¿DEBERÍA APPLE BAJAR EL PRECIO DE SUS iPADS PARA COMPETIR CONTRA OTRAS EMPRESAS QUE VENDEN MÁS BARATO?

Cierta vez en clase de microeconomía (rama de la economía que estudia el mejor aprovechamiento de los recursos disponibles en una empresa para hacerlos productivos en un mercado donde interactúan agentes económicos como compañías, trabajadores, consumidores, mercado e inversiones) el profesor nos propuso un reto: ¿Les interesaría ser asesores comerciales de Apple, marca muy reconocida de dispositivos tecnológicos de alta gama a nivel mundial? Claramente, él sabía que nuestra respuesta iba a ser positiva; ¿a quién no le gustaría ser asesor EN LO QUE FUERA del gigante norteamericano?; aunque algunos estudiantes no se sentirían preparados para lograrlo y seguramente dirían que no.

El profesor nos dijo: Supóngase que ustedes son los asesores comerciales de Apple y en este momento ellos necesitan asesoría porque están pensando muy seriamente bajar el precio de sus iPads para competir frente a los demás con precios más cómodos y a su vez incrementar sus ventas, ya que la competencia está vendiendo muchas unidades en los Estados Unidos y por el consiguiente, le quitan clientes en el muy lucrativo mercado de la tecnología a Apple y sus iPads. Era un reto bastante interesante para estudiantes que apenas comienzan a descubrir cómo funciona realmente la economía dentro de una empresa y más, hablando de Apple, un actor innovador en el escenario tecnológico mundial.

No obstante, tomé el reto y siendo sincera, no estaba segura de dar la respuesta correcta a este dilema. Incluso llegué a pensar: “¿Para qué resolverle el problema a Apple?, si fuera viable, ya lo hubieran hecho”. Luego de pensarlo, me dispuse a descifrar la problemática (por llamarlo de alguna forma). Comencé analizando algunas características útiles de la empresa y su producto en el mercado, que se deben tener en cuenta para llevar a cabo el estudio económico: Las iPads son bienes costosos para la mayoría de la gente; Apple tiene una competencia más bien amplia, donde los dispositivos tecnológicos de la competencia pueden tener igual o mayor cantidad de aplicaciones; los iPads tienen varios bienes sustitutos y quizá algunos, más económicos, como lo son los portátiles, smartphones, etc. Por otro lado hay que tener en cuenta que es una excelente marca, posicionada en el mercado desde hace muchos años y la gente la busca como pan caliente, si así puedo expresarlo.

Ahora bien, debo analizar un aspecto muy importante en economía, tanto para productores como consumidores: ¿Sí vale la pena sacrificar calidad por obtener mayor número de clientes a precios más económicos? y ¿Si el incremento en la cantidad de dispositivos vendidos dejaría la misma ganancia o más al bajarle el precio al producto? Teniendo en cuenta lo expuesto anteriormente, comencé a aplicar la microeconomía en sí; debía calcular el precio de un iPad, que en Estados Unidos es de $500 dólares aproximadamente y la cantidad de dispositivos vendidos, que actualmente es de 8 millones solo en los Estados Unidos, aproximadamente. Calculamos el ingreso de la empresa actualmente por la cantidad de iPads vendidos, siendo así: $500 x 8 millones = $4.000 millones de dólares de ingreso. Nada despreciable.

Ahora bien, si el precio bajara un 30% ($350) debido a la elasticidad del producto en el mercado y si la cantidad de iPads vendidos se incrementara en un 40% aproximadamente (11.2 millones), el resultado sería el siguiente: $350 x 11.2 millones = $3.920 millones de dólares de ingreso. Nada despreciable igualmente, pero serían $80 millones menos que vendiendo al precio actual. Siendo así, la respuesta es muy obvia, $4.000 millones es mayor a $3.920 millones. Se debe tener en cuenta que las personas al momento de comprar analizan varios factores a parte del precio, como lo es la marca en sí y la calidad más que cantidad. Finalmente, la última decisión la tiene cada cual. Al final, tuve la razón y concluí con mi postura central al decir que si fuera viable, ya lo hubieran hecho. ¿Qué piensan ustedes?

Escritor: Gina López Londoño.

Loading...

Deja una respuesta