Una Técnica Útil para no Lastimar su Espalda

Si alguna vez ha sufrido de malestar en la espalda o en la cadera después de hacer algún esfuerzo considerable como una mudanza o un típico viaje con exceso de equipaje, entonces usted no está siguiendo una técnica correcta para cargar objetos pesados. En éste artículo usted aprenderá como evitar lastimarse nuevamente. Ahora bien, si es usted de los afortunados que nunca ha sufrido alguna lesión así, no puede dejar de leer éstos consejos. Revisaremos a continuación una técnica útil para cargar objetos pesados.

La serie de pasos que a continuación se describen le ayudará para prevenir que los discos de su columna se compriman o forzar la espalda inferior cuando usted está cargando objetos pesados.

La clave de ésta técnica es mantener una amplia base de apoyo. Para esto, sus pies deben estar separados la distancia equivalente al ancho de sus hombros, con un pie ligeramente delante del otro (igual a la postura típica de karate). Con esta postura, póngase en cuclillas, doblando las caderas y las rodillas solamente para levantar el objeto. Si es necesario, puede poner una de sus rodillas en el suelo, mientras la otra queda frente a usted, doblada en un ángulo recto.

El secreto de la técnica es mantener una buena postura. Para esto, solamente mire hacia adelante y mantenga la espalda recta, con el pecho y los hombros hacia atrás. Con esto usted mantendrá su espalda recta y un ligero arco en la espalda baja, que es la forma de distribuir adecuadamente el peso, evitando así una potencial lesión.

Una vez que está usted en ésta posición, lentamente levante el objeto, sin dejar de mantener  en todo momento una amplia base de apoyo y enderezando sus caderas y rodillas. Recuerde mantener la espalda recta, y no girarla mientras se levanta. Adicional a esto, se debe mantener la carga tan cerca del cuerpo como sea posible, y a la altura de su ombligo para ayudarle a soportar mejor el peso.

TE PUEDE INTERESAR:   COLLECTION BAG AND SHOES THE SEVEN DEADLY SINS

Si desea cambiar de dirección mientras se desplaza, sólo tiene que utilizar sus pies, dando pequeños pasos sin olvidar en todo momento mantener la posición. Con caderas de plomo a medida que cambia la dirección debe mantener la posición de su cuerpo, con los hombros en línea con las caderas mientras se mueve.

Una vez en su destino, baje la carga con cuidado, en cuclillas con las rodillas y las caderas solamente. Éste es simplemente el proceso inverso de haber levantado la carga.

Recuerde no intentar levantar objetos pesados doblando hacia adelante, pues la mayoría de las lesiones típicamente se originan con éste movimiento. Doble las caderas y las rodillas para agacharse hacia su carga, manténgala cerca de su cuerpo, y estire las piernas para levantar. Además, es importante recordar que nunca debe levantar un objeto pesado sobre el nivel del hombro, pues en éste punto el soporte es mínimo; ni tampoco girar o voltear el cuerpo mientras se encuentre levantando o sosteniendo un objeto pesado.

Autor: Vasti Herrera

Deja un comentario