QUE SIGNIFICA CRECER COMO EMPRESA EN COLOMBIA

Todos sabemos que Colombia está catalogado como un país que genera todo tipo de intereses de externos por diferentes asuntos, tales como su ubicación Geográfica, tamaño, riqueza en recursos naturales, minerales, y otros. tes al parto. aparecen en el espectro del asunto. Sí, eso es exactamente lo único que revolo-tea en la mente sin visión de un empresa-rio feudal anclado en el pasado, concepto mohoso de un señor comprador, consumi-dor, decisor, articulador y hasta adivino sentado en su trono particular de su os-tentosa oficina, por allá en la fábrica que tiene en el sur. Algo así como un mini Zeus en su negocio.

Hablamos de empresarios que no conocen ni remotamente la práctica obligada por cierto, de trabajar con estrategia, por lo tanto mucho menos de entender que el mercado da la pauta y el cliente se en-cuentra suelto en un mundo de posibilida-des reales donde los competidores bien sean directos o Indirectos, grandes o pe-queños, están prestos a cualquier descuido para arrasar con nuestro trocito de torta llamada «mercado».

Y que debemos hacer para hablar menos y ejecutar más, para entrar a ese selecto grupo de cazadores de clientes que luego mantendremos cautivos a nuestro antojo, y lo mejor, con su entera y absoluta satis-facción. Pues lo que han hecho nuestros vecinos ante ayer anticuados, debemos salir del feudo y darnos cuenta que el mundo gira, que la economía cambió hace tres décadas, que no somos el ombligo del mundo, que la tecnología es el «ángel de la guarda» y que el Marketing es la «columna vertebral» para la subsistencia de un negocio.

El Marketing «no es vender» señores, no es lo mismo un vendedor que un estratega de mercados, son dos áreas muy diferentes, el segundo le da la herramienta indispensable del conocimiento del campo de batalla y del enemigo, y coloca las tropas estratégicamente para triunfar. El primero, la bayoneta para que salga a enfrentarse bien pertrechado al devenir de la competencia. Por eso ha llegado el momento de saber qué es, para qué sirve y por qué se abre una gran posibilidad para nuestros estrate-gas del comercio nacional e internacional del futuro.

Permítanme un último intento de explicar a los abiertos de mente ¿Qué es Marke-ting? Es… el proceso de volver los pro-ductos y servicios, ofertas de valor genera-doras de dependencia en los consumidores actuales y potenciales a través de un sigi-loso trabajo de estrategia, valiéndose de aliados como la comunicación orientada según el perfil de los clientes y esta a su vez, apoyada entre diferentes medias de la comunicación como el internet y sus múl-tiples posibilidades. Los medios de comunicación hoy no son solo los tradicionales radio, tv y prensa, existen un sin número no tradicionales y altamente efectivos todavía en Latinoamé-rica. Por cierto, es de aclarar que todas las tácticas utilizadas para llevar a cabo la es-trategia deben ser medibles y cuantifica-bles, si no se pueden medir no son válidas.

Una vez determinado que es esto del Mar-keting, centrémonos en por qué hacerlo. Podría afirmar que… porque…

¡No existe más opción que luchar en el mercado según se dé la inercia de la oferta y la demanda! o simple-mente ¡Desaparecer!

Por lo tanto señores Empresarios (PYMES) y aún veteranos encanecidos en el camino de las ventas, ¡Ha llegado el momento de despertar a la realidad del nuevo empresarismo en Colombia! Siempre con objetividad, claro. Y dejando espacio para que las nuevas ge-neraciones de productos que ya no son tales, pues se han convertido en emociones, sensaciones, status, etc., nos acompañen, permitiéndoles la oportunidad de venir al mundo en la forma correcta, garantizándoles un promedio de vida justo y necesario en términos de utilidad, beneficio, rentabilidad y satisfacción al consumidor. Dejen de de-cirle al mundo lo que ustedes creen que necesita y adelántense científicamente a lo que se exigirá o ya se exige.

Aprendamos que la marca es el activo real de una compañía. Usted no tiene dólares, tiene marca transferible a cualquier moneda del mundo. Reconozca que su grandeza o anonimato determinan la vida de la misma y que llegó la hora. ¡Por fin! De aprender a ser empresarios. dad es pura coincidencia.

Escritor: Zulma Bibiana rojas prieto

Loading...

Deja una respuesta