EDUCACIÓN SIGLO XXI

      Comentarios desactivados en EDUCACIÓN SIGLO XXI

Obedeciendo a las nuevas herramientas tecnológicas, la educación ha tomado nuevas alternativas en las cuales las redes de computadores tienen un papel muy importante para su implementación. Muchas instituciones educativas han tomado la decisión de implementar un nuevo modelo educativo como la educación virtual para ofrecer una opción nueva para todos aquellos estudiantes que tengan dificultad de realizar su formación de manera presencial, por cuestiones de trabajo, de desplazamiento entre otros. Claro que este nuevo modelo educativo requiere de un alto compromiso y responsabilidad de parte de los que decidan optar por este tipo de educación, además deben poseer un ordenador con conexión a internet de alta velocidad con programas o software necesarios de acuerdo al requerimiento de las instituciones educativas.

Por su puesto es importante que los estudiantes que quieran optar por la educación virtual deben tener unos conocimientos mínimos de informática para obtener el mejor provecho de los recursos que nos ofrecen las plataformas educativas. En cuanto a la relación y comunicación entre el estudiante y el docente, que asignará el Centro Virtual, se realiza, principalmente por medio del correo electrónico, chat, video conferencias, foros virtuales, etc. Por otro lado los retos de implementar este modelo educativo de educación virtual en las diferentes instituciones son muy grandes, ya que deben proveer las necesidades tecnológicas y humanas que requieren para ofrecer una excelente calidad educativa.

En cuanto a plataforma virtual una de las más utilizadas es Moodle ya que proporciona unos elementos lógicos que optimizan la construcción de un sistema de ayuda al aprendizaje por parte del instructor, además esta plataforma ofrece un entorno muy agradable y fácil de manejar para los estudiantes.Para llevar a cabo la interacción entre el estudiante y la plataforma se cuentan con tres módulos elementales: el de comunicación que es muy importante entre instructor y estudiantes, el de materiales que son los contenidos del curso como textos, libros, apuntes, presentaciones, enlaces web entre otros, y el modulo de actividades que son la parte activa y colaborativa donde el alumno debe hacer algo mas allá de meramente leer un texto. Debates, discusiones, resolución de problemas propuestos, redacción de trabajos, creación de imágenes, etc.

Por medio de la plataforma anteriormente mencionada el instructor tiene la responsabilidad de plantear temáticas, en las cuales debe captar totalmente la atención de los estudiantes y motivarlos permanentemente para que cumplan los objetivos que se han planteado al inicio del curso, además puede revisar el cumplimiento de las actividades de cada uno de los estudiantes revisar sus aportes y determinar si cada uno de los participantes culmino satisfactoriamente el proceso educativo.

En Colombia ya son varias las universidades que nos ofrecen estas alternativas de educación virtual, pero para aquellas personas que todavía nunca han experimentado esta experiencia, los invito a que empiecen a relacionarse con este tipo de educación. El servicio nacional de aprendizaje SENA ofrece varios cursos de modalidad virtual al cual podemos inscribirnos sin ningún costo, solo debemos determinar los requerimientos mínimos que debemos tener en cuenta para participar en cada uno de los cursos que sean ofertados por dicha institución y sean de nuestro agrado. Este articulo no trata solo de especular y reflexionar sobre un fenómeno innovador, sino de observar y comprender los hechos empíricos que muestra esta práctica educativa, como fuente para sistematizar el cómo hacer tecnológico en enseñanza a distancia y el propio qué hacer, con el fin de reelaborar los principios, leyes y normas que posibilitan una forma de enseñanza no presencial de efectos positivos.

El carácter autónomo e independiente de la forma de aprender ha sido destacado por Wedemeyer (1971 y 1981) centrando su planteamiento en la independencia del estudio por correspondencia no sólo con respecto al espacio y tiempo sino también en su potencialidad de independencia en el control y dirección del aprendizaje. Moore, 1977), reforzó esta teoría desde el mismo momento en que a principios de la década de los 70 conoció a Wedemeyer. Moore desarrolló una denominada teoría transaccional de la educación a distancia o “distancia transaccional” en la que sugiere dos variables críticas: diálogo (profesor-alumno) y estructura (del curso). Ambas variables en relación con la autonomía del que aprende. Mediante esta teoría pueden explicarse la naturaleza de los programas y cursos y las conductas de profesores y estudiantes.

Asumamos las nuevas tendencias educativas y tengamos un sentido de aprendizaje autónomo en el cual los beneficiados vamos a ser cada uno de nosotros si aprovechamos cada uno de los recursos tecnológicos y humanos que nos ofrece este tipo de educación del siglo XXI.

Escritor: Diego Mauricio Castro Rincón

Loading...