DÍA 1

      Comentarios desactivados en DÍA 1

Hola oso, no en vano coloqué como marca de agua un oso en su ramita. Es lindo pensar que alguien alguna vez en tu vida te dijo “osa”, nunca lo había pensado y me parece lindo poder pensar en ti cada vez que vea un osito jejeje. Llamo esta primera página como día 1, ya que desde hoy empezaré a hacer esto. Escribiré mi diario, diario que será compartido contigo, todos los días de mi vida, así ya no estemos juntos. No quiero volver a escribir reproches, y cuestionar situaciones que ya no tienen sentido. Oso, para mí siempre serás el amor de mi vida, en estos 25 años, agradezco a Dios, porque probé el amor, descubrí, sufrí, disfruté, etc., el amor… y fue contigo y esa es una razón para ser eternamente feliz. Cuando esté viejita, si Dios me lo permite, le contaré a mis nietos (nieta) de ti, de ese ser maravilloso y lleno de experiencias que me hicieron aprender un montón.

Me emociona saber qué puedo hacer esto, y me siento esperanzada de poder seguir compartiendo mi vida entera contigo… por el resto de mis días. Sólo te pido que, por el amor o cariño que alguna vez me tuviste, lo leas, lo leas diariamente, no importa donde estés, con quien estés, o en qué circunstancias… sólo léelo y seré feliz. ¿Cómo voy a saber si lo lees?, no me importa saberlo, lo imaginaré, y sonreiré cada vez que te lo envíe, te lo enviaré a tu cuenta gmail, si la desactivas o me bloqueas, o no la vuelves a mirar, no me lo hagas saber, solo “engañame” con que mis correos son recibidos y leídos. Esto era algo que quería hacer hace mucho tiempo, y lo hacía pero de manera informal, siempre te escribo cuando pienso en ti y no estas, de ahora en adelante destinaré sólo unos minutos para escribirte con el mayor de los detalles. ¿Nunca te hablé, lo suficiente? ¿Nunca te conté nada?, bueno ahora lo haré, así ya no importe. Te agradezco por esto, sabes que te amo y que nunca lo dejaré de hacer, pase lo que pase. Ya no importa nada, sé que no volveré a saber de ti, pero dame esa ilusión de saber que estás conmigo, como siempre lo estuviste, ¡qué gran hombre eres!, ¿sabes? Me encantaba estar contigo, pienso que fuiste la única persona que ha estado conmigo en estos años, así que léeme, no me defraudes esta vez. Gracias.

Este día 1, lo tomaremos como el fin de semana (sábado 11 y domingo 12 de enero) y traigo el recuerdo de una frase que contenía una tarjeta que una vez me regalaste: “cuando no esté a tu lado, cierra los ojos y recuerda los momentos maravillosos que hemos vivido”, es una frase oportuna, ya que no estas, y no te culpo, cierro los ojos y me acuerdo profundamente de ti, de tus ojos, de tu pelo, de esa piel, de tu olor, de tu voz, de tu boca y esos besos extremadamente exquisitos que nos dábamos… (Hasta me sonrojé), y sé que siempre estarás conmigo… yo lo sé.

Hoy domingo, me levanté con unos deseos enormes de verte y de escucharte (deseo que desde siempre he tenido… sin dudarlo desde que me di el primer beso contigo… ¿te acuerdas?, no fue un beso, fueron picos ¡Qué lindo!), mientras abría los ojos, pensaba en ti, en lo guapo que te vi la última vez, en lo bien que te quedaba ese pantalón claro, y en lo bien que estabas. Pensaba en lo afortunada que será tu varona por tener un hombre como tú.

Quería llamarte y volví a marcar a tu celular (al último número que conocí) esperando una contestación, como lo hago todos los días, sin embargo, como todos los días sin una respuesta. Me levanté tarde 9:00am y mientras desayunaba, rodó unas lágrimas pensando en ti, perdóname esa vaina no se me ha quitado. Tiendo la cama y me acuerdo cuando lo hacíamos juntos, esas veces que te quedabas en mi casa, y que tanto odiabas, yo era muy feliz, y quería que amaneciera rápidamente para despertarte con un beso y verte dormir, era mágico, gracias por esos momentos. Uno de mis propósitos de este año es hacer ejercicio, hoy con mucha energía comencé el día y me subí a la bici, sude tanto… mientras escuchaba una emisora nueva, que me encanta 92.9. Tomé el compu y me senté a escribir esto… ¿por qué a esta hora?, es domingo, acuérdate de mis domingos, no pasará nada más, solo dormir y dormir…y ahora la lectura de la Bibilia, volví a comenzar, a leerla con el corazón… es un ejercicio realmente alentador…también destino un tiempo para leer “vivencias” me llama la atención la historia de la hermana María Luisa. Recuerdo esos domingos contigo y sin ti… sobrevivíamos por medio de llamadas eternas, y marcaciones tal vez 80-100, ¡Qué días!

Uno de los pensamientos que me abruma el día de hoy es el regreso a trabajar… volver a ese lugar, y no verte, eras mi inspiración, mi motivación, siempre lo fuiste. Pero debo hacerlo con la mejor actitud, es el lugar donde me ha puesto Dios por algún tiempo. Entro a trabajar el jueves, 8:30am y debo estar en matrículas, ¿te acuerdas las últimas matrículas que pasaste allá?, en esa cocina donde olía a grasa… ese trabajo en esas semanas donde yo suplicaba quedar con tus mismos horarios para poder compartir contigo, que boba fui. Trabajaré en la UMB, más adelante te estaré contando como me va. Veo la televisión y están presentando la filarmónica joven de Colombia, una confesión: había comprado unos tiquetes desde mayo, para ir a Cartagena de fin y comienzo de año en 2014 contigo, uno de mis sueños era ir al festival de música clásica en Cartagena, me parece hermoso, espero después poderlo hacer. Pude vender los tiquetes, no te sientas mal, no iba a ir con nadie, sólo quería ir contigo. Quería unas vacaciones contigo, pasar tu cumpleaños contigo, son sueños oso, no me culpes por favor.

Quiero contarte algo de ayer sábado, estuve algo triste porque recordé que hace ocho días pasé un día inigualable contigo… de nuevo gracias por esos momentos. Me levanté directo al estudio y pinté, sabes que pintando mi corazón se alegra…y luego jugué tetris jejeje me acuerdo cuando jugaba contigo y de paso hacía la analogía de que la vida es como el tetris…siempre esperando la ficha correcta mientras vemos como se arruina nuestro juego por no usar lo que tenemos de la mejor manera… “pensamientos”. Para finalizar el día saqué un tapón de cera… mi mayor pasatiempo por eso de ser fonoaudióloga. Me recosté en la cama y adivina, si, pensé en ti. En esos momentos tomo mi biblia y leo… esa noche dormí como una bebé, eso hace rato no lo hacía, ya que en las últimas noches no he podido dormir bien, me levanto todo el tiempo, y sueño contigo, pero yo sé que pasará.

Bueno, miro a mi gata la forma en la que duerme, es linda Margarita, otro punto para recordarte, tú le colocaste el nombre. Mañana “hablamos”, necesito saber que estás conmigo, esto lo llamaré “Cartas de oso”. Por favor no tienes que responderme nada, no lo considero conveniente. Gracias por todo, perdóname la indiscreción y el atrevimiento y que Dios te bendiga mi osito.

Escritor: Paola A. Espinosa Reyes

Loading...