¿Conoces los jardines ocultos de Madrid?

Muchos de nuestros lectores se sorprenderán al leer este artículo y darse cuenta que existen muchos jardines que no conocen o que quizás han pasado cerca de ellos sin darse cuenta. Pues bien, a través de estas líneas esperamos poder darles a conocer una serie de jardines que son igual o de mayor belleza que otros más conocidos, que quizá por estar cerca de lugares representativos de la ciudad se los ha dado más valor e importancia.

Con el título dice ¿conoces la Dalieda de San Francisco, Jardín del Príncipe de Anglona y Jardín de la Casa Museo Lope de Vega…. y así con muchos más que esperemos puedan conocer un poco a través de estas líneas pero que lo mejor de todo es poder visitar para que cada uno pueda enriquecerse con su visión. Haremos un breve recorrido por cada uno de ellos siendo estos los siguientes: Dalieda de San Francisco, El Casino de la Reina, Jardín del Príncipe de Anglona, Jardín de la Casa Museo de Lope de Vega, La Cuesta de la Vega, Huerto de las Monjas, Jardín del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Jardín Fundación Lázaro Galdiano, Jardín de la Casa Museo Joaquín Sorolla, Jardín del Magnolio, Jardín del Museo de San Isidro y por último aunque más conocido Jardines del Campo del Moro y de Sabatini, empezaremos por:

LA DALIEDA DE SAN FRANCISCO Se trata en un principio de un espacio verde que cuenta con 4.400 metros cuadrados que se encuentra sobre el solar donde estuvo ubicado el antiguo Convento de San Francisco, el cual fue destruido en la década de los años 30. Y que en Mayo del 2007 en este solar se creó este Parque siendo inaugurado por el Alcalde Alberto Ruiz Gallardón. Se encuentra situado en lo alto de una pequeña meseta, a la derecha de la Basílica de San Francisco el Grande, dando a la Gran Vía de San Francisco por delante y a la calle del Rosario por su derecha.

La particularidad de esta zona verde es que toda su flora está dedicada a una temática única, como es el cultivo de las Dalias. El Parque se encuentra cercado por una valla de forja sobre pilastras de granito similar a la de la vecina Basílica. El pavimento empleado en las zonas ajardinadas es de jabre y losas de granito en las zonas de paso y acceso. El Parque consta de tres zonas: la Dalieda, el mirador y el acceso a los parques de la Cornisa. A continuación detallaremos cada una de sus zonas empezando por:

El Jardín de las Dalias: Es la parte central del Parque, tiene un paseo perimetral sobre las distintas galerías para que se pueda observan bien las flores en toda su plenitud. El jardín consta de unas 724 dalias de 40 clases distintas, entre las que podemos destacar la dalia Catherine Deneuve y dalia Esther. Además, de 85 árboles destacando algunos como pinos, olivos y cipreses. También alrededor de 2.400 arbustos y 6.200 plantas tapizantes.

El Mirador: Que se encuentra en un edificio auxiliar, teniendo unas vistas hacia poniente y por sus vistas es uno de los principales proyectos del parque. En él, se encuentra una obra escultórica que representa a San Isidro Labrador (realizada por Santiago Costa) y que esta llegó a este parque procedente de la Glorieta de San Vicente.

En este mirador además de poder ver unas de las más bonitas puestas de sol, también se pueden realizar unas impresionantes fotografías. La obra se encuentra rodeada por unas flores muy reconocidas como son las gramíneas. Lo que divisamos desde el mirador se encuentra la Ermita de San Isidro, el cementerio de San Isidro, el parque de San Isidro, el cementerio de San Justo y la Plaza de toros de Vista alegre, entre otras muchas cosas siendo esas las más destacadas. Acceso al Parque de la Cornisa: Por último, señalar que el acceso hasta el parque se realiza por el talud que se encuentra decorado con unas gramíneas. Este Parque es de una gran similitud al que acabamos de describir.

Escritor: : César Gutiérrez Barroso

Deja un comentario