LOS NUEVOS MEDIOS CONFIGURAN NUEVOS CÓDIGOS

      84 comentarios en LOS NUEVOS MEDIOS CONFIGURAN NUEVOS CÓDIGOS

En la actualidad, la “escasez de lectura” en la gran mayoría de los estudiantes de la educación básica y superior es un problema y una realidad con las que un gran número de docentes ha tenido que lidiar; los interrogantes al respecto giran en su mayoría entorno a aquellos factores que causan el desapego o falta de deseo por la lectura de los textos que manejan el código escrito. Particularmente, la escasez de lectura ha sido el talón de Aquiles para los maestros de literatura, pues al promover la lectura literaria, sobre todo aquella que hace parte del canon clásico, los estudiantes no suelen pasar de las primeras páginas de una novela sin considerarla aburrida o fastidiosa.

A pesar de estos inconvenientes, el problema no radica en que los jóvenes no puedan dedicar horas a una actividad que requiera de su constante atención, concentración e interpretación, pues vemos que la gran mayoría de ellos pueden pasar mucho tiempo frente a la pantalla de su televisor, un computador o un videojuego resolviendo problemas, solucionando acertijos, opinando o rebatiendo argumentos en un estado de Facebook, Twitter, Myspace, entre otros espacios de la web.

Si se reflexiona sobre la dinámica comunicativa que ofrecen los medios masivos de comunicación como “lecturas” y que estas, al igual que la escritura, necesitan del dominio de códigos específicos para ser interpretados, entonces, nos damos cuenta que el problema principal no radicaría en que los estudiantes no estén leyendo, sino, que lo están haciendo de formas diferentes a las tradicionales. El poder dominar otros modos semióticos sería entrar en contacto con otros lenguajes que también crean significados. Si se limita, o más bien, si se generaliza que la lectura sólo concierne al texto escrito, se estaría mostrando tan solo una pequeña porción de la misma.

Gallardo (2006) nos dice que las urgencias culturales y comunicativas de hoy no son las mismas que tuvieron nuestros padres o abuelos, pues la forma de vivir el mundo actual es completamente diferente a la de ellos. Esta realidad se hace clara en la medida que podemos observar, que el código escrito ya no tiene la misma preminencia en la sociedad actual, pues los medios masivos de comunicación poco a poco lo han desplazado y puesto en el marco cultural lo visual, masivo, digital y virtual como elementos que dominan la vida pública y privada de la mayoría de las masas. Esta clase de textos y lecturas que ofrecen los medios hacen uso de la simultaneidad de diferentes modos semióticos para crear significado; esto se conoce como multimodalidad (Kress & Van Leeuwen, 2001).

No cabe duda que los avances en las nuevas tecnologías de la información como los celulares, tabletas, computadoras, entre otros, están presentes en casi todas las áreas de la vida moderna. Esto ha vuelto la preferencia de las masas hacia la “imagen” (Kress, 2003), y en consecuencia, han configurado lecturas gobernadas por su lógica, cuya dinámica de producción e interpretación se rige por sus propias reglas estructurales que difieren de las lógicas del texto escrito. Pero ¿Cuál es la diferencia entre estas dos lógicas?

Kress (2003), dice que la organización de la escritura se rige por la lógica del discurso hablado, por lo tanto, está presidida por la lógica del tiempo y la lógica de la secuencia de sus elementos en el tiempo en disposiciones gobernadas temporalmente; es decir, para hablar o escribir es necesario decir una cosa y después otra, una palabra y una frase tras otra, de tal manera que una vendría primero, luego otra y otra al final.

Por el contrario, la dinámica e interacción con la imagen y su información, como la que ofrecen los nuevos medios y, por ende, el texto multimodal, está gobernada por la lógica del espacio y por la lógica de la simultaneidad de sus elementos en disposiciones organizadas espacialmente. Con esta dinámica de lectura, el sujeto construye una ruta a partir del orden de los elementos visuales en el espacio de representación; por ejemplo, si uno o varios de dichos elementos se sitúan en el centro, por lo general adquieren una mayor primacía en comparación con los que están ubicados a su alrededor; o si se posicionan arriba toman un estatus de “superioridad” o por el contrario, si se ubican abajo tomarían un estatus de “inferioridad”.

Ahora bien, como el mundo actual se vuelca hacia la preferencia del texto multimodal en muchos ámbitos, y las nuevas tecnologías facilitan, apoyan e intensifican esta preferencia, las lecturas que configuran los medios están regidas por lógica de la imagen. Si se incluye a la escritura en estos textos, no tendría la misma preminencia para significar como la tendría en un libro, cuento o novela, pues con los medios, el código escrito estaría sometido a la lógica espacial; es decir, la escritura encajaría en cómo, cuándo y dónde el orden de los elementos espaciales de representación la ubiquen (Kress, 2003).

