El circulo interpretativo en la Práctica educativa y el lenguaje como herramienta dialógica fundamental de la interpretación

      Comentarios desactivados en El circulo interpretativo en la Práctica educativa y el lenguaje como herramienta dialógica fundamental de la interpretación

En los siguientes párrafos se desarrollara la idea de cómo el circulo de la comprensión se relaciona con la práctica educativa, asimismo se aclara la idea de lo que es una práctica educativa. Finalmente la relación del lenguaje como herramienta dialógica fundamental de la interpretación y su inferencia en la práctica educativa y en el proceso interpretativo.

Como primer punto a tratar es necesario aclarar en qué consiste el círculo interpretativo. Este está compuesto por cuatro fases a seguir, teniendo como primer componente la forma en que cada persona ve el mundo, incluyendo el conocimiento, la experiencia, las creencias, etc. Es decir todo lo que hace al hombre ser, en otras palabras su existencia, lo que Heidegger llama haber previo (Herrera, 2009), el cual posibilita el entendimiento y la comprensión.

Como segunda fase del acto interpretativo se encuentra la anticipación de sentido; el intérprete siempre abordará un texto desde sus prejuicios y se buscara mediante el círculo de la comprensión el derrocamiento de dichos prejuicios con el fin de alcanzar el tercer paso del ciclo, el cual es poder enfrentarse con la situación, es decir, entender la verdadera intención del texto y contrastarla con lo que se sabe acerca del tema. Finalmente, la Ampliación del horizonte. Es la expansión del haber previo a través de los pasos anteriormente planteados, permitiendo así el inicio de un nuevo ciclo del círculo de la comprensión.

En segundo lugar la práctica educativa entendida desde el autor Wilfred Carr (1995) enfrenta algunas confusiones en relación con la teoría, pero que gracias al contexto estas se vuelven claras y comprensibles: en oposición a la teoría, dependencia de la teoría e independencia de la teoría. No obstante para Carr las tres formas de ver la relación entre práctica y teoría son insuficientes para determinar el significado de lo que es la práctica educativa. Debido a la gran cantidad de significados que se tiene, es necesario el establecimiento de criterios que aporten a la construcción de un significado para dicho concepto. Es por esto que es factible el pensar en las tres perspectivas antes mencionadas como características complementarias entre sí para la práctica educativa.

Es por esto que para explicar el concepto de práctica educativa Carr retoma el concepto clásico basado en las ideas de Aristóteles, por tanto es indispensable hablar acerca de la praxis. Praxis hace referencia a una forma de vida. Es una vida centrada en la búsqueda del bien humano. Es así como Aristóteles planteo la filosofía práctica, la cual tiene como principal constituyente el bios-praktikos (praxis), que a su vez ayuda a distinguir las creencias que se tenían acerca de la práctica. En la filosofía práctica, Aristóteles hizo afirmaciones vitales con referencia al concepto de práctica: la praxis es hacer algo, es realizar un bien moralmente valioso, es una acción inmaterial, sus fines no son inmutables ni fijos, siempre están sometidos a constante revisión y finalmente los fines se basan en el saber práctico y las creencias heredadas de la tradición que se ajustan a cada momento. Es así como Carr define la práctica educativa, una constante reflexión de un modo de vivir que busca un bien común basado en la historicidad.

Por último el lenguaje, puede ser entendido como un todo, el lenguaje es lo que nos rodea, es el mundo y nuestra existencia, en términos de Gadamer se puede decir que todo lo que puede llegar a ser interpretado es considerado lenguaje (Herrera, 2009). Asimismo el lenguaje a pesar de ser considerado como una herramienta más de la vida cotidiana. Este nos condiciona, nos construye, nos usa y nos determina como seres humanos. Es así que somos el resultado del mismo a sí se pretenda “dominarlo” y hacer uso de él como una simple herramienta compuesta por un gran número de significados.

Por el contario gracias a los significados que se transmiten a través de las palabras, o más exactamente por medio del dialogo con ayuda del lenguaje. Se es posible que el lenguaje del que dispone cada persone configure la interpretación de un texto mediante un dialogo entre texto a interpretar e interprete, estos dos agentes de la compresión e interpretación comparten y comparan sus conocimientos con el fin de llegar a un consenso que satisfaga al interprete sin perjudicar el sentido y significado que quiere transmitir un texto; generando una comprensión más amplia y a la vez “nueva” de un concepto.

Finalmente teniendo en cuenta los tres conceptos anteriormente planteados es más fácil hablar acerca de la relación que existe entre ellos, ya que como Aristóteles planteó la práctica es un estilo de vida que busca un bien moralmente correcto, que dicha práctica está basada en creencias provenientes de la tradición, es allí donde el circulo interpretativo para la comprensión entra a jugar un papel de gran importancia, mediante sus cuatro etapas el docente reflexiona acerca de su quehacer como profesor, este toma como punto inicial su haber previo, confrontando nuevos textos que guíen su práctica, sin embargo el docente debe ser cuidadoso y no tomar todo texto como verdadero es necesario llevar a cabo una contrastación de significados, y es allí donde entre el lenguaje como un mediador entre el docente y el texto de su práctica, y es por medio del dialogo que provee el lenguaje que el docente es capaz de reflexionar, interpretar y comprender su quehacer como educador, en dicho dialogo el docente cuestiona sus prejuicios acerca de un determinado significado con el fin de comprender y ampliar su horizonte.

Bibliografía
• Herrera J (2009). La comprensión de lo social, horizonte hermenéutico de las ciencias sociales. Ediciones Artropos Ltda. Bogotá.
• Carr W (1995). Una teoría para la educación. Hacia una investigación educativa crítica. Ediciones Morata, S.L. Madrid.

Por: John Ducuara M.

Loading...