Definición de bullying

      No hay comentarios en Definición de bullying

Abuso, acoso, violencia física, intimidación, malos tratos, exclusión social, burla, violencia interpersonal o matonismo escolar son algunos sinónimos que podrían definir el concepto de bullying. Es verdad que la palabra bullying se podría definir con una sola palabra pero también se puede definir de muchas formas, ya que es una palabra con un sentido muy amplio que se refiere a todo tipo de actitudes intencionadas, agresivas y repetidas. En inglés «bullying» significa maltrata e intimidación a alguien, esto es traducido normalmente como acoso. (Revista Electronica Redalyc, 2014)

El acoso escolar, o por su término en inglés «bullying», es exactamente cualquier tipo de maltrato ya sea psicológico, físico o verbal donde una persona o más, en este caso un alumno (o alumna) o más compañeros producen a otra persona con un solo objetivo: hacer que esa persona sufra, haciendo que tenga miedo o haciendo mal para que la persona que causa estos males se sienta bien y satisfecho por agredir, causando en poco tiempo a la víctima aislamiento, exclusión y marginación social con el resto de compañeros y que incluso puede afectar a lo largo de su vida, ya que su firmeza psicológica disminuye.

Ya se sabe que actualmente para hablar del acoso escolar se utiliza el término «Bullying», pero también hay que hacer referencia a la palabra «mobbing». Este término se puede utilizar como sinónimo de bullying ya que en las primeras investigaciones sobre el acoso escolar aún no se le llamaba bullying sino mobbing. Actualmente, sin embargo, el término mobbing casi no se emplea para hablar del abuso escolar, sino que más pronto se utiliza para hablar del acoso laboral. El término «mobbing» en inglés significa «acosar, acorralar a un grupo, etc» y se podría definir como el abuso, el acoso o burla que se produce en una persona en su ámbito laboral con el objetivo de producir en la víctima trastornos psicológicos que afecten de manera seria a su vida laboral produciéndole por ejemplo miedo o terror.

En conclusión, de manera general, podríamos decir que una agresión escolar es cualquier tipo de maltrato que se produce a la víctima sin motivo por parte del agresor, ya sea solo o en grupo, que disfruta a su costa produciendo a menudo consecuencias muy negativas a la víctima.

 

Tipo de acoso

Dentro del maltrato escolar existen varios tipos de acoso. Sin embargo, en cualquier tipología de acoso escolar pueden observarse unas primeras conductas agresivas comunes, no detectables por la propia víctima pero que sí pueden ser observadas por la gente que le rodea. Estas primeras «agresiones» o «acosos» hacia la víctima pueden ser directos o indirectos.

Las agresiones o acosos directos suelen ser más comunes entre niños, básicamente aebido a agresiones físicas y peleas, en cambio el acoso indirecto suelen ser más comunes en niñas, normalmente en la preadolescencia. En Estados Unidos, en el año 1999 se hizo un estudio sobre las agresiones escolares que recibían los jóvenes de todos los colegios de Estados Unidos, en colegios de centro urbano, suburbano y rural. De estos estudios se sacaron varias conclusiones, por ejemplo que un 13% los jóvenes de entre 12 y 18 años de edad decían que habían recibido diferentes burlas tanto físicas como verbales respecto a su etnia, orientación sexual, sexo o discapacidad, y que de estos, los que más lo notaban eran los niños y niñas de diferentes raza o etnia. (Revista Electronica Redalyc, 2014)

En una segunda fase hay muchos más tipos de agresiones y ya sabemos que el bullying es considerado como cualquier tipo de maltrato, ya que puede ser psicológico, físico o verbal, pues bien, algunos de los tipos de agresiones más comunes son los siguientes: (Orpinas, 2008).

Intimidaciones psicológicas: las intimidaciones psicológicas consisten básicamente en amenazas para provocar miedo a la víctima. Estas amenazas consistirían en chantajear, hacer pintadas, escribir cartas, hacer burlas normalmente en público o incluso el agresor es capaz de amenazar a la víctima directamente.

