Cine: ¿comercial o de autor? (fragmento)

      No hay comentarios en Cine: ¿comercial o de autor? (fragmento)

Todos sabemos que la industria cinematográfica más poderosa del planeta, hablando e términos económicos, es decir, rentabilidad, es la norteamericana, con su sede en Hollywood, claro está. Y es que las superproducciones a las que nos tienen acostumbrados los gringos, son una muestra de la más exorbitante ostentación. Observando el tema desde el punto de vista empresarial resulta muy lógico: una gran industria requiere una gran inversión.

Casi que se podría pensar, aunque debemos decir de antemano que sería exagerado, por no mencionar también impreciso, que la relación entre el costo de la producción y las utilidades que ésta genere, es directamente proporcional. Pero es necesario decir también que en muchas ocasiones, películas extremadamente costosas resultan ser un verdadero fiasco en taquilla, y por lo tanto, un desacierto económico para estudios y productores.

demanda, es decir, ofrece lo que se vende. Sin embargo, existen otros panoramas. establecidos por la gran industria cinematográfica. Europa, Asia y Sur América también aportan su granito de arena al séptimo arte. Y es que por grande y poderosa que sea la industria cinematográfica norteamericana, es apenas lógico que existan otras, aunque, comercialmente hablando, no tan exitosas.

Es obligatorio reconocer la importancia de Hollywood, y, en esta medida, se hace necesario tomarlo como punto de referencia para realizar un análisis de la economía que gira en torno al cine mundial. Un paralelo entre norteamericanos y europeos, por ejemplo, es un ejercicio que nos ilustrará bastante acerca de la situación financiera del séptimo arte.

Escritor: León David Marín Álvarez

Deja una respuesta