El diseño de la marca. – 1 Parte –

Todos los elementos visuales que las empresas proyectan al comunicarse con su público son una parte importante de la construcción de su imagen. Como se mencionó anteriormente, frente al bombardeo de estímulos  visuales  que  reciben  las  personas  al estar en  el  proceso  de decisión  de  compra,  el  aspecto  de la marca por el cual identifican a la empresa llega a ser el factor decisivo de la elección de un producto por encima de otro, en un gran porcentaje de veces.

Es por eso que la marca debe representar a la empresa lo más fielmente posible. Sin ignorar el que la competencia siempre estará cerca y que se debe proveer toda la información y realizar todo lo más atractivo posible, considerando siempre al segmento al cual irá dirigido el producto.

Elementos de la marca

Los elementos básicos que constituyen a una marca son el isotipo, el logotipo, el color, y la relación entre los elementos anteriormente mencionados.

Al momento de pensar en desarrollar un logotipo para una marca, se debe tener en cuenta los siguientes factores.

Que la marca es de naturaleza lingüística, debido al empleo de un determinado lenguaje para la comprensión de los receptores. Y gráfica debido al procedimiento de representación que toma el objeto, aquello que lo caracteristicará y lo hará único. Por otro lado tiene cualidades denotativas, ya que es comprendido por los componentes representativos intrínsecos. Y connotado, por cuanto el receptor asiente una específica ideología del objeto.

 Y en tercer y último lugar, el nivel de percepción primero es semántico, porque posee un significado determinado. A su vez, de igual manera permite llevar una cadena de significados. Por otro lado es estético, en cuanto a la forma que llegará a adoptar dicho logotipo.

En este elemento como en cualquiera de los demás, se debe tener en cuenta que imagen la empresa quiere dar de sí misma. Para lo cual se buscará una tipografía de características que remitan a esa intención.

Para las marcas que quieren dar una sensación de frescura y vanguardismo, el uso del palo seco es muy frecuente. Mientras que las que quieren demostrar trayectoria y antigüedad normalmente son creadas con tipografías que usan serif.

Se encuentran algunas empresas con más personalidad que deciden crean su propia tipografía con la cual arman el nombre de la marca, distinguiéndose de cualquier otra.

Otras optan por las tipografías gestuales, intentando deshacerse de las estructuras, y dando una percepción de mayor flexibilidad y humanidad, o en otros casos imitando trazos de niños, o de manchas accidentales. Cada caso será pertinente para un uso específico y para otros casos o rubros algo insólito y despreciable.

El iso es un icono o una imagen que acompaña al logotipo. Parte de su nombre, iso, proviene del griego y significa igual. Por lo que se le establece como algo que se extrae de la realidad, tratando de representarla visualmente. Buscando algo que remita a lo verdadero de manera sintetizada o gráfica, que acompañará al logotipo. Existen casos donde el logo y el isotipo se complementan y forman una unidad inseparable, al cual se le denomina isologotipo, termino por demás cuestionado y pensado como un término mal expresado para algunos expertos, mas utilizado con mucha frecuencia por otros.

Este iso tiene naturaleza gráfica, debido al medio de representación que toma el objeto. Y también sígnica, con lo que se refiere a que existe por convenio o ajuste, indicando un pensamiento sobre el objeto al cual se alude.

Por otro lado éste elemento identitário tiene cualidad, primero connotado, ya que el receptor asiente una especifica ideología del objetivo y connotativo permite al receptor el reinterpretar la ideología del objeto y esta reinterpretación basada en los conocimientos que le evoque el objeto.

Su función en primer lugar es de referente, indica una asociación que tiene el receptor sobre el objeto y, a seguir, de impacto, ya que permite romper barreras emocionales que tiene el receptor sobre el objeto.

A continuación se encuentra el tercer elemento básico de la marca, el cromatismo. El cual tiene naturaleza sígnica, con lo cual se refiere a que existe por convenio, e indica una idea sobre el objeto.

En cuanto a su cualidad, primero es connotativo, permite al receptor reinterpretar la idea del objeto y ésa reinterpretación está medida por los conocimientos que esta le evoque al objeto. Y de igual manera es abstracto, ya que denota alguna condición considerada con exclusión del sujeto. Tiene una función de impacto, donde permite romper barreras emocionales que tiene el receptor sobre el objeto. E impregna la mente de la persona. Tiene un carácter seductor que despierta el interés del receptor.

El color es muy importante en la marca, y es por eso que se le dará un espacio más amplio para ser desarrollado a seguir, teniendo en cuenta que puede tanto ayudar a resaltar los valores y a transmitir su identidad, como también el mal uso podría ser perjudicial a todo lo construido y elaborado con detalle y dedicación.

Existe otro componente, no menos importante, para el diseño de  la  marca: las  relaciones  espaciales.  Son  aquellas  que  se establecen necesariamente cuando en el plano gráfico conviven dos o más elementos de la marca, pudiendo ser tipografía , ícono o alguna figura geométrica o accidental funcionando como contenedor de la marca.

Autor: Daniela Mercado

Loading...

Deja una respuesta