EL LOGRO DE COMPETENCIAS EN LAFORMACIÓN SUPERIOR TÉCNICA

En nuestros días, el nivel de calidad del profesional, se mide en base a la producción de bienes o servicios que la naturaleza de su especialidad demanda. Sin embargo; ésta es una visión sesgada de las capacidades profesionales que el sistema neoliberal ha programado para que a su vez, los sistemas educativos nacionales formen individuos útiles a la sociedad globalizada. Es así que asistimos un escenario en el que se enfatiza la profesionalización en términos empresariales o mercantiles. Basta observar que el término competencia; se originó en el ámbito de la economía.
Empero, una competencia profesional; desde una visión holística, debe ser entendida como la integración de un conjunto de capacidades (saberes) y actitudes (valores) logradas a través del proceso de formación y del ejercicio profesional mismo así como de la experticia que se consigue ineludiblemente con largos periodos de dicho ejercicio.

De ello, podemos colegir entonces; que la formación (y con mayor razón la instrucción) no necesariamente garantizan que los egresados de una carrera profesional posean las competencias requeridas para enfrentarse al mercado laboral con eficiencia y más grave aún, tampoco para cumplir con el verdadero rol de servicio social que la noción de educación superior supone. Esta realidad es tangible sobre todo en un medio como el nuestro en el cual las instituciones educativas en todos los niveles son cuestionadas por sus índices de calidad. No obstante, los docentes, consecuentes con nuestra misión formadora, debemos ser autocríticos y responsables ante el concepto de competencia que asumiremos, evaluando primero las propias y ponderar en su real dimensión a las competencias profesionales que pretendemos consolidar en nuestros estudiantes.

Escritor: carlos Antonio raquena cordero

Loading...

Deja una respuesta