El estilo poético de Wang Wei

      No hay comentarios en El estilo poético de Wang Wei

Su Shih(蘇軾 1037-1101), gran literato de la dinastía Sung del norte (北宋 960-1127), glorificó un vez el carácter artístico de Wang Wei afirmando que “ todos los poemas de Wang Wei son pinturas y todos los cuadros de él son poemas” (味摩詰之詩,詩中有畫; 味摩詰之畫,畫中有詩).Otro carácter artístico llamativo de la poesía de Wang fue justamento lo que comentó Yi Fan(殷璠,literato, crítico poético de la dinastía T’ang) que “在泉為珠,著壁成繪”.

El pretendido “在泉為珠”, implicó el efecto sonoro muy suave, muy argentado como el salto de la perla que presentó el poeta en la poesía. Y “著壁成繪”, significó que siendo el poeta pintor “todos sus poemas eran pinturas”, Wang tenía mucha sensibilidad orgánica sobre los colores y el contraste claro entre la luz y la sombra del paisaje, de ahí que lo que pintaba salió persuasivo,conmovedor y con colores vivos. Al hablar de la pintura, Wang dijo que creía que él mismo ”夙世謬詞客,前世應畫師”( sería poeta o pintor en la vida anterior).

Al mismo tiempo, también reveló la idea “凡畫山水,意在筆先” ( lo más importante antes de reproducir un paisaje fue tener hecha composición de lugar sobre lo que quería presentar. Es decir, fue indispensable imaginar primero un dibujo bien hecho y claro del paisaje antes de empezar hacer un borrador del mismo). Ello no sólo fue la clave para pintar, sino también para hacer poemas; es decir, para él, la poesía y la pintura eran compatibles tanto en la pincelada como en el tema. Además de la característica citada anteriormente, Yi Fan también comentó que la poesía de  Wang “一字一句,皆出常境”, ensalzando que el poeta era diestro en hacer resaltar la particularidad del paisaje y concretar minuciosamente lo que sentía dibujando un escenario corriente y frecuente.

Se dice que los poemas son cuadros sonoros, y los cuadros, al revés, son poemas sin sonidos. De hecho, tal opinión refleja el fenómeno de la transferencia de la sensibilidad, lo cual causa intercambio mutuo entre el sentido del oído y el sentido de la vista. Teniendo gran maestría en pintura, música versos y caligrafía, Wang Wei no sólo dirigió la escuela paisajística hacía un rumbo novedoso, sino también llegó a ser el maestro sobresaliente de esa escuela en el próspero T’ang debido a su propia vena poética.

Basado en su hondo entendimiento sobre la música, Wang Wei tuvo mucho éxito al percibir el ritmo delicado de la naturaleza con su ingénita sensibilidad artística, cuando pintaba sus famosos cuadros sonoros. Su habilidad y destreza en la coordinación de la cadencia y el ritmo en los versos le hizo disfrutar fama de “maestro literario del mundo” (天下文宗) en su época. Al dar al Wang un título tan honorífico, el entonces emperador Dai Tsung (代宗, cuyo mandato se data entre 762-779) no lo hizo desde la óptica de un lector cualquiera a su poeta favorito.

El juicio, en cierta manera, reflejó la posición política y el criterio en cuestiones de arte que poseía el gobernante supremo hacia la creación literaria. Por una parte, la poesía elegante y sosegada de Wang era la nueva clásica para el emperador Dai Tsung, desde la perspectiva del gobierno. Al mismo tiempo, su poesía también representó el nivel del gusto en literatura y arte  de la aristocracia durante el próspero T’ang. Entre todos los poetas del próspero Tang, la poesía de Wang Wei fue la única que correspondía a la demanda política y la espectativa estética sobre la literatura del emperador y del regimen feudal.

No obstante, un comentarista de la dinastía Ch’ing (清朝), llamado 賀裳 (He Shang) opinó que Wang Wei sería la primera figura si Li Pai (李白) y Tu Fu (杜甫) no hubieran aparecido en la historia literaria de la dinastía T’ang. (唐無李杜,摩詰 便當首推). Pese a la diversidad de los poemas, el canto sincero al paisaje y la naturaleza fue siempre el tema favorito del poeta. Caracterizados por el frecuente uso de frases fascinantes y la gráfica descripción del paisaje, los poemas de Wang Wei presentan dos caracteres diferentes: uno es el estilo lleno de la belleza serena del campo y, por otra parte, un estilo que describe la espléndida hermosura de los imponentes montes y grandiosos ríos.

En cierto sentido, el citado juicio de que “ todos los poemas de Wang Wei son cuadros” expresa, en realidad, un eminente elogio a la peculiar belleza simétrica de los poemas del poeta. Respecto a la influencia del instinto poético de un artísta notable, Wang Wei suscitó una imaginación preliminar y clara en la cabeza del lector, debido al sentimiento estético del paisaje natural, para causar luego una gran eco interior en contacto con sum undo literario y privado. Lo cual, al mismo tiempo, explica la unificación armónica entre la forma exterior y el espíritu interior de un paisaje concreto (以形傳神).

Wang Wei también fue autor de algunos famosos escritos líricos como “ Añorando a los hermanos en Shangtung el nueve de septiembre”(九月九日憶山 東兄弟) Fue escrito cuando el joven poeta sólo tenía diecisiete años, pero este poema ya demmostró fuertemente su añoranza fraternal y la amarga soledad de un viajero, lejos de su ciudad natal.

獨在異鄉為異客,每逢佳節倍思親.

遙知兄弟登高處,遍插茱萸少一人.

Ando muy solo en la tierra extraña, añoro cada vez más de mi familia cuando llega el día 9 de la novena luna, fiesta de los crisantemos.

Según costumbre, me imagino que mis hermanos irán de escalar la montaña aquel día. No obstante, me faltarán cuando prendan el cornejo en el vestido al llegar a la cumbre.

Y el poema “ la despedida”(贈別), en vez de narrar directamente su sentimiento agitado ante la pronta despedida del amigo, el poeta expresó la bendición más profunda en los últimos y cordials brindis de la fiesta:

渭城朝雨挹輕塵,客舍青青柳色新.

勸君更進一杯酒,西出陽關無故人.

De mañana, ha caido una lluvia repentina y ha mojado el polvo más fino en el camino. Bañadas en tal llovizna, tanto la fachada de la pensión como las ramas y las hojas del sauce llorón relucen con verdor con refulgente. ¡ Ven y bebe una copa más, amigo mío ! Porque no te encontrarás viejos amigos un vez que salgas de Yang Kuan.

Debido a su intensa sinceridad y armoniosa musicalidad, este poema se ha convirtió en la obra más representativa y famosa para una despedida. Desde hace  siglos se ha adaptado como canción. Wang Wei pensó mucho el objeto que quería describir y, luego, mediante un lenguaje sobrio y natural, expresó la emoción de manera delicada, lo cual le ha propocionado sus poemas un puesto perenne en la historia literaria china.

Autor: Wang Jung

Deja un comentario