Datos y opinión sobre los últimos casos de Rabia en Chile

      Comentarios desactivados en Datos y opinión sobre los últimos casos de Rabia en Chile

Hace algunos meses (Agosto 2013) se supo la noticia de un joven que andaba en moto en la ciudad de Quilpue fue mordido por un perro vago y que este joven estaba internado por presentar signos de rabia, muchos veterinarios, entre los cuales me incluyo nos costó mucho creer esta información, yo supuse que había sido una coincidencia, que podría haber sido mordido, pero que su cuadro clínico podría deberse a una meningitis viral o bacteria concomitante y no al virus de la rabia ¿por que mi escepticismo? básicamente por que en Chile desde el año 1990 no se han encontrado indicios de la variante genética canina del virus rábico en perros, lo que llevó en el año 2010 a la Organización Mundial de la Salud a declarar a Chile como país libre de rabia de la variante canina, haciendo historia, la última vez que una persona en Chile fue mordida y contagiada por un perro rabiosos fue en la ciudad de Chillan en el año 1972. El ser declarado como país libre de esta variante es un gran logro, considerando que este virus era endémico en los años 50-60, y como se consiguió ésto, fundamentalmente por la aplicación de un programa masivo de vacunación canina, un adecuado control demográfico de esta especie y una vigilancia epidemiológica permanente.

Se creía que este virus estaba controlado, pero la situación cambio, cuando en el año 1985 se encuentra por primera vez en nuestro país, la presencia del virus rábico en murciélagos, específicamente en la especie Tadarida brasiliensis, constituyéndose peligrosamente en un reservorio silvestre, por lo tanto haciendo imposible la erradicación completa de este virus.

Cabe mencionar que estos murciélagos que son de gran importancia para el ecosistema controlando la población de insectos como los mosquitos, poseen un hábitat principalmente urbano, conviviendo con personas, perros y gatos domésticos, por lo tanto no es de extrañar que el tipo de virus que se han aislado en perros con rabia (7 casos en los últimos 25 años) o gatos con rabia (2 casos en 17 años), corresponden exclusivamente a cepas propias de murciélagos.

El último caso confirmado de un perro y un gato con rabia ocurrió en la ciudad de Curico en el año 2007, ambos animales resultaron positivo al virus de la rabia variante murciélago. Pero no sólo animales de compañía se han contagiado de rabia por murciélagos, el año 1996 se produjo la muerte de un menor de 7 años con signos de rabia, pero que no presentaba ninguna mordedura, posteriormente se encontró un murciélago muerto entre los juguetes del niño. También se cree que el perro que mordió al joven de Quilpue pudo haber contraído la enfermedad desde un murciélago.

Para entender mejor porque se habla de virus rábico variante canina o de murciélago, hay que saber que el virus de la Rabia se puede clasificar en diferentes genotipos (hasta el momento se han descrito 11 genotipos), el genotipo número 1 es el que esta presente en el continente americano y que a su vez se puede clasificar en diferentes biotipos dependiendo de sus variantes antigénicas producto de las proteínas de la nucleocápside del virus, en Sudamérica se han descrito al menos 8 biotipos diferentes, siendo las más importantes en Chile, la variante 1 que se asocia a perros y la variante 4 asociada a murciélagos. El saber que tipo de variante esta involucrado en un caso, sirve para conocer la fuente de infección y tomar las medidas sanitarias correspondientes.

Si bien, todos los expertos declaran que el caso de Quilpue es un caso excepcional, muchos creemos hoy, que si no se toman medidas para controlar la población de perros vagos este caso podría volver a repetirse, principalmente por la gran cantidad de perros aparentemente sin dueños que pueden encontrarse en los centros urbanos de las principales ciudades del país, perros que en su mayoría están en malas condiciones y sin vacunas. La solución a mi parecer pasa por un manejo integrado entre las autoridades y la población; educando, esterilizando, vacunando y dictando leyes claras para una real tenencia responsable de mascotas. No hay que olvidar que en Chile existe un Reglamento de Prevención de la Rabia en el Hombre y los animales (DTO 89/02), que en su articulo 3, expresa que los propietarios o responsables del cuidado de perros y gatos susceptibles de transmitir la rabia, tendrán la obligación de someterlos anualmente a la vacunación antirrábica, lo que se acreditará con el certificado oficial correspondiente.

Y no olvidándonos de lo más extraordinario del último caso de rabia conocido en nuestro país, es que el joven mordido se recuperó y fue dado de alta, convirtiéndose en la 7 persona en el mundo en sobrevivir a esta letal enfermedad.

Referencias
– Vigilancia de Rabia. Chile, 2008 – 2013*. Instituto de Salud Pública de Chile. Boletín ISP, Vol.3, No.9. Agosto 2013
– Grandes cambios en la Rabia en Chile. P. Rojas G. en http://medicinafamiliar.uc.cl/html/ articulos/033.html
– Rabia en Chile 2013. R. Rojas. http://es.scribd.com/doc/170442901/Rabia-Aspectos-Generales-OK
– Rabia en Chile. Actualización 2013. Berríos P. en http://www.colegioveterinario.cl/ noticia_ver.php?id=647

Escritor: : Daniela Rubio

Loading...