Maltrato físico: el maltrato físico se realiza de forma directa, es decir, el agresor es capaz de darle palizas a la víctima, causarle lesiones con algún tipo de objeto, darle patadas, empujones, golpes, etc. También hay maltrato de forma indirecta, como por ejemplo, robarle, romper el material escolar, objetos personales, libros, etc.

Maltrato verbal: el maltrato verbal consiste básicamente en insultar a la víctima, ponerle motes, difundir mentiras y rumores falsos, hacer llamadas o incluso enviar correos electrónicos, etc.

Aislamiento y exclusión social: El aislamiento y la exclusión social consiste básicamente al no dirigir la palabra o directamente ignorar a alguien e impedir que esta persona participe en el resto de un grupo al mismo tiempo de hacer actividades lúdicas o en trabajos académicos en grupo o incluso boicotear, chantajear o presionar a amigos o amigas de la víctima para que no hicieran nada con esa persona. (Orpinas, 2008).

El acoso racista y el acoso homofóbico, son dos tipos de bullying que hoy en día son muy importantes, tanto, que incluso se puede decir que son unos de los temas que más se debaten ya que hay mucho racismo y mucha homofobia actualmente. Ahora bien, explicaré las características principales del bullying racista y homo-fóbico:

Bullying racista: cuando hablamos de racismo hablamos de discriminación. Podemos decir que el bullying racista hay todo tipo de maltrato, es decir, psicológico, físico y verbal, ya que éste consiste básicamente en agredir a una persona de cualquier manera, ya sea insultante, separándolo de otra gente o inclusoagrediendo físicamente. Los motivos que llevan al agresor a hacer esto son básicamente por su color de piel, por su origen o incluso por su religión. Hay que decir que el racismo es un tema con un sentido muy amplio que no sólo enfoca en las agresiones escolares entre niños sino que también entre adultos y que hoy en día es un tema muy destacado. (Revista Electronica Redalyc, 2014)

Bullying homofóbico: al igual que el bullying racista al bullying homofóbico hay también todo tipo de maltrato, o sea, psicológico, físico y verbal, podríamos decir lo mismo que el racismo pero este es un poco diferente respecto a los motivos que llevan a un agresor a agredir a personas homosexuales, es decir, a discriminar a personas por su orientación sexual. Los motivos pueden ser por su orientación sexual o porque otra gente piensa que esta persona puede ser homosexual. De todos los tipos de bullying, este es el más común en las aulas, ya que los jóvenes a la mínima pelea que hay siempre se escuchan el mismo insulto «gay o maricona». Las personas que sufren este tipo de bullying se puede decir que son los que más sufren ya que es en la adolescencia cuando una persona suele descubrir su orientación sexual y hoy en día la sociedad está acostumbrada a que una persona sea heterosexual y no homosexual.

Otro investigador también muy importante se Ken Rigby, del que cabe destacar el concepto de acoso maligno para aquellos jóvenes que agreden a otros y que no siempre son conscientes de las consecuencias que puede causar a la víctima, aunque sí que hay veces en que el agresor sí es consciente de que a la víctima no le gusta el que el propio agresor hace. Por eso para el investigador Ken Rigby, hay siete elementos que definen su propio concepto de «acoso maligno», estos siete elementos son: (Orpinas, 2008).

  • El agresor disfruta haciéndole daño a la persona más débil.
  • La conducta agresiva se suele repetir continuamente.
  • Alguien padece este mal.
  • No existe ninguna provocación.
  • Una persona o un grupo con mayor poder puede hacer daño a otro con menos poder.
  • Existe un deseo inicial de hacer daño.
  • El deseo lleva a la práctica.

En cambio, «el acoso no maligno» lo define como un acoso centrado más en las burlas, es decir, la intención de este es que la satisfacción no es la misma que «El acoso maligno» porque este es como un juego donde se consigue otro tipo de satisfacción. El agresor sabe que está agrediendo a otra persona, pero esta persona, es decir, la víctima no se da cuenta que está sufriendo acoso.

Acoso escolar por orientación sexual

Para comprender el fenómeno del acoso escolar debe considerarse necesariamente el impacto que ha tenido la cultura patriarcal en la vida de las mujeres y los hombres, que ha establecido roles y ha asignado estereotipos de acuerdo con el sistema de sexo-género. Un sistema de poder que define condiciones sociales distintas para mujeres y hombres según los papeles y las funciones que les han sido asignados socialmente y de acuerdo con su posición social como seres subordinados o seres con poder sobre los principales recursos.

