REDES SOCIALES PARA DUMMIS

En la actualidad las redes sociales son un elemento de comunicación de gran uso, no solo por los jóvenes (16 – 30 años), sino por todas las personas, cada día vemos a niños, adultos y hasta ancianos involucrados en dichas dinámicas, esta situación no se puede considerar algo negativo, todo lo contrario es bueno que todos se involucren en el uso de la redes, pero realmente lo que ocurre es que muchas veces se desconoce el uso de ellas, aquí es donde inicia el problema de las redes sociales. Si no se le da el uso adecuado se convierten en una red de información que cualquier persona puede utilizar; nunca medimos los alcances que esta pueda llegar a tener por eso hay que contextualizar y guiar en la escuela, el trabajo, casa, en cualquier lugar, esto con el fin de replicar en otros contextos las bondades de una sana interacción virtual, que no solo facilita actividades cotidianas, sino que a la vez abre un horizonte a oportunidades laborales, académicas, sociales, culturales, entre otras.

Las estadísticas que crecen cada día a nivel de la evolución desaforada y poco guiada del uso inapropiado de las redes sociales, son sorprendentes no por su número sino por las implicaciones sociales y culturales que esta interacción virtual nos pone sobre la mesa, es necesario así, abordar dichas situaciones, como punto de partida para analizar y encontrar una balanza entre las ventajas y desventajas de las nuevas dinámicas de comunicación e interacción del mundo que nos rodea.  porque no nos digamos mentiras el uso más frecuente de las redes sociales es el de querer saber que está haciendo el otro, siempre queremos saber si está trabajando, si esta sol@, si se fue de vacaciones, si cambia el estado, en definitiva la vida del otro.

La pregunta que surge entonces sería ¿Cómo se le da un buen uso de una red social?, la respuesta puede ser sencilla, lo difícil es aplicarla; lo primero es agregar contactos reales, personas que se conozcan en la vida con los cuales se haya hablado al menos una vez, esto nos da un mayor nivel de seguridad, otro aspecto importante es evitar subir fotos de sitios comunes, por ejemplo: casa, finca, colegio, alguna propiedad; la idea es no mostrar los sitios en los que regularmente uno se desplaza para evitar situaciones de riesgo y finalmente no escribir en la red todo lo que me pasa en la vida, hay que tener cuidado con la privacidad, las personas inescrupulosas son capaces de aprovecharse de estas situaciones para acercase a uno, porque a uno “ya lo conocen” y lo tienen identificado. La cuestión con las redes sociales no es dejarlas de usar, sino apréndelas a usar……

Escritor : Mauricio Rojas Vargas

Deja un comentario