Recuperando el control de tus finanzas personales

Tener control de las finanzas personales no es sinónimo de limitaciones sino de orden, cuándo los ingresos no son previamente destinados se van gastando poco a poco en cosas necesarias y no tan necesarias, creando un desbalance. Las personas que tienen control de sus Finanzas personales sufren menos de estrés que las que no, sin embargo el no tener un control de tus finanzas personales no te impide empezar a tenerlo, siguiendo estos pasos sencillos que te ayudarán a mantener el control:

1. Elaborar un presupuesto mensual
Tener un presupuesto mensual en el que conoces, cuáles serán los ingresos esperados, tus gastos fijos, es decir los gastos que no se pueden controlar o dejar de hacer por ejemplo: Alimentación, servicios básicos, renta, manutención. Es importante incluir en los presupuestos mensuales un fondo para imprevistos o emergencias de esta forma ante cualquier eventualidad no sufrirás tan fuerte los embates. Incluir a parte un fondo de ahorro para adquirir algo que necesitas o deseas en un futuro ya sea a largo o corto plazo, pero es importante que este incluido en el presupuesto. También se debe incluir los gastos de entretenimiento, de esta forma se conocerán los limites y se evitaran sobregiros.

2. Establecer Limites
Esto significa que si en cierto tiempo los ingresos aumentan, no cambiar drásticamente las actividades financieras, es decir no aumentar en gastos que no son necesarios sino aumentar el fondo de ahorro por si vuelve a ver un cambio inesperado en el que se dejen de recibir esos altos ingresos, no hayas cambiado a una vida que no puedas llevar más. Es importante no tomar prestado del fondo de improviso y ahorros nunca para realizar actividades de lujo o de entretenimiento, ya que esos fondos precisamente son para poder contar con ellos en un momento no esperado.

3. Monitorear constantemente
Es importante que constantemente puedas verificar los gastos que se van realizando, de esta forma tendrás más sensación de control y podrás observar si estás haciendo un uso racional del dinero o hay fugas innecesarias. Destina una libreta para estos apuntes o en tus aparatos electrónicos. El monitorear los gastos de esta forma permite clasificar los gastos y de esta forma identificar en cuáles se está gastando más dinero y poder tomar acciones para disminuirlos.

4. Libre de deudas
Si estos consejos llegaron tarde y tienes deudas, debes incluirlas en tu presupuesto. La meta principal será disminuir el monto del principal de la deuda, ya que cuándo realizas un pago al banco, del monto que pagas hay un porcentaje más alto que es para los intereses y un porcentaje más bajo para el monto que debes, lo mejor por hacer es pagar un poco más del monto mínimo de pago de esta forma estarás abonando más al monto principal de tu deuda y los intereses no consumirán tanto tus pagos.

Precisamente el fondo para imprevistos y de ahorro en tu presupuesto es para evitar que en algún momento de emergencia, prestar dinero no sea una opción, ya sea a bancos, micro financieras o a personas naturales.

Autor: Margareth Rodriguez

Deja una respuesta