A menudo este roles y su valoración desigual dentro del contexto cultural en que se desarrollan ha sido interiorizada por las personas de una sociedad determinada. Así, se premia el mantenimiento de los papeles asignados mientras que la transgresión es corregida puntualmente mediante un conjunto de medidas punitivas para que las personas, se adecuen a los roles que establece el orden simbólico patriarcal.

Estos presiones configuran lo que se denomina violencia simbólica, es decir, un maltrato soterrado y muchas veces intangible, pero que constituye la base y la legitimación de la práctica de otras formas más evidentes de violencia; y existen en varios niveles: uno general, que discrimina, critica y desvaloriza cualquier infracción de las normas establecidas, y otros más concretos, que estigmatizan los sectores que las cuestionan o que se apartan. (Pérez, G. 2002)

Un párrafo aparte merece la violencia generada por el rechazo a un alumno que no responde a los patrones de sexo y género establecidos. Los roles y estereotipos de los modelos de masculinidad y feminidad hacen que la renuncia a estos implique a menudo situaciones de marginalidad o de discriminación.

A continuación, se presenta un cuadro resumen con las principales causas o motivaciones. Causas o motivaciones del acoso sexual, por razón de sexo y / o orientación sexual: (Pérez, G. 2002)

  • Los mismos estereotipos de relación de poder entre hombres y mujeres del modelo patriarcal.
  • La creación de un ambiente escolar intimidatorio, humillante y hostil. Consigue mediante bromas y comentarios ofensivos y degradantes de contenido sexual que no se dirigen a ninguna persona determinada.
  • Las situaciones generadas por causa de la orientación sexual de las persona acosadas, que, a pesar de los avances conseguidos en los últimos tiempos por el reconocimiento de los derechos de gays, lesbianas y hombres y mujeres transexuales, son todavía objeto de discriminación en muchos ámbitos laborales.

 

Conductas de acoso escolar

El acoso escolar es toda conducta no deseada relacionada con el origen racial o étnico, la religión o las convicciones, la opinión, la discapacidad, el nacimiento, la edad, el sexo, la identidad de género o la orientación sexual, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social de una persona que tenga como objetivo o como consecuencia atentar contra su dignidad y crear un entorno intimidatorio, humillante u ofensivo.

 

Acoso sexual

Lo constituye cualquier comportamiento verbal, no verbal o físico no deseado de índole sexual que tenga como objetivo o produzca el efecto de atentar contra la dignidad de una persona o de crearle un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo.

Decidir que una determinada conducta es sexualmente indeseada corresponde siempre a la persona receptora. Por tanto, el acoso sexual es una serie de comportamientos verbales, no verbales y / o físicos de índole sexual, no queridos por la persona receptora, o bien un solo incidente que por su carácter sumamente ofensivo o delictivo puede constituir por sí solo acoso sexual. Es una forma de abuso que se ejerce desde una percepción o sensación de poder psíquico o físico respecto a la persona acosada y que se puede dar en cualquier ámbito de relación entre personas (laboral, docente, doméstico, etc.), sin que necesariamente exista una superioridad jerárquica. (Pérez, G. 2002)

 

Conductas de la persona acosadora

Las conductas a través de las cuales ejercen su presión los alumnos acusadores, y sin ánimo excluyente ni limitativo, son:

 

Acoso sexual

  • Hacer bromas sexuales o cumplimientos ofensivos.
  • Hacer comentarios sexuales obscenos: sobre el físico, sobre la ropa, etc.
  • Utilizar formas de dirigirse a la otra persona denigrante o obscena.
  • Hacer gestos obscenos y miradas lascivas al cuerpo.
  • Preguntar o explicar fantasías, preferencias sexuales.
  • Hacer insinuaciones o indirectas sexuales.
  • Difundir rumores sobre la vida sexual.
  • Hablar sobre las propias habilidades / capacidades sexuales.
  • Invitar persistentemente a participar en actividades sociales, lúdicas, aunque la persona haya dejado claro que resultan no deseadas e inoportunas.
  • Enviar cartas, notas o mensajes de correo electrónico de contenido sexual de carácter ofensivo.
  • Llevar a cabo acorralamientos, manoseadas, roces, tocamientos, agresiones, etc.
  • Agredir sexualmente.

