Artritis

      No hay comentarios en Artritis

Terminología que se refiere a una diversidad de enfermedades inflamatorias o degenerativas, que actúan sobre las uniones de dos o más huesos, comúnmente denominadas articulaciones.

El espacio entre las articulaciones esta cubierto y protegido por un tejido flexible y cartilaginoso denominado cartílago. Éste permite que exista un movimiento de forma suave, eliminando la fricción entre las junturas óseas, también absorbe los impactos provocados al ejercer presión sobre ellos, como cuando se salta o camina.

Cuando se deteriora o disminuye la cantidad normal de cartílago, los huesos entran en contacto, ocasionando dolor, hinchazón (inflamación) y rigidez, la cual es conocida como Artritis.

Es una enfermedad sin discriminación de razas y estereotipos. Estadísticamente  predomina en la mujer, y se presenta mayormente entre las personas de 40 a 60 años,  pudiendo atacar también a los hombres y se puede presentar en niños.

Causas

La causa de esta enfermedad no está definida, pero se presume que la misma puede ser consecuencia de:

  • Formación de anticuerpos por la introducción de un antígeno o agente extraño, ocasionando inflamación de articulaciones.
  • Enfermedad auto inmunitaria (el organismo ataca por error al tejido sano).
  • Desgaste y deterioro general de las articulaciones.
  • Lesiones o rupturas en las articulaciones.
  • Infección, generalmente por bacterias o virus.
  • Defecto o malformación del cartílago y/o articulación.

Generalmente, la inflamación articular y el dolor asociado disminuye y/o desaparece después de que se recibe tratamiento, cuando esto no sucede así y persiste, se habla de artritis crónica.

Factores que aumentan el riesgo de padecer artritis:

  • Sobrepeso

La obesidad o el exceso de peso, ejerce mayor presión y desgaste sobre las articulaciones, especialmente en las rodillas, lo cual conlleva a sufrir de osteoartritis.

  • Consumo de tabaco

Diferentes estudios, han observado que el consumo de tabaco perturba al sistema inmune, produciendo efectos proinflamatorios.

  • Falta de ejercicio

La actividad física, a diferencia de lo que se piensa, mantiene los músculos tonificados, y ayuda a soportar el peso del cuerpo y en consecuencia mejora la presión sobre las articulaciones.

Signos y Síntomas

  • Dolor, el cual puede variar de carácter individual, esta presente en casi todos los tipos de artritis.
  • Hinchazón y rigidez en las articulaciones, especialmente aguda al despertarse y disminuye a lo largo del día.
  • Pérdida de peso y sueño.
  • Fatiga y malestar general.
  • Sensibilidad en la zona afectada.
  • Debilidad muscular.
  • Hormigueo en las extremidades.

En la mayoría de los casos de artritis en etapas avanzadas, ocasionan que el individuo no sea capaz de realizar las actividades cotidianas de movimientos y ejercicios, lo que ocasiona disminución de la calidad de vida.

Tratamiento

Para un tratamiento eficiente y eficaz de la artritis, es importante que exista una comunicación fluida con los diferentes factores que rodean al individuo: su médico tratante, fisioterapeutas, nutricionistas, entre los más importantes.

El tratamiento engloba:

  • Medicamentos, que actúan sobre el dolor y la inflación, que dependen del tipo de artritis que presente el individuo.
  • Fisioterapia, que actúa sobre la región afectada (articulación), mejorando la rigidez y el rango de movimiento y alivia el dolor a largo plazo.
  • Dieta mediterránea, balanceada y complementada con suplementos vitamínicos A, C y D, para ayudar a eliminar los radicales libres y fortalecer los tejidos cartilaginosos.

Deja una respuesta