Ausencia del observador pitagórico en la ciencia contemporánea

Problema: Relevancia e influencia del investigador en la descripción de un fenómeno. Hipótesis: La descripción y modelación de los sistemas físicos, biológicos y sociales (entre otros) poseen dependencia del investigador que describe este. Se da la total ausencia del observador pitagórico, o lo que en términos físicos podríamos denominar como un marco de referencia absoluto o privilegiado.

Planteamiento: En el desarrollo de la ciencia bien se puede contemplar como en sus inicios se busca la compresión del universo en su totalidad y el hombre (investigador) toma conciencia de la realidad a groso modo de múltiples escenarios de la naturaleza circundante [2, pág. 35], siendo este investigador de naturaleza “divina”, un observador que disfruta el placer de la contemplación de la naturaleza, como lo es un espectador en una obra de teatro en donde los actores escenifican sus personajes independientemente del publico presente.

Alcanzar un mayor detalle y elaboración de la ciencia represento en nuestros individuos presentes en la obra de teatro limitar su campo visual y no presenciar la escena teatral en su totalidad. El nuevo enfoque de la investigación conllevo a la especialización en la que el único elemento común al conocimiento del universo en el individuo es el método base para su elaboración.

A pesar del cambio sufrido aquí por la ciencia (el concepto del nexo de causalidad universal que ha desaparecido) prevalece, y en particular en las ciencias físicas y exactas, el determinismo, una marca inconfundible de la idea de la completa independencia de la naturaleza del observador [2, pág. 36]. Modelo basado en el fundamento de la mecánica newtoniana que es la base de la ciencia de la época.

Pero los modelos deterministas de la física, que toscamente afirman que el hombre no juega un papel importante en el comportamiento de la naturaleza verían nacer nuevas tendencias físicas. Igualmente las demás ciencias no son ajenas a estos acontecimientos y sus ideologías consideran estos cambios de la ciencia en su estructura (obsérvese el caso de la antropología.

La aparición de la mecánica cuántica rompe con la presencia del sentido común. Con ella, el principio de incertidumbre pone las primeras reglas de juego [2, pág. 43]. Es la presencia del principio de incertidumbre lo que pone de manifiesto un nuevo fundamento para la ciencia moderna y contemporánea [3, pág. 40]. La mecánica cuántica se convierte así en el genotipo de la realidad manifestada macroscópicamente en su fenotipo, la mecánica newtoniana.

El observador cuántico no puede medir simultáneamente magnitudes excluyentes metrológicamente (magnitudes complementarias), como si el espectador de la obra no pudiese ver al mismo tiempo, finos gesto del actor al tiempo que intenta ver la acción que desarrollo en medio de la habitación con los demás actores. El nivel de precisión posible dependerá del interés del observador. Y es precisamente este hecho el cual implica que el observador cuántico haga parte del fenómeno. Apreciar los finos detalles de un sistema implica un esfuerzo de parte del observador, un aporte de energía al sistema la cual afectara su medida [1, pág. 15]. El espectador ha influenciado en las sensaciones del actor y ha comenzado ha sufrir de ansiedad y nerviosismo, su concentración es irrumpida por la presencia, miradas y comentarios de los espectadores.

Esto se pone claramente de manifiesto en el estudio de la conducta. Un biólogo diferencia entre el comportamiento de un animal en su estado silvestre y en su estado cautivo. El hábitat y la presencia de nuevos elementos provocan una reacción en el individuo observado. Un animal contenido en una jaula o un zoológico, se ve restringido por el medio, además de que se encuentra ante cientos de observadores que lo acechan con sus miradas.

Es así como la naturaleza, o más bien el conocimiento de ella, exhibe un comportamiento dual adicional, la dualidad naturaleza-observador, entendiéndose esta dualidad como el comportamiento del fenómeno exhibido ante su propia naturaleza y el exhibido ante un elemento adicional como un observador.

Es así como se desenmaraña un mundo de determinismo impecable independiente del observador. El universo forma realmente un único sistema con el espectador y la conciencia de este [3, pág. 40]. 3, pág.41]. De hecho ahora es mucho mas sencillo ver la ausencia del observador pitagórico, de lo que pretendo dar razón, en las ciencias humanas, como la sociología, en donde la imposibilidad de la experimentación y/o reproducibilidad y verificación, conducen a introducir la subjetividad del investigador.

Claro es también, que no solo es un aporte de subjetividad personal, sino también de una subjetividad social. La ciencia en nuestra época aun se encuentra gobernada por la cultura, la ciencia y la historia [3, pág. 59]. Como una obra que por miedo a represarías modifica su contenido para adecuarla a la sociedad a la cual se presenta. La física y la astronomía enfrentaron en el medioevo el geocentrismo en el que se hallaba absorbida la sociedad, el cual impidió su desarrollo. La concepción de la creación judía cerro la mente reveladora de la relatividad general (Albert Einstein). Por citar algunos ejemplos de lo mencionado.

Bibliografía
[1] Heisenberg, Werner. La imagen de la naturaleza en la física actual.
[2] Heisenberg, Werner. Los nuevos fundamentos de la ciencia.
[3] Edgar, Morin. Ciencia con conciencia.

Autor: Edward Yesid Villegas Pulgarin

Deja un comentario