Comentarios desactivados en

 ¿Volvió a la cárcel? ¿Gano el concurso estatal de piano? ¿Realmente era la culpable de un asesinato? Serían las preguntas más elementales que podrían surgir después de haber visto CUATRO MINUTO1 del director y guionista Chris Kraus, con fecha de estreno inicial el 23 de Junio de 2006. Pero para ser concisos en este texto me propongo exponer sobre tres dimensiones: Mismidad, Afectividad y Poder. Desde la mirada de la protagonista de la Cinta: Jenny.

El presente trabajo reproduce en general una REINTERPRETACION de dimensiones expuestas en el Seminario Perspectiva Ética Antropológica de Educación Contemporánea; Ejemplándola en Cuatro Minutos. Proponiéndome hablar específicamente de las ya mencionadas dimensiones: la Mismidad, afectividad y poder. La cinta alemana de Kraus, CUATRO MINUTOS, derrocha con el talento de una excepcional pianista, una joven perturbada, víctima del abuso de su padre y acusada injustamente por asesinato (Verdad que no se muestra en la cinta), ella, quien forma parte 1 Cuatro Minutos. Director: Chris Kraus. Protagonistas: Hannah Herzsprung, Monica Bleibtreu. Pais: Germany. Año: 2006.

de una sociedad hondamente decadente. Evidenciando en el argumento del guionista un juego de contraposición: Una maestra anciana encerrada versus estudiante talentosa desmotivada. Estas, Traude Krüger (Monica Bleibtreu), Una profesora de piano, quien forma parte de la resaca de la II Guerra Mundial en la que participó como enfermera, cohibida por haber sido lesbiana, fue producto de un sistema injusto y humillante. La ahora anciana, encarcelada, al igual que la joven Jenny von Loeben (Hannah Herzsprung). Esta última, despierta toda clase de efectos: furia, al golpear y casi matar al guardia; solidaridad al enfrentarse al villano violador, su propio padre; lastima (Cual nueva versión de la Lloronai2); al sufrir por la pérdida de su hijo (Oscar); coraje, al soportar su cinismo cuando se le preguntan sus datos para la competencia y contesta: “Asesina”; admiración sin precedentes al observarla presa de su talento musical, el cual rechaza y condena. Jenny, en su papel de virtuosa pianista, despierta la emoción y conmoción de cualquier audiencia al ejecutar una maravillosa mezcla de música clásica con acordes de su propia inspiración consolidados dentro de una explosión de sobrenatural energía (Jenny: “Ese sonido soy”) reconociéndose como una asesina.

Con la intención de encontrar los conceptos fundamentales a desarrollar en el presente ensayo, y entonces, veo que es evidente aceptar la mutación que conlleva uno con él otro. Veo una dialéctica del sujeto y la conciencia del yo interno. Con esto he encontrado después de varias lecturas de la película un monologo interior fluido por parte de Jenny y donde logro identificar las dimensiones próximas a definir con ayuda del texto guía brindado por Etcheverry :La llorona es un personaje o espectro del folclor hispanoamericano que según la tradición oral, se presenta como el alma en pena de una mujer que asesino o perdió a sus hijos, buscando a estos en vano y asusta con su sobrecogedor llanto a quienes la ven u oyen.

 Dimensión de la mismidad: Cada persona, en su singularidad propia, no sería sólo el resultado emergente de una red causal de condicionamientos biológicos, sociales y/o culturales sino que está llamada a ser ese misterio que conjuga en el aquí y en él ahora la decisión libre de ser quien puede ser. Esto remite a la toma de conciencia de ser el que soy y el tener-que-serlo con una responsabilidad indelegable. En esta dimensión se juega la continua alteración vincular para ser sí mismo. En la Película, y cabe agregar, que no soy nadie para señalar a Jenny por su falta de sabiduría en el cuidado de sí misma. Cada Persona en su singularidad propia, no sería solo el resultado emergente de una red causal de condicionamientos biológicos, sociales y /o culturales, sino que está llamada a ser misterio que conjuga en el aquí y ahora de decisión libre de ser. Esto remite a la forma de conciencia de ser el que soy y el tener que serlo con un responsable indelegable. En esta dimensión se conjuga la continua alteración vincular para ser sí mismo.

