Características de los inmigrantes residentes en España

De un análisis de la inmigración residente en España, fundamentada en los datos oficiales del Instituto Nacional de Estadística, del Patrón Continuo y la Encuesta de Población activa se extraen las siguientes conclusiones:

En primer lugar, y según los datos que facilita el Patrón continuo la comunidad de inmigrantes residentes en España es de media 6 años más joven que la población foránea, esta característica ha permitido rejuvenecer en medio año el índice de envejecimiento global.

Otra característica, que se puede observar en la gráfica número 1, es que la inmigración en España ha mejorado el índice de capacidad en medio punto, esto significa que el inmigrante contribuye al correcto funcionamiento del sistema de pensiones en España, debido a que un 97% de los inmigrantes llega a España en edad productiva. No obstante, grupos de economistas consideran que esta mejora, se produce a corto y medio plazo, debido a que estos inmigrantes también envejecerán y accederán al derecho de pensión.

En segundo lugar, los flujos migratorios, y según muestra el mapa recuperado del INE, se establecen en la mayoría de casos en Madrid, Barcelona, costa mediterránea.

Se puede interpretar que las zonas de mayor concentración de inmigrantes corresponden con localidades que se caracterizan por su industria, negocio o turismos, es decir, con mayores oportunidades de empleo. En este sentido, destacar que la ocupación laboral formal es superior en los varones que en las mujeres.

Se observa de la gráfica 3, varias características, en primer lugar, la procedencia de inmigrante varones no se presenta como un factor determinante en la tasa de actividad y que esta es superior entre los 25 y 50 años. En el caso de las mujeres, el lugar de procedencia determina la receptividad del mercado laboral, las mujeres perteneciente a Magreb presenta una tasa de actividad inferior al resto. En cuanto a la edad, mantiene una tendencia similar al inmigrante varón, es decir, entre los 25 y 50 años se registra una tasa mayor de actividad.

En cuanto a la estructura de convivencia familiar, y según datos de INE 2007, el 31,2% de los inmigrantes mantiene una relación de matrimonio con hijos, el 14,5% matrimonio sin hijos y el 24% son solteros sin hijos. Se deduce de este dato, que la mayoría de inmigración es estable y poblacional en España. En la mayoría de casos, y como muestra la gráfica 5 y 6, los inmigrantes tienen una relación de matrimonio con nacionales de su país, esta tendencia se aplica tanto en varones como en mujeres.

Otra característica de los inmigrantes en España, es que la mayoría habitan en viviendas en propiedad, concretamente el 51,5%, el 22.2% en situación de alquiler, 24% en vivienda cedida y el 2,3% en situación desconocida. Este dato reafirma el carácter poblacional de la inmigración en España.

Los inmigrantes residentes en España, en un 90% mantienen contacto frecuente con personas o familia de su país de origen, los medios más utilizados son email, llamada telefónica, este contacto se manifiesta en las reagrupaciones familiares que se producen una vez el inmigrante está adaptado al país y es participe del sistema laboral, un 24,1% en el año 2008.

Autor: Moises Bolekia

Loading...

Deja una respuesta