Los textos multimodales armonizan distintos signos, y permiten que un lector armonice diferentes modos semióticos, como lingüísticos, visuales, gestuales, auditivos, con el fin de extraer un significado coherente o más acorde con la intención del texto. Efectivamente, muchos de los adolescentes que están acostumbrados a los avances tecnológicos, poseen unas habilidades que les permiten decodificar los textos multimodales, habilidades que exigen procesos de interpretación más diversos, pues cada sistema semiótico tiene sus propias maneras de configurar el significado y poseen una carga o potencial comunicativo (Kress & Van Leeuwen, 2001). Entonces, y con lo dicho hasta el momento con respecto a la lectura, sería incorrecto hablar sobre la escasez de lectura, sino más bien sobre la falta de dominio del código de una de las muchas formas en las que esta se presenta: “la lectura del texto escrito”.

BIBLIOGRAFÍA

Gallardo Álvarez, I. (2006). La lectura de textos literarios en el colegio ¿Por qué no leen los estudiantes? Revista educación 30.

Kress, G. (2003). El alfabetismo en la era de los nuevos medios de comunicación. Traducción: J.M.Pomares. Ediciones Aljibe. Colecciones Aulae. Routledge, London.

Kress, G. and Van Leeuwen, T. (2001). Multimodal Discourse – The Modes and Media of Contemporary Communication. London: Arnold.

Escritor: Edward Morales Teherán

Loading...

84 pensamientos en “LOS NUEVOS MEDIOS CONFIGURAN NUEVOS CÓDIGOS

  1. Pingback: viagra with bpay

  2. Pingback: zestril 10 mg tablet

  3. Pingback: 5mg cialis buy

  4. Pingback: verapamil usa

  5. Pingback: viagra 100mg price

  6. Pingback: viagra at boots

  7. Pingback: order motrin

  8. Pingback: Epivir

  9. Pingback: imuran 25 mg generic

  10. Pingback: more tips here

  11. Pingback: Viagra mail order

  12. Pingback: differin 15g tablets

  13. Pingback: diamox tablets

  14. Pingback: nicosia viagra

  15. Pingback: Pharmacy viagra

  16. Pingback: cialis 1800

  17. Pingback: How to get some viagra

  18. Pingback: purchace viagra

  19. Pingback: cbd oil and fingolimod

  20. Pingback: buy viagra toronto

  21. Pingback: cbd oil for diabetes

  22. Pingback: Free viagra

  23. Pingback: texas personal loans

  24. Pingback: cheap offshore viagra

  25. Pingback: sugarhouse casino online

  26. Pingback: online slots real money

  27. Pingback: to buy viagra in shanghai

  28. Pingback: ebay cialis

  29. Pingback: cialis bathtub symbolism

  30. Pingback: viagra otc usa

  31. Pingback: generic cialis paypal payment

  32. Pingback: to buy viagra in shanghai

  33. Pingback: viagra prices

  34. Pingback: canadian viagra

  35. Pingback: mymvrc.org

  36. Pingback: generic viagra names

  37. Pingback: viagra for sale

  38. Pingback: Viagra 150 mg tablets

  39. Pingback: good rx pharmacy coupons

  40. Pingback: online casino

  41. Pingback: online slots

  42. Pingback: cheap tadalafil

  43. Pingback: generic tadalafil

  44. Pingback: canadian online pharmacy cialis

  45. Pingback: generic cialis canada

  46. Pingback: viagra cost

  47. Pingback: discount viagra

  48. Pingback: viagra reviews

  49. Pingback: play online casino real money

  50. Pingback: real money casino games

  51. Pingback: real money online casinos usa

  52. Pingback: what is viagra

  53. Pingback: generic cialis

  54. Pingback: generic for cialis

  55. Pingback: cialis 5 mg

  56. Pingback: cialis generic

  57. Pingback: cialis generic

  58. Pingback: buy cialis

  59. Pingback: viagra cost

  60. Pingback: loans for bad credit

  61. Pingback: payday loans

  62. Pingback: personal loan

  63. Pingback: tadalafil cialis

  64. Pingback: slot machine games

  65. Pingback: san manuel casino online

  66. Pingback: sildenafil generic

  67. Pingback: real money casino games

  68. Pingback: online casino games for real money

  69. Pingback: buy levitra online

  70. Pingback: vardenafil dosage

  71. Pingback: generic cialis online

  72. Pingback: canadian pharmacy online

  73. Pingback: otc ed pills

  74. Pingback: ed drugs

  75. Pingback: ed drugs

  76. Pingback: viagra 100mg

  77. Pingback: generic cialis india

  78. Pingback: order cialis online

  79. Pingback: generic cialis cost

  80. Pingback: cialis 20mg price

  81. Pingback: Buy no rx viagra

  82. Pingback: cialis 20

  83. Pingback: cialis coupon walmart

  84. Pingback: Best viagra price

Deja una respuesta