De señalética al sistema señalético. – 4 Parte –

Por último y muy relacionado con lo femenino está el color rosa, simboliza timidez, es suave y romántico Este al mismo tiempo, sugiere una ternura y la intimidad.

En cuanto a lo que la percepción de los colores causa, está relacionado en algunos casos con la experiencia personal de cada individuo, o en otros casos son totalmente inconscientes, lo que no se puede negar es que este provoca una reacción de parte del individuo, cuando en contacto directo con la forma y color.

Por ejemplo los colores cálidos que comprenden la gama del rojo, naranja y amarillo, dan la impresión de estar más cerca del observador, son considerados positivos, y transmiten una idea de objetos de mayor volumen e intensidad. Por el contrario los colores fríos, entre ellos el azul y violeta parecen alejarse y estar más lejos de su observador. En cuanto a estos provocan la sensación de reducción y ligereza. A esto  remite la expresión popular cuando hace referencia a una persona como cálida o fría, en cuanto a la cercanía o lejanía de esta. Al mismo tiempo de ser cercanas, los colores cálidos en su máxima luminosidad, no son posibles de tolerar por mucho tiempo, por lo cual son implementadas en lugares de paso, en los que el objetivo del lugar sea precisamente que el usuario no se instale por mucho tiempo. Un ejemplo claro de este caso es el restaurant de comida rápida mc donalds.

Este análisis de los colores  y sus combinaciones e intensidades es muy pertinente a la temática que se desarrolla, pues abre el espectro del entendimiento de las sensaciones para una correcta elección a la hora de desarrollar un sistema identitário visual para la organización. Teniendo en cuenta que esta elección afecta de alguna manera al comportamiento y estado emocional del transeúnte. Enriqueciendo el mensaje que desea comunicar.

La forma también es un elemento que va de la mano con el color y termina de exponer su mensaje armónicamente cuando bien utilizado. Para cada color existe una forma que exprese su carácter, como ser para en amarillo y anaranjado, que son clores estridentes e intensos, llenos de vigor, se representan con las formas de triangulo en los que radía hacia afuera en todas las direcciones. El azul evoca la forma de un círculo en el cual desaparece concéntricamente. Por otro lado el verde al ser un color que combina el amarillo juntamente con el azul, es representado en forma de un triangulo con puntas redondeado en el cual expresa las connotaciones de cada uno de los colores combinadamente. Y de esta manera con cada uno de los colores. Por lo cual la importancia de la elección correcta a la hora de definir la forma- color que llevará el sistema de señales en relación con la institución para transmitir el mensaje adecuado.

La forma de la señal y su espacio se implementa el tercer elemento importante a describir es la tipografía, teniendo en cuenta que este es un elemento preponderante por ser el que transmite el mensaje explícitamente por lo cual es necesario que sea altamente legible. Esta también debe reflejar la personalidad de la marca o de la organización a través de sus connotaciones. Teniendo en cuenta las distancias de la visión, si la señal está a una distancia considerable el tamaño de la tipografía también deberá agradarse para lograr una mejor legibilidad. Por el contrario esta disminuirá su tamaño a medida que la señal se vaya acercando al usuario.

Es por eso que las tipografías más aptas para usar en el área de la señalética son aquellas que ofrecen un alto nivel de legibilidad, compuesta por los trazos y una gran abertura del ojo tipográfico para evitar el empaste. El uso de este elemento varía de acuerdo a la función para la que vaya a utilizarse la señal. Esta debe ser mucho más clara e inteligible cuando se trata de señales para exterior de forma que pueden resaltar a la visión del usuario y llamar su atención.

Conviene añadir que dentro de la elección de la familia tipográfica, también existen distintas variables, como las de peso, tono y proporción.

La tipografía tiene doble función lingüística y semántica, en las cuales en una representa gráficamente al lenguaje por medio de un sistema de signos que es comprendido por diferentes fonemas del lenguaje, a su vez la suma coherente de estos signos conforman las palabras, cuya forma cobra sentido en los diferentes contextos.  La otra función es la semántica en la cual cabe resumir que es la función en la cual solo con ser vista hace referencia a lo que representa.

Por ende cuando se debe elegir la tipografía para utilizarse en el sistema señalético, se debe tener conocimiento de familias tipográficas, y tener la disponibilidad de éstas. Esto es muy importante pues efectivizara la cantidad de tiempo utilizada para su elección, reduciendo el gran abanico de posibilidades existentes. Igualmente esta tipografía elegida deberá ser la adecuada para la implementación del manual de identidad gráfica, Otro tipo de cómo elegir la tipográfica es una de las más comunes, y es el dejarse influenciar por la moda, o gusto que son un tanto subjetivos. Lo cual hace que sus resultados terminen en formas que no significan y dificultan la lectura.

Asimismo estas están sujetas a diferentes variables visuales como se menciona anteriormente, una de ellas es la de las familias tipográficas, que conforman una variedad de trazos y terminales, algunas más parecidas con otras, formando agrupaciones por afinidad. Alguna de estas familias son las helvéticas, la futura, la frutiger, caslon, garamond, etc. De todas maneras a estas se las clasifica en cuatro grupos a grandes rasgos segmentado, siendo estos las que contienen serif, las sanserif, las de fantasía y por último las caligráficas.

Otra variable que se debe tomar en cuenta es la forma, entendiendo por esta la caja, alta o baja de la tipografía. Mayormente para la señalización se ha utilizado la de caja alta, con la falsa concepción de su mejor lectura, cuando realmente la de caja baja mantiene más la diferenciación de las formas entre un carácter y otro logrando su mejor diferenciación. Para esto es conveniente hacer pruebas con la tipografía de la familia elegida, y ver si realmente funciona a las diferentes distancias, manteniendo su clara legibilidad. Otra de las variables previamente citada es la de inclinación, tratándose de la denominada cursiva o itálica, inclinada a 13º en relación al eje perpendicular a la línea de la base. Asimismo otra de las variables a tomar en cuenta es la de peso, que se refiere a lo ancho del trazo, de los cuales encontramos las finas o light, mediana o regular, negra o bold y en alguno de los casos la black. Esto también da una intencionalidad a la escritura del mensaje pues refuerza la jerarquización de los textos. El ancho de la tipografía también habla de una variable visual en la que se denominan los tres anchos que presentan las tipografías como condensada, normal y extendida.

Autor: Daniela Mercado

Loading...

Deja una respuesta