ENAGENAR LA LIBERTAD PARA QUEDARNOS EN LAS TINIEBLAS DE LA CAVERNA

JEAN JACQUES ROSSEAU, polímata que entre muchas profesiones se destaco como músico filosofo y escritor; en el año 1762 galardono las letras con la autoría del libro el contrato social un texto de tipo económico político filosófico que ha cuestionado las grandes mentes humanas en cuanto a los asuntos que tienen que ver con el origen de las cosas, la organización y distribución de un estado y la conciencia social entre otros temas. A continuación se retomaran los primeros capítulos de su obra para hacer un análisis de lo leído y crear intertextualidad con la parábola del mito de la caverna escrita por platón en su obra la república.

Como primera medida recordemos que el contrato social nos expone una serie de conceptos que surgen a partir de un análisis de la libertad humana que hace Rousseau , sosteniendo que el hombre nace libre pero que pierde esa libertad en la medida que tiene que someterse a las reglas y practicas ya establecidas de una cultura o sociedad; otra de las ideas que subyacen de la mente de este pesador tiene que ver con el orden social, fundamentado como un derecho sagrado que tiene el hombre, pero que no se lo otorga la naturaleza sino el mismo ente social que lo rige. El siguiente aspecto que nos detiene en el análisis del texto es la relación metafórica que crea Rousseau comparando la familia como direccionador del individuo que nace, hasta que este logra romper el yugo y hacerse aparentemente independiente relacionándolo con lo que sucede con la sociedad y sus reglas con el individuo que permanece en ella, siendo este quiera o no, ignórelo o no direccionado por las reglas de esta con la diferencia de que los hombres nunca podrán romper ese yugo pues este mismo el que hace que el sistema funcione y que no se quebrante un orden ya establecido que asegura la supervivencia y la alineación de la raza humana.

Así pues comenzaremos a profundizar en el término libertad y lo que nos da a entender Rousseau en el texto analizándolo con nuestros saberes previos y la lectura del mito de la caverna previamente releído. La libertad es considerada como la capacidad que se tiene de poder obrar según su propia voluntad a lo largo de su vida, está considerada como el tesoro más apremiante que tienen los individuos y cualquier violación o atentado contra este valor incomoda grandemente la conciencia de la persona; el contrato social y la lectura que hacemos de él nos hace pensar en las transformaciones que sufre este concepto, si lo miramos desde el punto de vista filosófico nos interroga sobre la autentica libertad y la pérdida que sufrimos de esta en el momento en que nos incorporamos al mundo , es decir nunca somos realmente libres pues nos enajenamos para un bien social, al pensar en esto es imposible no evocar el mito de la caverna que nos narra la historia de hombres encadenados entre la oscuridad de una cueva sin conocer mas allá de lo que las sombras de un mundo exterior dejan vislumbrar como un reflejo.

Este relato es una clara metáfora de la condición de libertad que ha vivido el hombre desde el inicio de las sociedades hasta el hombre moderno, que presume de valerse por sí mismo de conocer todas sus realidades y de dominar el mundo. Aun cuando la filosofía nos enseña que vivimos enceguecidos por lo que queremos creer como bueno y malo que nuestras cadenas son las ideas ya introyectadas en nuestro cerebro y que la cueva es simplemente esa cultura en la cual hemos nacido y por la cual hemos enajenado este principio de libertad que nos podría desatar de las cadenas.

Nos atrevemos a vislumbrar el concepto de libertad desde otro punto aun más social y mitológico el asunto religioso. La religión un ente puramente convencional enseña que la libertad está condicionada a la creencia de un Dios supremo y al riguroso seguimiento de unas reglas que él establece como fundamentales para una vida digna y para obtener la tan anhelada libertad interior, argumento que nos detiene a pensar en la originalidad de la interpretación que la religiosidad le da al concepto de libertad, pues si la libertad depende de seguir un conjunto de normas se está negando al Continuemos entonces con la interpretación que surge de la intertextualidad entre el mito de la caverna y el concepto de libertad del contrato social.

Nos preguntamos si estas cadenas podrán romperse y que pasaría si se lograra escapar de alguna forma de esa opresión, tal vez ocurriría lo mismo que le ocurrió al hombre de la caverna, el mundo caería sobre él y lo aplastaría para impedir que el sistema deje de ser sistema, los temores por lo desconocido y la idea vaga de saber manejar el mundo impediría al hombre moderno quitarse las vendas dejar esas cadenas que no es otra cosa que los ideales con que ha crecido y salir a la luz ,una luz que muy posiblemente lo volvería aun mas ciego, pero solo mientras se acostumbra y se adapta.

Estamos seguros de que en el mundo han existido y existen personas que han intentado despertar a la humanidad o en otras palabras liberarla de tantos yugos u opresiones que la aquejan, pero el mundo está sordo , solo escucha la voz de la tecnología de la nueva era, solo escucha las necesidades de comprar y vender que ofrecen los medios de comunicación y esos héroes o antihéroes quedan relegados a la academia al arte a la filosofía y al pensamiento, sometidos a la voluntad de la mayoría y al convencionalismo del que no pueden escapar, en otras palabras también son asesinos brutalmente.

AUN TENIENDO MUCHO MAS QUE PENSAR ACERCA DE EL CONCEPTO DE LIBERTAD, DEJAMOS ABIERTO EL ANALISIS PARA QUE RUMIANTE SE HAGA DUDA EN EL LECTOR…

Escritor: JIMENA VELEZ CARDONA

Loading...

Deja una respuesta