Ética, antropología y sí mismo. Inquietud y cuidado de sí. Del ascetismo a la decisión vital; tengamos en cuenta las escenas donde Jenny intenta suicidarse. La angustia y demás temples anímicos que disponen el obrar humano. sino aquella que te permite realizar una crítica, en primer lugar sobre sí mismo, y luego sobre el modo de comprender. De ahí que el pensamiento, en primer lugar, modifique al sí mismo, y luego a su contenido. Se entiende entonces al conocimiento dentro de un proceso que es iniciado por un ejercicio, un singular invariable, cuyo principal objetivo es afectar al sujeto para que éste logre acceder a la verdad. Es Traude Krüger, la profesora, quien intento iluminar el objetivo de Jenny.

Dimensión de la afectividad: en íntima relación con el cuerpo, se puede decir que si bien la vida afectiva puede estar condicionada por la “educación” sentimental, pasional y emocional de la sociedad y la cultura, sería insostenible renunciar al modo propio en que cada persona puede ser afectada por la relación abierta de los vínculos. Evitar la exploración de dicha dimensión en toda su complejidad sería, para la educación, descuidar aquello que constituye uno de los fundamentos de la relación humana.

Acción. Romper un vidrio en el baño antes de la presentación en la primera eliminatoria; por nervios o desesperación por la psicología barata por parte de la maestra. Para Berger y Luckmann ven el lenguaje como un elemento clave objetivo (externo al individuo) que facilita la estructuración del conocimiento en términos de relevancia. También aquí el lenguaje cumple una función imprescindible: como forma de extender la comprensión y el sentido de la realidad de una manera consistente y coherente con la realidad subjetiva de los individuos, y eso tiene lugar, fundamentalmente, a través de la creación de universos simbólicos. Mundo simbólico de Jenny construido por su pasado incambiable. y, a su vez, qué se decida en torno a su interpretación, permitirá indagar los diferentes modos en que se concreta su acción. Por un lado, puede caracterizarse ciudad, región, país, planeta, etc.)

Tener en cuenta: Sobre sujeto y poder para mencionar a MF y Estudiar el adentro y el afuera. Hacer una relación de los entornos de los problemas, relaciones de poder de lo que es la influencia del entorno. El afuera como constitutivo del adentro. El decorado hace parte de la trama; y si cambiamos el decorado, cambia la trama. Así podemos ver cómo funciona la sociedad. Hablamos de las dos vertientes interna y externa del poder según Michel Foucault; la externa subversión, del dispositivo se estrecha la subjetividad a aquello que nos imponen. Lo interno de poder, es como cada cual procesa la subjetividad. Las técnicas de sí mismo, las tecnologías de si, lo que se pierde en este análisis es que estas técnicas de si son producto del afuera. La interioridad siempre está afectada por el afuera… la institución, en este caso el entorno ya vivido por la protagonista, saber o lo que sea hace que el cuidado de sí. El cuidado de si no es un emancipador autónomo, NO. Esto reconfigura la forma de producción.

Somos una sociedad disciplina y consecutivos a las normalizaciones de lo que debe ser correcto. En MF se evidencia puntos de demarcación de aportes del pasado. Por esta razón escojo esta palabra en el título del presente texto próximo a Concluir. A Jenny le diría que solo cumpla el deber de sí mismo y brindándole la siguiente frase del escritor Gabriel García Márquez: «los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga otra vez y muchas veces a parirse a sí mismos».
No solo esta interpretación de sus historicidad como dice Gadame .

En Jenny existe un remolino de realidad y hechos que ha transformado la crueldad de vida. Señalando el cuadro de una persona psíquicamente con problemas emocionales, pero que a su vez derrocha de talento. Los cuatro minutos del solo de Jenny evoca la siguiente frase de Foucault: permiten a los individuos efectuar, solos o con ayuda de otros, algunas operaciones sobre su cuerpo y su alma, sus pensamientos, sus conductas y su modo de ser, así como transformarse, a fin de alcanzar cierto estado de felicidad, de fuerza, de sabiduría, de Perfección o de inmortalidad. (Foucault, 1982)Ahora bien, es importante identificar el acto final de la pianista. La conciencia de un estado inmortalizado en Cuatro Minutos. Retomo a la primera pregunta cuando inicio el presente ensayo. Entonces me respondo: Para qué saberlo, pues no es necesario cuando logramos discernir en su solo inmortalizado en 4 minutos; las tres dimensiones con la perfección del ser.

http://www.linkedin.com/in/fabiolagarciagonzalez
4 García Márquez, Gabriel. El amor en los tiempos del cólera. 1985.
5 Foucault. M. La Hermenéutica del sujeto. 2001. Tomado de los apuntes de Catedra Del Seminario perspectivas ético antropológicas para la educación Contemporánea. Ciclo Lectivo 2013.

Escritor: FABIOLA GARCÍA GONZÁLEZ

Loading...