Diseño y creación de una marca para una organización no gubernamental (ONG). – 3 Parte –

Al terminar el cursado, a través de un convenio previamente realizado con la prefectura,  se seleccionarán a las personas más destacadas para la adquisición de un préstamo, así como de un seguimiento por parte de profesionales administrativos, durante la primera etapa del desarrollo de sus pymes. En el caso de las otras carreras, asimismo se procurarán convenios con empresas empleadoras para asegurar su inserción al mercado laboral.

Para poder obtener un mejor conocimiento de la organización, se indagará sobre el contexto en el cual ésta se posiciona. Siguiendo el criterio de Valdés (2010, p. 54) donde menciona que  “La práctica del Diseño no se realiza en un espacio ideal, aséptico, políticamente neutral e incontaminado sino en un espacio histórico, en contextos fuertemente condicionados por factores económicos, políticos, y culturales que se determinan mutuamente.”

Es por eso que a continuación se desarrollarán las áreas mencionadas por el autor como necesarias de ser estudiadas.

3.1.1 Contexto geográfico

Guapiara, la ciudad en la cual se desarrollará este proyecto, es un municipio de la ciudad de São Paulo, Brasil, como anteriormente fue mencionado. Ubicado en el sudeste de la ciudad y está elevada a una altura total de 1.232 metros. Este sitio abarca un espacio de 344 Km2, de los cuales solamente alrededor de una sexta parte de las calles se encuentra pavimentadas, considerando esta parte como el centro del lugar. Se compone de montañas en las cuales se puede percibir un gran desarrollo de la actividad  agraria. La ganadería y la agricultura representan la mayor fuente de ingresos de esta ciudad.  La población está compuesta por  24.000 habitantes, de los cuales se puede resaltar que la mayor parte está situada en el campo.

3.1.2 Contexto cultural y económico

La población está compuesta en su mayoría por personas esforzadas, trabajadoras y perseverantes. Las cuales hacen lo imposible para salir adelante y mantener a sus hijos y familia con los escasos recursos con los que cuentan. Es un pueblo luchador, limitado económicamente, con pocas posibilidades de desarrollo económico, no obstante, fuerte, positivo y alegre.

Un estudio económico realizado por el IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística) señala que Guapiara es la ciudad con el menor ingreso per cápita en la región. Mientras que el promedio per cápita del municipio Paulista suroeste es de R $ 971,00, Guapiara tiene un ingreso de R $ 699,00 por persona.

Con el índice de población similar a Guapiara, Ribeirão Blanco, ciudad vecina, obtuvo un resultado económico más positivo y ha añadido un PIB (Producto Interno Bruto) de $ 203 millones, mientras que el de éste municipio fue de R $ 175 millones.

La falta de políticas públicas para el desarrollo económico también ha afectado al sector industrial, que, según el IBGE, no ha logrado avances significativos en los últimos años. Puesto que la ciudad de Guapiara es considerada una reserva ecológica, no se permite la inserción de industrias en el territorio, lo cual también afecta a la economía de la región.

Los resultados negativos de la economía guapiarense representan un factor que incide en la disminución de la población de esta ciudad. Como dato Seade (Sistema Estatal de Análisis de Datos), Guapiara tuvo una tasa de crecimiento poblacional negativa (-0,90) en 2010, es decir, casi perdió el 1% de su población en un periodo de un año.

En cuanto a la educación, el municipio de Guapiara también tiene una de las tasas más altas de analfabetismo en la región. El  17% de la población es analfabeta, mientras que la tasa de São Paulo Capital es sólo 6,64%.

Otro número preocupante concerniente a la educación está relacionada con el número de jóvenes de entre 18 y 24 años que comenzaron la escuela secundaria. Según Seade, sólo el 17% de los jóvenes de este grupo la terminaron. El presidente de la Asociación de Agricultura Familiar Guapiara, señala la falta de empleo para los jóvenes como el principal problema económico de la ciudad.

El sistema escolar guapiarense está provisto de tres escuelas estatales, atendiendo tanto el nivel primario como secundario. El estado también cuenta con un  jardín de niños con el fin de brindar asistencia a las madres que trabajan y no cuentan con un familiar para el cuidado de los mismos. Representando estas instituciones un recurso importante para el desarrollo educativo  de la población.

Además, el gobierno municipal apoya a la población con el transporte gratuito para que los alumnos del nivel secundario puedan trasladarse desde sus domicilios hasta los centros de educación secundaria sin costo alguno. Lo que permite concluir esta fase de estudio sin generar dispensas familiares. De esta forma, el estudio secundario puede ser concluido por cualquier adolescente que tenga con la motivación y el deseo de superación. A pesar de estas facilidades otorgadas, muy pocas personas tienen la posibilidad de aprovecharlas, ya que la suma de horas invertidas en transporte y clases les representa un esfuerzo adicional al del trabajo realizado durante el día en la agricultura. Debe ser también observado que aquellos que no trabajan en la agricultura desenvuelven pequeños trabajos en el comercio de la ciudad con la finalidad de apoyar la economía familiar.

Las personas que logran concluir el nivel secundario a pesar de todos estos esfuerzos y limitaciones son obligadas a buscar la continuación de estos fuera del municipio, puesto que este no cuenta con instituciones del nivel superior. Las instituciones educativas más próximas de este nivel educativo se encuentran a una distancia aproximada de 70 a 80 km. Esta situación limita más aun la cantidad de personas que pueden proseguir sus estudios en este nivel.

Autor: Daniela Mercado

Loading...

Deja una respuesta