STARTUP, el nuevo modelo de negocio tecnológico

Si tienes una innovadora idea tecnológica de negocios, además cuentas con un par de socios conocedores en la materia y que te apoyan incondicionalmente en el proyecto, y sabes que dicho negocio puede ser altamente rentable pero por un tiempo limitado, entonces eres el emprendedor de una emergente empresa llamada Startup.

Estas empresas son la última moda en modelos de negocios, y si bien tienen un tiempo de vida limitado, ya sea porque su éxito las ponga en el radar de una empresa más grande que las absorba o simplemente porque no resultaron tan favorables como se pensaba en un principio, lo cierto es que hoy día son muchos los “Ángeles de Negocios o Tiburones” que navegan las aguas empresariales en busca de estos emprendedores que podrían llevarles a la cima del éxito.

Los siguientes conceptos son necesarios aclararlos a la hora de pensar en una Startup:

  • La Organización: a diferencia de las empresas tradicionales, las Startup son una organización humana que congrega a profesionales expertos en las siguientes áreas: Producción, Marketing e Investigación con capacidad para adaptarse a los cambios del mercado.
  • La Inversión: es pequeña, pero las ganancias son significativas. Se puede hablar de 5 a 20 veces el valor de lo invertido, de lo cual podría incluso presentarse un aumento si la Startup se populariza a niveles virales.
  • La base de las Startup: radica en la imagen corporativa que proyecten tanto a clientes como a proveedores y el trato que le den al cliente, pues la mejor manera de competir contra las grandes corporaciones, siendo que las Startup son pequeña o medianas empresas, es la forma en que puedan captar no sólo la atención sino también la fidelidad de sus clientes.
  • El uso del Internet es su herramienta principal.

Simplificar los procesos y Maximizar las ganancias, son el modus operandi de estas empresas que rompen los esquemas de las empresas tradicionalmente capitalistas.

Para reconocer a una Startup hay que prestar atención a los siguientes detalles:

  • Una Startup NO cumple una jornada completa laboral
  • El personal que labora en una Startup NO se ajusta a 8 horas de trabajo diarias
  • La idea que propicia la Startup se basa en el desarrollo tecnológico innovador, aprovechamiento de las web y diseños orientados a satisfacer las necesidades de los clientes.
  • Todos los trabajadores de la Startup comparten el mismo espacio laboral sin divisiones semánticas o jerárquicas.
  • Las Startup dependen de todos los involucrados en su fundación para operar, la ausencia de uno de los miembros supondría el desequilibrio de una de las partes de la empresa.

Crear tu propia Startup implica los siguientes pasos:

  • Genera una idea. Ubica la oportunidad
  • Sondea el mercado para ver qué impacto tecnológico tendría esa idea
  • Delimita el mercado hacia el cual vas a orientar el proyecto
  • Diseña el plan de acción. Establece tiempos de ejecución y costo de inversión
  • Reconoce sus debilidades antes que los demás
  • Financia tu propio proyecto al inicio
  • Adáptate al cambio.

Deja un comentario