CÓMO ELABORAR UN ENSAYO DE TU PROPIA AUTORÍA SIN TENER QUE PLAGIAR

      Comentarios desactivados en CÓMO ELABORAR UN ENSAYO DE TU PROPIA AUTORÍA SIN TENER QUE PLAGIAR

Primero debo aclararte que en ocasiones confundimos un ensayo con un resumen; mientras el resumen es la síntesis de un texto y no exige tu interpretación, el ensayo exige que elabores tu propio pensamiento, tu propio discurso a profundidad sobre un determinado tema y debe estar sustentado o apoyado en razones que lo justifiquen.

No existen fórmulas mágicas en la elaboración de un ensayo, sin embargo, estos pequeños consejos pueden ayudarte a encontrar tu vena de escritor y de paso no acudir al recurso de algunos estudiantes: cortar, copiar y pegar textos de otros autores, que debo decirte es un delito porque se roban las ideas de otras personas, más aún cuando no se cita al autor original.

Antes de desarrollar el ensayo es imprescindible tener claro el tema sobre el que escribirás que puede ser un problema o una pregunta y cuando lo hayas decidido podrás iniciar.

Por ejemplo si la pregunta que estableciste fue ¿Cuál es el origen del hombre?, es importante que reflexiones sobre la línea (religiosa o científica) por la que conducirás tu posición crítica y objetiva sobre el tema, además documentarte antes de escribir, y dado el caso referenciar la cita textual o bibliográfica del autor en tu ensayo.

Ahora bien, el ensayo tiene tres elementos fundamentales como la mayoría de escritos: la introducción, el desarrollo y la conclusión. Una clave es reflexionar antes de plasmar tus ideas y así evitarás la redundancia de palabras, o tener que corregir muchas veces la redacción.

En la introducción debes justificar la pregunta o el problema: el qué, el cómo, y el por qué. Volviendo al ejemplo anterior sobre ¿Cuál es el origen del hombre?, el propósito es orientar al lector sobre la importancia del tema y explicarle cómo lo abordarás. Dependiendo de la claridad con la que expliques la introducción, tendrás gran parte del ensayo resuelto. En el desarrollo debes explicar de manera más profunda el tema que escogiste, para nuestro caso sobre el origen del hombre, es elaborar una tesis o afirmación sobre tu propia versión del tema y desarrollarla a través de todo el escrito teniendo en cuenta la documentación que recogiste previamente al establecer el tema o la pregunta.

En este paso si consideras que debes incluir la cita textual de un autor para darle más valor a tus argumentos, debes hacerlo en el mismo párrafo y no olvidar incluirlo a pie de página. Volviendo a nuestro tema sobre ¿Cuál es el origen del hombre?, un ejemplo: Stephen Hawking nos demuestra la inexistencia de Dios de forma concreta: «Si llegamos a descubrir una teoría completa, sería el triunfo definitivo de la razón humana porque entonces conoceríamos la mente de Dios” .

Un consejo que puedes utilizar en el desarrollo del ensayo es realizar un listado sobre las ideas principales que vas a plantear, luego comenzar a explicar una por una, teniendo en cuenta que sean lo más coherentes, claras y que sigan una línea conductora a través de todo el escrito.

En la conclusión de tu ensayo deberás redondear el tema, resolverlo y darle un toque personal, es decir, plantear tus propios aportes a la pregunta o problema establecido. Lee varias veces el escrito ya que el éxito de un ensayo no sólo se encuentra en la calidad de su contenido sino también en la claridad y la sencillez del lenguaje que utilizas.

No olvides que la estructura de las oraciones en español es sujeto – verbo – predicado. Utiliza las herramientas de diccionario que te ofrece el sistema si lo realizas directamente en computador y/o un buen libro de sinónimos y antónimos. Evita plantear oraciones incompletas ya que dejan al lector con el sabor agridulce de la pregunta… ¿qué quiso decir?.

Dependiendo de la exigencia sobre la cantidad de páginas para tu ensayo, que generalmente oscila entre tres (3) y diez (10) páginas, es preciso tener en cuenta que tanto la introducción como la conclusión son los dos aspectos del ensayo que tienen menos extensión.

Para terminar, notarás que realizar un ensayo no es tan sencillo pero tampoco es imposible, y que como toda destreza que se cultiva requiere paciencia, perseverancia, imaginación y disciplina. Igualmente que al ejercitar la reflexión mediante la escritura, estarás adquiriendo las habilidades que te exigen a nivel académico y profesional, además podrás convertirte en un gran escritor y hasta en un gran orador. Ánimo.

Observación para mi jurado: Escogí este tema porque en las asignaturas que oriento: Ciencias Sociales, Filosofía y eventualmente Español, uno de los grandes problemas tanto para los estudiantes como para los docentes es la realización genuina y auténtica de actividades que exigen interpretación, análisis y argumentación de escritos a partir de textos que se proponen en el aula de clase.

Por: Claudia Patricia Romero Díaz.
Lic. Filosofía e Historia

Loading...