BIOLOGÍA HOY: REDEFINICIONES DE UNA CIENCIA EN EL SIGLO XXI.

      Comentarios desactivados en BIOLOGÍA HOY: REDEFINICIONES DE UNA CIENCIA EN EL SIGLO XXI.

En un sentido muy amplio y general, esta redefinición describe un poco mejor a la Biología, pero resulta insuficiente. Por ejemplo, no incluye la palabra origen, en referencia al estudio del origen de los seres vivos, el cual no está realmente incluido en el concepto de evolución, ya que ésta sólo se refiere a los cambios acumulativos en las poblaciones de organismos vivos a través del tiempo transmitidos por herencia, mientras que el estudio sobre el origen de la vida parte de la premisa de su origen inorgánico, o sea, no vivo.

Actualmente, la Biología es una ciencia muy diversificada, compleja y estrechamente vinculada con otras disciplinas. El acelerado desarrollo tecnológico ha acentuado aún más este proceso, llevando a la Biología a un punto en el cual a veces no es sencillo diferenciar entre ésta y otras ciencias, creando la necesidad de nuevas disciplinas, entre ellas la Bioquímica, Biofísica y Biomatemática, por mencionar algunas.

De hecho, históricamente no puede hablarse de Biología ni de biólogos sino hasta principios del siglo XIX, que según Smocovitis (2009) fue cuando se empleó el término por primera vez en un artículo de K. F. Burdach en 1800; posteriormente en 1802, G. Treviranus y J.B. Lamarck dan las primeras definiciones de Biología (Mayr, 2000, p. 4; Coleman, 2002, p. 10). La de Lamarck dice.

Por supuesto, esto no quiere decir necesariamente que no hubiera estudios biológicos antes del siglo XIX. En realidad, el estudio de la vida es prácticamente tan antiguo como la humanidad, pero entonces hay que distinguir entre la Biología como ciencia y los estudios biológicos que, desde los tiempos de Plinio el Viejo, sólo eran una parte de un conjunto mayor de diversas disciplinas conocidas en conjunto como Historia Natural, a saber: Zoología, Botánica, Geología y Mineralogía (En su Historiae Naturalis, Plinio agregaba Astronomía, Meteorología, Geografía y Medicina), de las cuales los estudios biológicos se limitaban a las primeras dos (y a la Medicina, por extensión). Debido a su arraigo, los términos Historia Natural y naturalista eran de uso común durante el XIX y principios del XX, en vez de Biología y biólogo.

La Biología como ciencia entonces empieza a tomar forma hacia el siglo XX, al integrase las principales vertientes de la investigación biológica del siglo XIX, según Ledezma (2002, pp. 6-24), en cuatro teorías fundamentales: la Teoría Celular de Schwann y Schleiden, la Teoría de la Evolución de Darwin y Wallace, la Teoría de la Homeostasis de C. Bernard y la Teoría de la Herencia de Mendel.

A partir de este punto, la Biología como ciencia integrada comienza a mostrarse cada vez más compleja, desarrollada e interconectada con otras ciencias, dejando atrás su carácter de mera descripción y catalogación de organismos vivos, herencia de su vinculación con la Historia Natural.

En el transcurso del siglo XX, con la irrupción de la Biología Molecular y sus desarrollos posteriores tales como la Ingeniería Genética, la Biotecnología, y aplicaciones tecnológicas más o menos relacionadas con ésta tales como la Nanotecnología, se pone de manifiesto que la complejidad de lo vivo tiene sus raíces en la complejidad misma de los átomos; a la luz de éstos y otros desarrollos se plantea la conveniencia de una redefinición de la Biología, de cara al siglo XXI. Un ejemplo de esto puede ser el enfoque termodinámico de Nahle (1999), quien dice que la Biología es: como los diversos fenómenos fisicoquímicos que ocurren en los seres vivos a nivel molecular, y tiene múltiples implicaciones, como en la comprensión de los flujos de energía en un sistema ecológico.

Sin embargo, tal vez tal redefinición deba esperar a que ocurra primero un consenso entre los biólogos, puesto que no todos están de acuerdo en aceptar la reducción de los fenómenos biológicos a meros procesos fisicoquímicos, considerando que hasta ahora la Física y la Química no pueden explicar todo sobre la vida, por ejemplo los procesos evolutivos.

BIBLIOGRAFÍA.
Coleman, William. (2002) La Biología en el siglo XIX: Problemas de forma, función y transformación. F.C.E., México.
Real Academia Española. (2001). Biología. En Diccionario de la lengua española (22.a ed.). Consultado el 20 de enero de 2014 en http://lema.rae.es/drae/?val=biolog%C3%ADa.
Ledezma, M. I. (2002) Historia de la Biología. A.G.T. Editor, S.A. 1ª edición, México.
Mayr, E. (1942) Systematics and the Origin of Species from the Viewpoint of a Zoologist. New York, Columbia UP.
Nahle, N. (1999). Biology. Biology Cabinet. New Braunfels, TX. Consultado el 20 de enero de 2014 en http://biocab.org/Biology.html.
Smocovitis, V.B. (2009) Modern Biology. Early definitions of Biology. Science Encyclopedia. The Hystory of Ideas, Vol. I, Biology. Consultado el 20 de enero de 2014 en http://science.jrank.org/pages/8468/Biology-Modern-Biology.html.

Escritor: Jaime Arturo Rosales U.

Loading...