El Ciberbullying y los avances para prevenirlo

      Comentarios desactivados en El Ciberbullying y los avances para prevenirlo

El avance en los sistemas de comunicación a través de las redes sociales trae nuevos retos en materia de seguridad personal, en este sentido el término Ciberbullying aparece en nuestro contexto haciendo referencia según la Ley 1620 de 2013 a “forma de intimidación con uso deliberado de las tecnologías de la información (Internet, redes sociales virtuales, telefonía móvil y video juegos on line)” (República de Colombia, 2013, p. 2). Esta práctica esta afectando especialmente a niños, niñas y adolescentes en el entorno escolar al ser intimidados por otros jóvenes empleando estos medios para ridiculizarlos, amenazarlos o para revelar información e imágenes confidenciales.

El hecho de que este problema de seguridad personal se presente en el contexto escolar trae nuevos retos para la comunidad académica, donde la Institución Educativa (IE), los profesores, los padres de familia y los estudiantes junto a las correspondientes autoridades gubernamentales deben trazar planes de acción para prevenir este tipo de comportamientos en los estudiantes de las IE o para disciplinar de ser el caso a quienes sometan a sus compañeros a esta clase de acoso. Para contrarrestar este problema, en diferentes países se han tomado iniciativas para proteger a los de menores de edad como lo menciona Gil (2012) destacándose el Proyecto DADUS en Portugal y el Proyecto Prometeo en España.

En Colombia con la Ley 1620 de 2013, se crea el Sistema Nacional de Convivencia Escolar que busca la prevención y mitigación de la violencia escolar; estableciéndose mecanismos de prevención, promoción, atención y seguimiento que permitan mejorar el clima escolar y disminuir las acciones que atentan contra los derechos humanos de los estudiantes tanto dentro como fuera de la IE (Ministerio de Educación Nacional, 2013).

Esta ley esta permitiendo que las IE comiencen a modificar sus manuales de convivencia identificando nuevas formas de proteger los derechos de los estudiantes donde la inclusión de normatividad para manejar el Ciberbullying debe estar presente. Igualmente, facilita la inclusión de las autoridades competentes como la Policía de Infancia y Adolescencia con el fin de garantizar la protección integral de los niños, niñas y adolescentes en asociación con el Sistema Nacional de Bienestar Familiar.

Con el Sistema Nacional de Convivencia Escolar se pretende incluir a los padres de familia y profesores en programas de capacitación que les permitan actuar adecuadamente ante esta clase de comportamiento por parte de los estudiantes e igualmente serán formados en el uso de herramientas psicopedagógicas para tratar a los jóvenes que sean victimas de esta clase de violencia escolar. La formación a los padres y profesores es fundamental para disminuir los índices de Ciberbullying pues su capacidad de orientación a los jóvenes en estos temas se ve limitada por la falta de conocimiento y por la brecha generacional que aumenta al no tener las competencias en el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) lo que puede llevar a que los jóvenes a no tratar estos temas con sus padres o profesores pues perciben su inexperiencia.

Con estas iniciativas se espera que logremos estar preparados para afrontar el Ciberbullying como forma de violencia escolar, pues según Aguilera (2013), el 12.1% de los estudiantes entre 10 y 18 años de Argentina, Chile, Colombia, México, Perú y Venezuela ha experimentado alguna forma de Ciberbullying y el 13.3% reconoce haber realizado bullying a través de su teléfono celular. Estas cifras, son una alerta de que no nos enfrentamos a hechos aislados de violencia escolar sino a un problema de talla mundial que merece profundos procesos de investigación y discusión conjunta de expertos en el área educativa que incluyan las diferentes perspectivas de la comunidad educativa, de tal forma que produzcan como resultado actualizaciones curriculares que “ fortalezcan el diálogo reflexivo sobre las conductas negativas, que ayuden a evitar formas agresivas de interacción social y alienten el uso ético y responsable de las TIC” como lo recomiendan Cabra y Marciales (2012, p. 711).

Se espera entonces, que se presenten cambios en los sistemas educativos que, continúen generando conciencia en nuestros niños, niñas y adolescentes de la importancia de construir redes de interacción social a través de la Internet con la tranquilidad de que ellos mismos velarán por el cumplimento de sus derechos debido al conocimiento y entrenamiento que han alcanzado sobre el tema.

Por MTE Mónica Arias Crisóstomo

Loading...