Regulación emocional y control de la ira

Como ya se ha explicado, las emociones negativas, como el enojo o la ira, pueden impulsar una conducta encaminada a corregir esta situación y aliviar la tensión, a veces en forma de delito. A los sujetos con estas dificultades carecen habilidades de manejo de situaciones conflictivas, suelen interpretar hostilidad en los otros aunque no realmente no haya esa intención y tienden a tener explosiones de emotividad.

Las técnicas de regulación emocional pretenden ayudar al sujeto a manejar mejor las situaciones conflictivas, de manera que prevalezca un autocontrol emocional y favorezcan las posibilidades de resolver el conflicto de manera no agresiva. A partir del programa de inoculación de estrés de Meichenbaum (1984), que consistía en enseñar al sujeto a disminuir su activación fisiológica o ira, y cambiar las interpretaciones negativas de una determinada situación para otras no distorsionadas, fueron surgiendo programas más multifacéticos, dirigidos a problemas de especial falta de control emocional o mala regulación de la ira.

Así , se utilizan los auto registros para reconocer las situaciones que pueden generar conflicto y los estímulos que pueden precipitar la agresividad y se entrena a los sujetos en técnicas para el manejo de la ansiedad (relajación muscular progresiva, técnicas de respiración controlada ) y para poder practicar una desensibilización sistemática (aprender a responder de manera controlada a estímulos inicialmente estresantes ) o un entrenamiento en afrontamiento , comunicación y práctica en la vida diaria ( Nova , RAMM y BLACK , 2001 ) .

(Generalitat de Catalunya. Departamento de Justicia)

Loading...

Deja una respuesta