DE VISITA POR LAS LIBRERIAS: REFLEXIONES SOBRE LOS LIBROS DE AUTOAYUDA

Desde hace días he estado en busca de un texto que me llevó a visitar todas las librerías de Medellín. En la búsqueda he notado muchas cosas, unas que merecen ser pensadas, otras que inicialmente me llaman la atención pero que luego deshecho. Entre tantas impresiones y recorridos predomina ante mi vista un fenómeno que aunque no es para nada nuevo nunca había notado tan imponente y hasta agresivo: la multitud casi extravagante de libros sobre autoayuda. Es cierto que los vemos en los andenes de las calles y hasta se encuentran presentes en las listas escolares, es algo que hemos interiorizado de tal manera que no debería sorprender, pero creo que la venta exitosa de estos textos aún nos siguen abriendo interrogantes que responden tanto a los intereses de sus lectores como al de las editoriales.

He de mencionar sin ninguna vergüenza que mi trabajo en capacitación empresarial me ha obligado a leer algunos de estos textos y he percibido que la respuesta de los asistentes suele ser más positiva ante temas de superación personal que ante asuntos propiamente laborales. ¿Por qué las personas prefieren estas lecturas? ¿Será que al común de la gente les cuesta la reflexión y estos libros inducen a ella? ¿Podrá ser el factor cambio lo que atrae a tantos fanáticos? Todas estas cosas las he pensado pero sólo hasta ahora hago el esfuerzo de llevarlas a la palabra. De mis reflexiones y de lecturas sobre el tema he concluido lo siguiente:

1. Se abordan asuntos importantes de manera superficial; por lo tanto, la lectura es más fácil de lograr. ¿Quién, azotado por el día a día y encerrado en sus necesidades más inmediatas, preferiría leer un tratado de conductismo y pensar cómo se puede aplicar a un equipo de trabajo en lugar de leer !Bien hecho! Cómo obtener mejores resultados mediante el reconocimiento? 1 Se ha encontrado en estos libros un atajo de lo cotidiano a lo complejo, un camino que además de rápido está agradablemente adornado; es que además de la manera casi primaria de tratar temas delicados estos textos están hechos con una prosa llamativa, llena de experiencias personales; para nadie es un secreto que una explicación con ejemplos logra más recordación que una densa definición.

2. Lo adelanté en el punto anterior: la primacía de las experiencias de vida sobre los argumentos o el uso exagerado de estas para demostrar un concepto científico. Ya lo evidencia Edward de Bono en sus interminables anécdotas de 6 sombreros para pensar: 2 la historia de Peter Ueberroth en el prólogo, El pensador de Rodin para introducir su primer capítulo, el ejemplo de la fotografía para iniciar la segunda parte, etc.. Estos libros están dotados de una cantidad de historias que si bien hacen amigable la lectura le restan la veracidad que cualquier académico buscaría. Podría afirmar que estos textos ofrecen lo que la gente busca en su cotidianidad: que le cuenten cosas, historias de personas, sucesos amorosos, consecuencias de malas decisiones; en fin, cuestiones propias de un nivel primario de vida. Se puede pensar entonces que tales escritores tienen una admirable capacidad para adaptar su trabajo a lo que las masas necesitan sin exigirles lo que otros tipos de literatura: esfuerzo mental y una construcción propia.

3. Ofrecen la respuesta rápida a un problema. Es más cómodo y atractivo leer El secreto 3 que iniciar terapia con un profesional para que nos ayude a desarrollar actitudes positivas. Títulos como Las 7 leyes espirituales del éxito, Zen y el arte de la felicidad, Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva etc.; prefiguran una solución a asuntos que a todos nos atañen y deseamos en nuestro presente: eficiencia, felicidad, amor…

Hay autores que incluso han aceptado y encarado los resultados ofrecidos de los textos de autoayuda con los verdaderamente alcanzados por el lector, tal es el caso de Cuauhtémoc Sánchez en su obra Un grito desesperado 4; allí nos habla de una distancia que existe entre el consejo y el obrar y, propone como solución a esto EL PUENTE DE LA HUMILIDAD; si lo cruzas, si aceptas que realmente necesitas el cambio y te disciplinas, podrás lograr la renovación que anhelas.

Si bien esta propuesta está dotada de todo lo anteriormente expuesto, merece la pena que reconozcamos que pese a lo mencionado, estos libros pueden ser efectivos; es decir, este escrito no pretende poner en tela de juicio si tales textos sirven o no, eso es algo que a la larga sólo puede decidir el lector; estos libros pueden ayudar a los no iniciados en la lectura como punto de partida para una vida guiada por la reflexión, debido a su carácter llamativo los profesores y/o padres de familia pueden usarlos para fomentar el hábito de lectura. Considero que son enriquecedores si se toman como un empezar que abre las puertas a un tipo de literatura más elaborada que trascienda el nivel primario de la opinión.

Escritor: Paula Andrea Lopera Mesa

Deja una respuesta