 

Acoso por razón de sexo

  • Utilizar humor sexista: chistes y / o bromas relacionados con los patrones de sexo y género persistentes.
  • Utilizar formas ofensivas de dirigirse a la persona.
  • Ridiculizar las personas que asumen tareas que tradicionalmente ha asumido el otro sexo (enfermeros hombres, educadores de hogares de niños, ingenieras, bomberas, mujeres mozo de escuadra, etc.).
  • Ignorar aportaciones, comentarios o acciones (excluir, no tomar seriamente).

Además, en el caso de las mujeres, se observan conductas específicas:

  • Ridiculizar, menospreciar las capacidades y el potencial intelectual de las mujeres.

 

Acoso por razón de orientación sexual

  • Mostrar conductas discriminatorias por ser gay, lesbiana o hombre o mujer bisexual.
  • En materia de prevención de riesgos, hablar de las personas gays, lesbianas, bisexuales, en general, como grupos de riesgo de transmisión del sida.
  • Utilizar humor sexista sobre personas gays, lesbianas, bisexuales, en general, o sobre la persona trabajadora en concreto.
  • Ridiculizar las personas gays, lesbianas, bisexuales.
  • Hacer comentarios homófobos e insultos basados ​​en la orientación sexual, utilizando términos groseros y expresiones ofensivas.
  • Hacer gesticulaciones ofensivas ridiculizando el modo de caminar o de gesticular de una persona (gesticulaciones excesivamente femeninas refiriéndose a un hombre, o excesivamente masculinas refiriéndose a una mujer), con el objetivo de ofender o provocar la risa de compañeros y compañeras de clase.

 

Efectos asociados a vivir una situación de acoso escolar

Si bien los efectos del acoso sexual, por razón de sexo y / o por razón de orientación sexual dependen mucho de los recursos personales del individuo para hacerle frente, del apoyo que recibe del entorno laboral y de la intensidad de la presión a que se ve sometido, a la larga puede presentar una gran variedad de efectos tales como: efectos personales (tanto psíquicos como físicos, causados ​​por las somatizaciones). A continuación se presenta una lista de efectos asociados a situaciones de acoso, sin ánimo excluyente ni limitativo, que pretende orientar las personas que viven estas situaciones.

 

Efectos para las personas que viven una situación de acoso

Síntomas psicosomáticos más frecuentes

  • Astenia o fatiga
  • Cefalea o migraña
  • Trastornos dermatológicos
  • Trastornos digestivos
  • Trastornos respiratorios
  • Trastornos cardiovasculares, hipertensión, taquicardia, etc.
  • Trastornos musculoesqueléticos, cervicalgias, lumbalgias, etc.
  • Insomnio de conciliación, insomnio de mantenimiento.

Síntomas psíquicos generales

  • Dificultad de concentración y de atención
  • Trastornos de memoria
  • Ansiedad con miedos y sensación constante de amenaza
  • Tristeza
  • Estrés
  • Desmotivación e insatisfacción personal
  • Sensaciones de vulnerabilidad e indefensión que pueden generar baja autoestima y sentimientos de fracaso, frustración o impotencia, entre otros.
  • Sentimientos de vergüenza o de asco hacia la persona acosadora
  • Dudas o interrupciones de tratamientos y terapias prescritas que se están siguiendo, por ejemplo para hacer una reasignación de sexo
  • Depresión.

Trastornos psíquicos específicos

  • Irritabilidad, impulsividad, agresividad
  • Síntomas de hiperactivación (arousal)
  • Bloqueo emocional
  • Aislamiento social
  • Pérdida de autoestima
  • Sentimientos de culpa, de fracaso, de frustración
  • Recuerdos recurrentes del evento indeseado de acoso
  • Conductas de evitación y frialdad afectiva
  • Síndrome de estrés postraumático
  • Disforia
  • Ideas relacionadas con el suicidio.

Deja una respuesta