El docente como referente para la gestión educativa en la Unidad Educativa Salesiana Cristóbal Colón: Una visión desde la Pedagogía Salesiana. – 1 Parte –

Problema de investigación

La Unidad Educativa Salesiana Cristóbal Colón en su proceso de Innovación Curricular apoyado en su ejecución con el equipo de trabajo del CONESA, cumple con las normas y criterios apoyados por los documentos pastorales que proporciona la Inspectoría Salesiana, como apoyo a la labor en la institución, nuestro deber como docentes de la misma es colaborar enteramente en la aplicabilidad de procesos que mejoren la calidad y eficiencia de la gestión educativa en la institución con una metodología desde el estilo salesiano.

La Unidad Educativa Salesiana, hoy en día bajo la dirección del Padre Alfredo Espinoza Mateus, sdb., en el proceso de reestructuración del edificio del Colegio, mantiene una visión clara de lo que espera para las nuevas generaciones de jóvenes cumpliendo con la misión encargada por San Juan Bosco, “formar buenos cristianos y honrados ciudadanos”.

Para dicha misión, la labor de los salesianos cada vez se apoya en sus más cercanos colaboradores, adultos y jóvenes fieles al carisma salesiano, formados en sus aulas donde la viven la razón, religión y amabilidad.

En la Unidad Educativa Salesiana Cristóbal Colón, todos los docentes forman parte de una estructura educativa, un pilar fundamental, quienes comparten con los estudiantes en la totalidad del tiempo de acompañamiento en el patio y en el aula.

De todos ellos, un grupo de docentes cumplen con la función muy delicada de ser los tutores, profesores guías, dirigentes, términos muy estudiados pero a la vez similares, con un mismo fin, ser el Animador que da el acompañamiento al joven en su vida escolar y colegial, funciones que para un verdadero docente no acaban en el año escolar, sino que dura toda la vida.

Los procesos educativos de la institución se fundamentan en los lineamientos que hoy en día los formula el Prosiec como parte del Proyecto Educativo Pastoral. Es así como todos los procesos que se llevan en la institución tratan de buscar la eficiencia de los miembros y la eficacia de los resultados que se alcancen.

En este contexto me formulo el siguiente problema: “Los docentes poseen una escasa formación salesiana que afecta a los procesos de calidad en la gestión educativa de la institución”.

Por tanto, ¿es posible lograr tener en nuestras obras, docentes que tengan un perfil humano como profesional, con un grado alto de madurez y que inmerso en la obra educativa, lleve como carisma el estilo educativo salesiano a los jóvenes?,
¿Cuáles son las funciones del docente, animador juvenil salesiano, en la gestión educativa de la institución?, ¿Son los docentes de hoy en día, verdaderos formadores educativos con procesos de formación que lleven a una gestión educativa eficiente?,
¿Cuál es la responsabilidad de la obra educativa salesiana y de sus miembros, para formar verdaderos educadores comprometidos con la labor de Don Bosco?,
¿Qué significado tiene el verdadero acompañamiento juvenil salesiano dentro de la gestión educativa, como un proceso de calidad de formación?,
¿Son los jóvenes de hoy en día, también responsables de la formación, cada vez más exigente, del docente logrando tener un verdadero formador juvenil salesiano?,
¿Existen algunos impedimentos para que todo educador sea un verdadero animador, guía o acompañante en la vida de un joven?

 

1.     Justificación del tema

Nuestro tema de tesis, busca analizar el rol del Docente como referente para la gestión educativa en la U.E. Salesiana Cristóbal Colón desde una visión Pedagógica Salesiana.

Para ello la importancia del tema se justifica en el Aguinaldo 2008 escrito por el P. Pascual Chávez, sdb., sucesor de San Juan Bosco, “Eduquemos con el corazón de Don Bosco, para desarrollar íntegramente la vida de los jóvenes, sobre todo de los más pobres y necesitados, promoviendo sus derechos”[1], entendiendo que basados en orientaciones investigativas sobre la Gestión educativa, se entiende que este educar con el corazón, es en educar con Calidad y es el fin que todo proceso debe buscar. Esta Calidad en la educación requiere de varias fases en las que se involucran recursos humanos como materiales y para ello la importancia de nuestra propuesta le da la posibilidad de aplicar un método que desde la perspectiva salesiana llega a ser un referente de apoyo para las obras en general.

En nuestra investigación, se ha seguido las sugerencias del Rector Mayor de los Salesianos, Don Pascual Chávez, y que generosamente nos da en su Aguinaldo 2008, orientándose hacia a la vida del santo fundador.

Esto nos exige procesos de calidad que nos lleven a una gestión educativa dirigida por docentes que comparten el día a día en medio de los jóvenes.

En la actualidad, dentro de la Comunidad Educativa Pastoral el miembro conocido como el Dirigente de curso, el profesor guía del aula, es quién lleva el carisma y aspecto casi paternal, de su persona,  convirtiéndose en el segundo padre o madre de los jóvenes y es él quien junto a  los jóvenes, pasan mucho tiempo, tanto escolar como colegial, y reciben de él toda enseñanza, testimonio de vida, comprensión en el hacer, sencillez en el pensar, serenidad en el hablar y sobre todo caridad al actuar, “la educación es cosa del corazón y sólo Dios es el dueño del mismo”[2] (MB XVI, 447; MBe XVI, 373). Por tal motivo se hace pertinente que el docente viva una experiencia pedagógica salesiana en comunión con los ideales educativos de Don Bosco.

Desde hace varios años viviendo la experiencia de la vida salesiana, he podido observar, desde mi niñez hasta mi adultez, así como entender todo el proceso salesiano reflejada en mi formación, y es así como hoy, agradecido por aquel acompañamiento de muchos salesianos con un profundo cariño a mi colegio, logra que mi compromiso de querer hacer el mayor bien a mis hermanos menores los jóvenes del colegio Cristóbal Colón me identifiqué con la propuesta educativo pastoral salesiana conformando así parte del equipo humano de aquel grupo conocido en la institución como dirigentes de curso.

El tema escogido denuncia la necesidad de que aquella persona, seglar en muchos casos y en otros un salesiano, sea un referente significativo para un proceso de calidad en la gestión educativa en la Unidad Educativa Salesiana Cristóbal Colón.

Y para ello es necesario dar significatividad vivencial del Docente en los procesos educativos de la institución mediante el protagonismo de los mismos logrando procesos de calidad, concientizando a los docentes como verdaderos formadores educativos e involucrándoles en procesos educativos de la institución que lleven a una gestión educativa eficiente, asimismo esclarecer los impedimentos que tienen los docentes de la Unidad Educativa mediante el descubrimiento de diversos factores que relacionen su acción vocacional y profesional en el acompañamiento hacia los jóvenes.

Autor:

Joe Llerena, Msig.

Loading...

Deja una respuesta