EL MARKETING ECOLOGICO COMO UNA ALTERNATIVA SUSTENTABLE

Cuántas veces hemos, escuchado, hablado, visto o leído aspectos del deterioro del medio ambiente; causado en su gran mayoría por factores que obedecen a los cambios entre los que se encuentra, el efecto invernadero, el calentamiento global, los residuos nucleares y algunas tecnologías que no han sido utilizadas correctamente.

El marketing ecológico, conocido también como marketing verde, marketing ambiental o marketing sustentable, es considerado como la nueva tendencia que se ha puesto de moda en el estilo de vida de las personas, de las organizaciones y de algunos gobiernos. Ya qué está siendo considerado como una herramienta muy compleja; pero a la vez fácil de adoptar y adaptar para las necesidades y deseos de quienes la utilicen. Si bien es cierto la comunicación social sobre este concepto no ha tenido el impacto esperado, pues cuantas personas al menos en México no saben de que se está hablando, ni mucho menos conocen el concepto o tristemente se confunden. La verdad es que la información sobre esta tendencia existe, pero la falta de interés o la desinformación ha ocasionado una inmadurez no tan sólo en las sociedad; sino en las empresas y en varios países.

El actuar del hombre con su entorno ha provocado diferentes movimientos sociales; debidos al desequilibrio entre la naturaleza y sociedad. Ya que uno de los principales argumentos es el agotamiento de los recursos. Estas posturas se reflejan también en la conducta de los consumidores y en el desarrollo de nuevos productos y formas de producción, distribución y comercialización, que dan como resultado un nuevo sistema económico fundamentado en la sustentabilidad, equilibrado con la naturaleza. En otras palabras da origen al marketing ecológico. ¡Claro! se necesita invertir mucho en investigación y comunicar todos los cambios posibles a todo el público en general.

Pero ¿qué es el marketing ecológico? Se concibe como una relación de intercambio; entre el productor y el consumidor, por supuesto satisfaciendo las necesidades y obteniendo el máximo beneficio para ambos casos, pero sin olvidar su relación al entorno natural, ayudando a la conservación, protegiéndolo y cuidándolo en todo momento. El desarrollo sostenible es base fundamental para el marketing ecológico ya que la idea principal se basa en el constante progreso económico, satisfaciendo las necesidades presentes, sin comprometer a las generaciones futuras. Se casan los conceptos de economía y medio ambiente de forma inseparable.

Los estudiosos de la mercadotecnia moderna han declarado que el marketing ecológico nace del marketing social, en ambos casos son considerados ramas del marketing. Empleando nuevas estrategias que permitan el cambio social, es decir; concientizar a las personas para el cuidado del medio ambiente, considerarse consumidores verdes, adquiriendo productos amigables y reciclando todo lo que se pueda. El mercadólogo tiene una tarea difícil, pues hoy en día es considerado una pieza clave para solucionar los problemas de los que son responsables.

Estos mismos expertos en marketing han propuesto dos perspectivas diferentes sobre el marketing ecológico. Desde el punto de vista social se aceptan las ideas y comportamientos sociales que sean benéficos para la sociedad, poniendo un alto a los comportamientos que se consideran perjudiciales. Desde la perspectiva empresarial el marketing ecológico es empleado por las empresas, adoptando una nueva cultura organizacional que permita la adopción de nuevos valores; sin perder su identidad. Obteniendo a su vez la imagen de Empresa Socialmente Responsable al declararse amigable al medio ambiente y responsable con lo que produce y comercializa.

En conclusión: lo importante no es saberlo sino entenderlo, es decir; comprometerse con el día a día concientizándonos con acciones respetuosas. Los problemas ya nos rebasaron y lo que queda es enfrentarlos. El medio ambiente necesita una conciencia global, alcanzando una mejor calidad de vida en cada persona. Volverse verde no es tarea fácil, pero tampoco difícil; se necesita reconocer la importancia ortancia de la naturaleza para el bienestar humano. Cuida el presente sin olvidar el futuro.

Escritor:  Aarón Vázquez

Deja una respuesta