con el recurso de signos y señales constituidos por la bandera y su escudo; es lo que se tomara en cuenta a hora de realizar las señales.

La bandera se simplificará de manera sintética para poder lograr un mejor funcionamiento dentro del área restringido y limitado de las señales más pequeñas, y para su correcta implementación gráfica. Abriendo el abanico de posibilidades de recursos a la paleta cromática de cada uno de estos colores definidos con anterioridad.

Asimismo al hacer mención de la ubicación espacial cabe aclarar que dado a la inexistencia de los planos reales del edificio planteado, se tomará como referencia el edificio de Jean Jaures, de la universidad de Palermo, tomando en cuenta la disposición de la planta baja como sustitutivo de la planta de primer nivel del edificio del consulado en plaza miserere.

Algunos de los términos a destacarse en este punto son aquellos que constituyen las áreas del consulado, determinando aquellas que deberán ser señalizadas, y organizadas según su clasificación y ubicación.

Dentro de esta actividad laboral alguna de las áreas inmersas dentro del universo de las leyes y consulado son las siguientes terminologías que a su vez sectorizan el espacio a ser diagramado: agregado legal, asuntos consulares, oficina de seguridad regional, recursos humanos, oficina de servicios generales, servicio comercial  y oficina de asuntos públicos.

Uno de los condicionantes presentados con anterioridad es la inexistencia del plano original del espacio a señalizarse, sin embargo teniendo en cuenta el lugar real donde se implementarán las señales uno de los condicionantes arquitectónicos es el espacio limitado en el que está situada la organización. Rodeada de otras organizaciones a su vez, en el mismo nivel donde este se encuentra. Además de esto, al estar en compartimiento con otras entidades esta no puede señalizarse desde la parte exterior, ni siquiera en la transición de la planta baja al primer nivel, sino en su espacio limitado dentro del primer nivel, lo cual provee un espacio circulatorio muy reducido para implementar las señales.

5.2 Sistema de Señales

La necesidad de la utilización de señales en un espacio cerrado o abierto fue planteada claramente en los capítulos anteriores, sin embargo, para la correcta implementación de ésta es aún necesario clasificarlas por sus diferentes funciones y características, reconociéndose seis categorías: identificadoras, informativas, direccionales, orientativas, prohibitivas, y  restrictivas.

En este caso, habiéndose definido el espacio a utilizar como uno muy delimitado, se hará uso mayoritariamente de las señales identificadoras, las cuales servirán también como orientativas. Se utilizará otra señal principal en el último descanso de los escalones, a la llegada del primer piso, y esta será Identificadora/direccional, dando la bienvenida al lugar, con los elementos identificadores del consulado boliviano, y los diferentes sectores con los que los usuarios se encontrarán una vez que ingrese al nivel correspondiente. Al mismo tiempo, se utilizarán flechas para direccionar al individuo hacia los distintos lugares, donde además se ubicará otra señal identificadora de dimensiones más pequeñas.

Siendo éstas las que dan el nombre a un lugar, designan un sitio, ámbito u objeto.

En cuanto a las direccionales, Indican las distintas direcciones mediante un vector. Todas tienen incorporado como elemento fundamental la flecha, símbolo indicador de

 la direccionalidad.

Vale aclarar que toda señal nos da información, pero en este caso nos referimos a información muy específica y detallada por lo que se denomina señal informativa. Generalmente es una señal basada en el código tipográfico, donde se indican horarios, turnos, etc. Se la ubica por lo general a la entrada de la institución.

 

En cuanto a las señales llamadas restrictivas, cumplen la función de limitar y circunscriben una actividad a un determinado grupo, sector o categoría de personas.

Por otro lado, otro grupo en la clasificación de señales son las prohibitivas

Prohíben una determinada actividad. A diferencia de las restrictivas deben cumplidas por todo el universo de los individuos. Son las que deben tener mayor énfasis sobre si existe algún riesgo o peligro específico.

De esta clasificación de señales se podrá describir la señal orientativa específicamente. Pues esta señal nos da un panorama general del lugar. Por su categoría e importancia tiene status propio. Su diseño está ligado directamente a la tipología y características del lugar donde se encuentra ubicada. Se emplaza, por lo general, en la zona de ingreso, y cuando es parcial, en el ingreso a la sub‐zona.

5.3 Etapa del diseño

Algunos elementos implementados en la planificación y desarrollo del programa son aquellos descriptos anteriormente. No obstante se destaca en este punto el trabajo específico realizado dentro de este sistema particular.

5.3.1 Aplicación de los elementos visuales

En cuanto al cromatismo hablando los colores han sido seleccionados en base a los colores institucionales representados en la identidad de la bandera como elemento emblemático. Cada uno de ellos es utilizado para distinguir los diferentes tipos de señales. El color rojo, es un color pregnante, utilizado desde sus inicios para marcar prohibiciones o alerta, por lo que cumple una buena función, atrayendo la atención de los usuarios para luego indicar la disposición de los sectores. El verde es un color considerado al medio de frio y caliente en cuanto a clima, por lo que se utiliza bastante en las señales informativas, por ser un color neutral, que no interfiere en la lectura de la información redactada. El amarillo por ultimo es un color cálido, pero a su vez contrastante por excelencia, por lo que es imprescindible para resaltar lugares específicos, donde no haga falta demasiada información detallada, preferiblemente de lenguaje iconográfica, con la utilización de pictogramas.

Los pictogramas han sido elaborados específicamente para este programa, utilizando rasgos claros e individualizados, brindándole originalidad a este programa, este costa de un sistema de pictogramas para funciones especificas, y la flecha, como icono imprescindible en lo que es la señalética.

Autor: Daniela Mercado

Loading...

Deja una respuesta