EL LECTOR EFICIENTE Y EL USO DE ESTRATEGIAS METACOGNITIVAS

      Comentarios desactivados en EL LECTOR EFICIENTE Y EL USO DE ESTRATEGIAS METACOGNITIVAS

La lectura es objeto y herramienta de aprendizaje, lo cual,  la convierte en centro de interés para  los diferentes profesionales  que intervienen en los procesos educativos. Escoriza (2003), señala que ésta es un proceso estratégico que implica para el lector el uso de  recursos tales como las estrategias cognitivas, metacognitivas y las  habilidades de procesamiento, con el fin de comprender lo que el autor del texto pretende transmitir.  En la medida que el lector logre emplear todos estos recursos de forma coordinada y eficaz, y alcance la comprensión de textos de variada índole se configura en un lector eficiente. El abordaje de todos estos recursos es muy interesante, sin embargo, para este texto el eje serán las estrategias metacognitivas que son como señala Jiménez (2006),  aquellas que permiten detectar primero, si existe alguna falla en el proceso de lectura y luego determinar qué se puede hacer al respecto. Un lector eficiente detecta las fallas, actúa para superarlas y alcanzar la comprensión.

 En la metacognición están involucrados,  el conocimiento, que de acuerdo a Bruning,  Schraw, Ronning, (2007) puede ser  declarativo, relacionado con el saber que el individuo tiene acerca de sí mismo como lector; procedimental, que hace referencia al conocer las estrategias, y condicional,  que  implica saber cuándo, cómo y por qué se debe usar una u otra estrategia. Y la regulación, que  incluye  el uso de estrategias para planificar las acciones a seguir para alcanzar una meta, regular o hacer control de las estrategias usadas y evaluar si éstas han sido exitosas o no (Sandía, 2004).

La metacognición referida a la comprensión lectora es denominada metacomprensión y es la que permite  saber hasta dónde se comprende algo, cómo se alcanzó  esta comprensión y qué procesos mentales fue necesario activar para lograrlo. Para Burón citado por Carrasco (2007) esta metacomprensión posee tres mecanismos: El primero, el conocimiento del proceso, es decir, el saber qué objetivos se tienen con la lectura, ya que de acuerdo a esto el lector activará o no procesos cognitivos particulares, establecerá cómo leer, por ejemplo, a qué velocidad o con qué profundidad. El segundo, la auto observación, proceso mediante el cual, el lector observa su lectura y determina si ésta lo está llevando a conseguir el objetivo planteado. Y tercero, la autorregulación, mecanismo que le permite ejecutar o implementar acciones que corrijan o modifiquen la lectura para asegurar que el lector alcance su meta establecida.

En la metacomprensión lectora se resaltan además tres variables que se relacionan con la persona, la tarea y  el texto. La primera, tiene que ver con el conocimiento que el lector tiene de sí mismo y de los otros, como lectores, en cuanto a habilidades, motivación, conocimientos sobre el proceso  de leer y las estrategias en su uso y control. La segunda, el conocimiento que el lector tiene en relación con la tarea y su nivel de exigencia. Y el tercero, el saber que el lector posee en referencia a la estructura del texto y su contenido.

En cuanto a los posibles obstáculos  para la comprensión lectora, Collins & Smith citados por  Jiménez  (2006) señalan, las fallas al leer palabras desconocidas o sin sentido en relación al texto, los problemas al entender una oración ya sea porque es vaga o no acorde con los conocimientos previos del lector, o dificultad en la comprensión porque la oración no se relaciona con las otras presentes en el texto  y finalmente, los errores en comprender el texto en su globalidad  o en alguno de sus fragmentos.

A continuación se muestran  ejemplos de estrategias metacognitivas empleadas por lectores  eficientes para sobreponerse a  estos obstáculos. Es así como ante  palabras desconocidas, el lector puede releer la palabra, buscarla en el diccionario, deducir su significado a partir del contexto, relacionarla con conocimientos previos, preguntarle  a otra persona,  seguir con la lectura esperando hallar más información en otro segmento del texto, o sencillamente continuar leyendo al asumir que ésta palabra no afecta la comprensión global . En cuanto a  la comprensión de las oraciones, el individuo puede releerlas  completas, releerlas  por partes, releer únicamente la parte o partes que no entiende, parafrasear la oración, e incluso preguntar a alguien más.

El lector eficiente pueden emplear además estrategias como leer más despacio o en voz alta aquello que no entiende, identificar previamente que tipo de texto es, incluso algunos leen primero las preguntas y luego, si empiezan a desarrollar la tarea logrando de esta forma iniciar una lectura con objetivos muy precisos.

A modo de conclusión, se puede decir que el lector eficiente  inicia la lectura con objetivos claros,  modifica durante el proceso la velocidad o modalidad lectora (oral o mental) de acuerdo a lo que necesite, identifica qué clase de texto es y a partir de la estructura esperada lo analiza,   identifica fallas y aplica estrategias puntuales y se ve a sí mismo como un buen lector, poseedor de las  habilidades  requeridas y la confianza necesaria para ponerlas en juego, todo esto con el propósito fundamental de comprender.

Referencias

Bruning, R., Schraw, G., Ronning, R., (2007). Psicología cognitiva e instrucción. Madrid, España: Alianza Editorial.

Carrasco, J., (2007). Hacia una enseñanza eficaz. Madrid, España: Editorial Rialp S.A.

Escoriza, J., (2003). Evaluación del conocimiento de las estrategias de comprensión lectora. Barcelona, España: Editorial Universidad de Barcelona.

Jiménez, V. (2006). Metacognición y comprensión de la lectura: evaluación de los componentes estratégicos (procesos y variables) mediante la elaboración de una escala de conciencia lectora (ESCOLA).  España: Universidad Complutense de Madrid. Recuperado en:

http://site.ebrary.com/lib/consorcioitesmsp/Doc?id=10115429&ppg=6

    Copyright © 2006. Universidad Complutense de Madrid. All rights reserved.

Sandia, L., Metacognición en niños: una posibilidad a partir de la teoría Vygotskiana. Acción Pedagógica. 13(2): 128-135.  Venezuela: Universidad de Los Andes (ULA), 2004. Recuperado en:

  http://site.ebrary.com/lib/consorcioitesmsp/Doc?id=10444724&ppg=

Copyright © 2004. Universidad de Los Andes (ULA). All rights reserved

Escritor: Clemencia Cuervo Rodríguez

Loading...